Las cortinas verticales son casi una pared

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Las cortinas verticales cada vez están más vigentes. Y no solo en su ubicación más tradicional que son los ambientes de oficina, donde cubren grandes ventanales o separan zonas de trabajo dependiendo de cada situación. También se están usando en otro tipo de instalaciones comerciales como cafeterías o restaurantes. Están llegando incluso a las casas, donde se usan especialmente en los cuartos de estar con amplias aperturas de balcones o ventanas. Si bien, no es el único lugar donde se pueden encontrar, ya que pueden aparecer en cocinas, o en ventanas de zonas de paso de la vivienda.

¿Es vertical o no?

Puertas y ventanas de estilo moderno de homify
homify

Flächenvorhang von erfal

homify

Este modelo de cortina se puede calificar de vertical, ya que la idea de las estrechas lamas más habituales se han mantenido aunque incrementando considerablemente su anchura. Pero por otra parte el movimiento a partir de un deslizamiento las haría unas cortinas más convencionales. Sin embargo, este elemento tiene poco de tradicional, al revés, es una idea muy moderna y elegante, ya que la cortina genera varias superficies decorativas, en este caso con motivos vegetales, pero que puede ser cualquier tipo de estampado. Desde luego, es una buena idea para un salón de ambientación contemporánea y elegante.

La típica cortina vertical de oficina

Tal y como lo vemos en la imagen, un conjunto de cortinas verticales suele aparecer en espacios de trabajo o aulas. Allí las grandes cristaleras de suelo a techo se ocultan o se abren con este tipo de elemento funcional y decorativo al mismo tiempo. En el caso de que los ventanales sean muy amplios es recomendable que no se use una única cortina para toda esa superficie, siendo más interesante emplear varios módulos para que así se pueden hacer varias combinaciones en la regulación de la luz natural.

Separando espacios internos

Pero en las oficinas y despachos las cortinas verticales no solo se usan para las ventanas, también son muy útiles como elemento para separar salas o despachos. Por ejemplo, la posibilidad de cambiar el ángulo de sus lamas, hace que una reunión en un despacho se oculte al resto de la oficina si así se desea, mientras que el resto del tiempo está abierto. En el caso de la foto se ve una interesante combinación en blanco. Por un lado la cortina vertical y en perpendicular un muro ondulado de policarbonato, de manera que se genera un interesante dinamismo en las paredes.

También en la cocina

Como hemos dicho más arriba, las cortinas verticales no solo son apropiadas para espacios de trabajo, también pueden llegar a nuestra casa. Aquí vemos una cortina de la casa alemana Rollomeister, especializada en este tipo de elementos. En este caso se usa en una cocina, para cubrir la amplia cristalera de la puerta de acceso a una galería externa. Su presencia en una cocina, además de práctico, nos indica que en esos fogones se tiende a cocinar platos sofisticados y no de cualquier manera.

Y, ¿por qué no en el baño?

La misma empresa alemana ofrece este modelo de cortina vertical, ahora para la ventana de un baño. Su peculiaridad es que no se trata de la típica forma rectangular, sino que es un pentágono, con la forma de una casa. De esta manera las guías superiores tienen un acusado grado de inclinación, por lo que la cortina vertical es ideal para regular la apertura de las lamas, ya que no sería práctico, y en realidad es imposible, el deslizamiento como en las cortinas más habituales.

Interpretando la idea de la cortina vertical

STORA HOTELLET: Puertas y ventanas de estilo moderno de KriskaDECOR
KriskaDECOR

STORA HOTELLET

KriskaDECOR

En este ejemplo han desaparecido las habituales lamas de tela que regulan su ángulo y se han convertido en una cascada de cadenetas metálicas de distintos colores. Está claro que es un tipo de cortina muy espectacular, más aún, si como en la foto son varias cortinas móviles que pueden cerrar espacios de distinta superficie. En realidad, es un elemento muy efectista y con clara inspiración comercial, por lo que es ideal para salones de restaurantes o de hoteles, como es el caso de la imagen que vemos.

La cortina como ornamento

La misma idea que en el caso anterior, una cortina compuesta de hileras metálicas colgantes, pero aquí ya se empieza a rizar el rizo, y los colores y grosores de los eslabones que compones esas estrechas columnas móviles de la cortina, generan una forma. En este caso, un árbol de navidad, pero bien podría ser alguna otra figura o incluso una forma abstracta. Desde luego, como elemento decorativo no se le puede negar su originalidad, pero además puede ser una cortina vertical que separe ámbitos, por lo que también tendría su carácter funcional.

Variaciones de la idea de la verticalidad

Puertas y ventanas de estilo moderno de inexdesign
inexdesign

Korean Dessert Cafe Mu-a (無我)

inexdesign

Aquí mostramos otra variación del concepto de cortina vertical. Se trata de una propuesta que al mismo tiempo se puede considerar cortina, persiana, estore y dependiendo de su ubicación hasta biombo. Se trata de módulos de cierta anchura, que modifican su  posición respecto a un eje central, es decir al igual que cada una de las lamas de una cortina vertical. Pero aquí son mucho más anchas y rígidas, dando un carácter más moderno al amplio ventanal y a todo el espacio.

Una cortina en mitad del salón

Si una cortina vertical puede separar ámbitos de trabajo dentro de una oficina, también puede tener un empleo similar en el amplio salón de una vivienda. Si bien su objetivo es bien diferente, ya que en un despacho se convierte en un elemento que indica privacidad y discreción, mientras que en un cuarto de estar es un contundente y muy singular elemento decorativo.

Algo clásico y recargado

La categoría de cortina vertical tiene algo de engañosa. ¿Qué cortina no es vertical? Incluso en esta imagen que vemos un conjunto de lo más completo y clásico respecto a las cortinas, nos podemos preguntar cual de ellas no es vertical. Lo son todas, tanto el visillo más fino como el recio cortinaje que solo se despliega en los días más calurosos. Es decir, cortinas verticales son todas, incluso las más convencionales, clásicas y ampulosas como en este caso. A la hora de elegirlas, solo basta con encontrar los modelos más prácticos, con los mecanismos más duraderos y que requieran poco o nada de mantenimiento, y finalmente que cuadren con el resto de la decoración de la estancia, sea un salón, una cocina o un despacho.

¿Cuál es la diferencia entre una cortina vertical y una convencional?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!