Cómo colocar los muebles para un dormitorio perfecto

Pide Presupuesto

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo colocar los muebles para un dormitorio perfecto

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Dormitorios de estilo  de Simone Manna 3D, Moderno
Loading admin actions …

Hay muchos criterios a la hora de elegir la habitación más importante de la casa. Funcionalidad, diseño. atractivo… Los pilares sobre los que puede asentarse la decisión son muy variados pero, entre todas las combinaciones posibles, un espacio llama poderosamente la atención: el dormitorio. La estancia de la casa destinada al descanso es, con diferencia, el espacio más íntimo del hogar y, en consecuencia, el que representará más fielmente el carácter de quienes lo utilicen. 

Dentro de su decoración hay elementos de todo tipo que pueden confeccionar diseños más o menos atractivos aunque el mobiliario ocupa un papel fundamental. Tanto su disposición como su estética influyen en el impacto visual del conjunto y, en consecuencia, ambos planos han de alcanzar un equilibrio perfecto para dar vida a ambientes acogedores y funcionales. En este libro de ideas te proponemos algunas claves para elegir el mobiliario para un dormitorio perfecto. ¿Nos acompañas?

La cama, una pieza fundamental

Elegir con acierto el mobiliario para un dormitorio perfecto gira en torno a un elemento fundamental: la cama. Generalmente, esta pieza suele ocupar el espacio central de la habitación, muchas veces, incluso, frente a la puerta, de modo que es lo primero que todo observador percibe al traspasar el umbral de la misma. Sin embargo, puedes conseguir unos efectos realmente arrebatadores optando por una disposición menos tradicional. En dormitorios pequeños, colocarla contra una pared de modo que liberes espacio en superficie puede hacer que tu habitación parezca más grande. Ya sea en el centro de un muro o pegado a él, recuerda dejar el espacio suficiente para poder levantarte cómodamente. 

Tampoco está de más que evites colocarla bajo la ventana ya que, de otro modo, podrías quedar expuestos a corrientes poco recomendables en la época invernal. Esto te permitirá además evitar una posible merma de la luz natural que penetre a través de la ventana como consecuencia de la presencia del cabecero en la misma. 

El tocador

Aunque en los últimos tiempos ha ido perdiendo protagonismo en el diseño y decoración de dormitorios, el tocador es una pieza de incuestionable belleza. Ya sea en forma de cómoda, sinfonier o tocador propiamente dicho, este elemento es capaz de conferir a los espacios un carácter único y es perfecto para dormitorios modernos, clásicos, industriales o de cualquier otro estilo. 

Antes de renunciar a su presencia puedes poner en práctica algunas recomendaciones prácticas no sólo para elegir el diseño que más se adapte a tu ambiente sino también el más funcional. Si tienes un dormitorio generoso, un diseño de mueble bajo y ancho te proveerá de un espacio extra donde poder colocar, por ejemplo, un televisor o una colección de libros para relajarte antes de ir a dormir. Si, por el contrario, la habitación es pequeña, puedes optar por un sinfonier alto y estrecho de diseño vertical.

Recuerda que lo fundamental para configurar un dormitorio perfecto es alcanzar el equilibrio entre funcionalidad y estética, una cuestión que no necesariamente ha de suponer prescindir o incluir todos los muebles habituales en el diseño de dormitorios.

Mesillas de noche

Son el complemento perfecto para cualquier propuesta que busque dar al dormitorio un carácter funcional y estéticamente atractivo aunque, con el paso del tiempo, su aspecto ha ido reinventándose. Las  mesillas de noche, compañeras inseparables de la cama, son piezas sumamente prácticas que, pese a lo sencillo de su planteamiento pueden contribuir enormemente a la belleza de la habitación. 

Actúan como soporte para lámparas, libros, despertadores y, más recientemente, los ya 'imprescindibles' smartphone pero su aportación trasciende del plano meramente funcional. La gran cantidad de diseños, formas, tamaños y colores hace que resulte difícil resistirse a incorporarlas como una pieza clave dentro de la estética de un dormitorio perfecto. 

Estudia el espacio disponible

¿Sabes cuál es el primer paso para elegir y colocar el mobiliario en un dormitorio perfecto? Sí, analizar el espacio disponible es el punto de partida para un diseño acertado. Hay muebles que resultan imprescindibles pero, una vez distribuidos en la estancia ¿tienes sitio para incorporar alguno más? Y si es así ¿has pensado qué es lo que realmente necesitas? Cuando todas tus necesidades operativas estén cubiertas, será el momento de plantearte introducir alguna que otra pieza que sume una impronta personal al conjunto. 

¿Qué tal un pequeño sillón para esas interminables charlas antes de irte a dormir? ¿Tal vez una coqueta librería para no tener que recurrir al salón con el fin de rescatar la última historia con la que despedir el día? ¿O mejor crear una pequeña zona de trabajo para aprovechar al máximo tu dormitorio? Sea cual sea la opción que te seduzca más, recuerda basar la elección y distribución de los elementos bajo criterios de proporcionalidad y funcionalidad ya que, de lo contrario, la inclusión de demasiados recursos podría mermar el atractivo del conjunto. 

La iluminación

Otro de los aspectos fundamentales para dar con el diseño de un dormitorio perfecto es el capítulo referido a la iluminación. Más allá de los muebles que hayas elegido o cómo los ubiques dentro de la habitación, un proyecto lumínico acertado te permitirá crear atmósferas muy acogedoras e, incluso, diferentes ambientes dentro de un mismo espacio. 

Lámparas de techo, iluminación led, apliques de pared, lámparas de pie… Las posibilidades son de lo más variopintas y la combinación de varias de ellas puede convertir tu dormitorio en un escenario de película. 

Optimiza tus recursos

Tan importante como el diseño que elijas para los muebles de tu dormitorio será su aportación a la funcionalidad del conjunto. Como decíamos, hay ciertas piezas que resultan imprescindibles aunque, en ocasiones, no sacamos todo el partido que se puede a su presencia. Apostar por muebles multifuncionales es una manera perfecta de poner remedio a esta situación, algo, especialmente recomendable en habitaciones donde el espacio disponible no resulta demasiado generoso.

Una cama con almacenamiento debajo, una cómoda que esconda una mesa de trabajo o una librería con algunos cestos que puedan hacer las veces de zapatero son sólo algunas ideas que puedes trasladar a la decoración para diseñar un dormitorio perfecto. 

Movilidad

El broche de oro a las recomendaciones para elegir y distribuir el mobiliario en un dormitorio perfecto es una vuelta al punto de partida. Antes de lanzarte a acumular muebles y objetos sin orden ni concierto, recuerda que la mejor manera de alcanzar tu objetivo es preservar la movilidad interior en la habitación, algo que garantizará, en la mayor parte de los casos, una atmósfera acogedora e inspiradora que resulta fundamental para hacer del dormitorio un espacio ideal para el descanso.

¿Cómo es tu dormitorio perfecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS, Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!