Descanso con arte

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

Sí, descansar es un arte y es irrebatible. Hay que saber hacerlo bien para que tenga el efecto deseado y muy bien para que nos convierta en nuevas personas ante el mundo. La mente funciona mejor después de un buen rato sin hacer nada, la televisión se ve más cómodamente desde nuestro sitio en el salón y no hay persona que llegue a casa sin querer tirarse a no hacer nada. Afortunadamente hay diseñadores en el mundo que están dispuestos a ayudarnos perfeccionando las herramientas que deben usarse si queremos gozar de un merecido reposo. Camas, sofás, pufs… y por supuesto, nuestro objeto de estudio de hoy: los sillones

Descanso sin rallarse… o no

Las curvas se adaptan a tu cuerpo. Los brazos descansan relajadamente en su reposabrazos. El escabel redondo nos invita a colocar los pies y abandonarnos al vacío. Las líneas curvas crean más redondez y las formas redondas nos dan serenidad –no olvidemos que el círculo y su representante tridimensional, la esfera, son las formas más perfectas del universo–. Los colores suaves favorecen que la mente descanse, al igual que los ojos. Este sillón es el adalid del perezoso, su mejor heraldo.

El summum

Y el séptimo día Dios descansó, dice la Biblia. Casi seguro que lo hizo en este mágico diseño, que parece creado para que el mundo se pare y solo exista lo que ocurra sobre… sobre este perfecto híbrido de sillón y cama con mesita de noche convertible en puf. Aquí se puede hacer vida, y una de las vidas más confortables que existen además. Desayunar en la cama se va a convertir en una experiencia única si se hace en este invento divino.

El hermano pequeño del sofá-cama

Detalle "gigante" que separa espacios: Salones de estilo clásico de Apersonal
Apersonal

Detalle gigante que separa espacios

Apersonal

El sofá-cama está pasado de moda. Es incómodo, duro y hay que montar un tremendo cirio para abrirlo, desplazando todos los muebles del salón para hacerle hueco. Vamos, que para el eclecticismo interno de un piso de estudiantes está bien, pero si queremos tener un poco más de estilo en nuestro salón… mejor que lo dejemos ya atrás. Si necesitamos una alternativa con más clase, aquí está la solución: un sillón-cama. Une lo mejor de todas las partes. Es cómodo, es amplio, puedes dormir en él sentado o tumbado, puedes acomodarte cuanto quieras, leer el periódico, ver una película o sentirte como un auténtico Julio César. La comodidad y el diseño no están reñidos ya, ni para tus invitados.

El relax para dominarlos a todos

He aquí el paraíso de la relajación. Sillones, sofás, hamacas… es el séptimo cielo para descansar. El estilo futón parece que quedó desfasado, pero si queremos darle un ambiente juvenil al salón lo cierto es que podemos optar por él. Y el reciclaje de palets está verdaderamente de moda. Así nace este espacio destinado a que nos olvidemos de nuestras tribulaciones diarias y nos dejemos llevar. De hecho, si nos ponemos un poco manitas nos lo podemos llevar entero a otra parte: ventajas de hacerlo todo con elementos casi portátiles. Un pequeño lujo económico y relajante.

Si es blando es cómodo

DRAP by Oruga (Grupo Temas V): Salones de estilo moderno de ORUGA
ORUGA

DRAP by Oruga (Grupo Temas V)

ORUGA

Un axioma de la naturaleza. Algo en nuestro interior nos incita a sentarnos en todo aquello que vemos blando, lo asociamos con algo cómodo, algo donde nuestros cansados huesos pueden tomarse un respiro. Por eso ver estos sillones, que parecen inmensas y cuadradas almohadas, seguramente esté haciendo que más de uno de los que estén leyendo esto haya decidido abandonar la silla e irse al salón, al sofá o a su sillón favorito. No se les puede culpar, y menos aún si tienen algo como esto en ese salón.

Sillones ondulados

MANÁ by Oruga (Grupo Temas V): Salones de estilo moderno de ORUGA
ORUGA

MANÁ by Oruga (Grupo Temas V)

ORUGA

Parece que nos abraza. El sillón rojo que tenemos en la imagen está invitándonos a sentarnos, con la promesa idílica de que no hay lugar en el mundo donde nos vayamos a sentir más a gusto. Las ondas son así, te hacen hundirte y no quieren soltarte, será complicado recuperar la verticalidad entre otras cosas porque no vas a querer hacerlo. Y otra cosa: las formas tan originales van a aportarle un plus de estilo, clase, y elegancia.

Arte desmontable

Esto sí, esto es lo que todos conocemos como un sillón de relax. Las piezas se abren y recolocan para pasar de la semihorizontalidad a la plena horizontalidad, como debe ser, tan solo moviendo una palanca. ¿Y quién dijo que eso estaba reñido con un sillón bonito? Los colores ocres son sumamente versátiles, las telas suaves abrazan y rodean. Y si todo el esfuerzo que debemos hacer para tomarnos un refresco recostado al estilo romano es manejar una manivela… vale, hasta un perezoso transigiría si el objetivo es aumentar el confort.

Curvas de infarto

Divan TANTRA Cupido: Salones de estilo moderno de Divan TANTRA
Divan TANTRA

Divan TANTRA Cupido

Divan TANTRA

Sin reposabrazos, pero ni falta que le hacen. Es el culmen del diseño, la cima de la innovación. Un sillón completa y absolutamente ergonómico, que se adapta a las curvas de la espalda de la manera más confortable posible. Hasta la cabeza puede caer en cualquiera de las dos posiciones en las que puedes tumbarte en este sillón. Y si lo que necesitas es simplemente sentarte porque quieres mantener una conversación con más gente, perfectamente puedes hacerlo de través. No tendrás respaldo, de acuerdo, pero la suavidad que se ve que tiene la tela y lo a gusto que debe ser sentarse ahí cubre cualquier otra pequeña pega.

Multidescanso en un salón

El combo-breaker de los sillones de descanso. Uniendo un sofá con tres sillones específicos para sentarse o recostarse a gusto del consumidor surge este maravilloso invento para los que son perezosos en familia. A uno le gusta tumbarse para echarse una siesta, al otro reclinarse para ver la tele y otro más prefiere estar más o menos recto (cómodo, pero recto) para leer un libro o el periódico. Y todo eso sin necesidad de separarse, porque el mismo mueble está en el propio salón de casa.

Me voy a descansar

Sunbrella: Salones de estilo clásico de Evercasa 3000
Evercasa 3000

Sunbrella

Evercasa 3000

No podíamos olvidar, como decíamos anteriormente en otro artículo, uno de los más grandes inventos del siglo XXI: el sillonhamaca. La magia surge con solo mirarlo, al igual que las ganas de dejarse caer en uno de estos y dejar pasar las horas. Descansar es muy importante, y el ambiente en el que descansemos también tiene que serlo. Así que es un buen momento para tirar el ordenador por la ventana, coger un refresco y un libro e irme a mi sillón a relajarme.

¿Qué asiento te gusta más?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!