En cada habitación, un espejo

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Desde tiempos inmemorables, los espejos han sido un elemento decorativo esencial, tanto a nivel personal como en función de la estética del hogar. Tocadores, grandes salones rococós, edificios institucionales… ¡hasta ascensores! Nada se libra de la magia del espejo. Las ventajas a la hora de decorar son innegables: los espejos realzan las dimensiones de las habitaciones, ampliándolas visualmente. Pero cada estancia y cada estilo pide un tipo de espejo diferente. Vamos a conocer algunas habitaciones y sus respectivos  espejos.

En el dormitorio

Casas de estilo moderno de CSP2 studio
CSP2 studio

Zona notte

CSP2 studio

En un dormitorio no puede faltar un espejo. Bien sea cerca del armario, bien sea como parte de este, un espejo no es solo un elemento necesario a la hora de vestirnos cada mañana, además es un recurso ideal para ampliar el espacio del dormitorio. En cuartos como el que vemos en la fotografía, donde la cama ocupa gran parte del espacio, un espejo a los pies puede ser una buena solución para que la habitación dé menos sensación de agobio y respire más. 

Rincones

Cualquier rincón puede ser una buena opción para colocar un espejo. No olvidemos, al fin y al cabo, que más allá de su funcionalidad, el espejo también es un elemento decorativo sin más. En este ejemplo, el espejo reflejo las escaleras, permitiendo que podamos disfrutarlas desde un ángulo que, de otra manera, sería difícil de ver.

Dónde no puede faltar

Incluso para aquellos que presumen de no ser muy vanidosos, un espejo en un baño es imprescindible: quitarse las lentillas, utilizar el hilo dental, peinarse, afeitarse o maquillarse… el espejo es mucho más necesario de lo que pensamos. En los baños, además amplia un espacio que suele ser más bien reducido y aumenta la luminosidad. Cuánto más grande, mejor, aunque normalmente siempre será de cintura para arriba.

En la entrada

Entrada: Pasillos y vestíbulos de estilo  de Vade Studio SC

Otro lugar muy recurrente para usar un espejos son las entradas y los vestíbulos. Al tratarse de lugares que, normalmente, son más pequeños y oscuros que el resto, el espejo puede ayudar a amplificar la luz natural. Además, un espejo en la entrada es siempre muy práctico para echar una última ojeada a nuestro aspecto justo antes de salir de casa.

Sobre la chimenea

Una chimenea en el salón se convierte siempre en el centro de las miradas. Si además le colocamos un espejo justo encima destacaremos aún más esta pared, además de conseguir un efecto elegante y señorial, que nos recuerda a los grandes palacios del barroco. Los espejos en los salones son elementos puramente estéticos, que amplían espacios, aumentan la sensación de luminosidad y dan un toque chic a la estancia.

Como un invitado más

Decoración comedor: Comedores de estilo moderno de Paco Escrivá Muebles
Paco Escrivá Muebles

Decoración comedor

Paco Escrivá Muebles

Quizá un espejo en un comedor no parece la opción más funcional y práctica, pero desde luego, es siempre una gran opción de decoración, puesto que nunca está de más. Es cierto que en comedor no nos peinamos, no nos vestimos, ni es el último lugar de la casa en el que podemos echar una última ojeada a nuestro aspecto, pero muchas veces los comedores ocupan las zonas interiores de los salones. De esta forma, el comedor queda en una parte más oscura y más alejada de la ventana, por lo que un espejo puede ayudarnos a iluminarla.

¿Dónde colocarías un espejo tú? Cuéntanos los rincones de tu casa en los que luce un espejo.
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!