9 FABULOSAS ideas para instalar un bar en casa

Karen Ayerve Karen Ayerve
Loading admin actions …

Casi tan relajante como sumergirse en un baño de agua caliente al final de la jornada laboral, lo es tomarse una copa de vino mientras leemos nuestro libro preferido. Y aunque la bañera se presenta como una localización bastante atractiva desde donde empezar a beber nuestra primera copa, lo cierto es que este acto de procrastinación requiere de un sitio adecuado. ¿Qué tal si instalamos un mini bar en casa? Ese lugar en el que podamos compartir una copa con nuestra pareja o amigos, o simplemente a solas, esta vez, sin necesidad de permanecer en remojo por demasiado tiempo.

En este libro de ideas hemos querido seleccionar ejemplos de espacios especialmente diseñados para almacenar bebidas de una manera elegante y creativa sin necesidad de comer demasiados metros cuadrados. Dicho esto, te invitamos a descubrir cómo encajar un pequeño bar en su casa.

1. Una isla entre el comedor y la sala de estar

Bodegas de estilo moderno de Mundstock Arquitetura
Mundstock Arquitetura

Apartamento Bela Vista 2

Mundstock Arquitetura

Uno de los lugares más comunes donde podemos hacer espacio para el bar es en la cocina, eso sí, siempre y cuando se trate de un open space con una isla en el centro o una península en uno de sus extremos. Es decir, para que la distribución funcione, esta habitación ha de compartir espacio con el salón o el comedor de casa, de lo contrario, el sentido social de la barra del bar desaparecería. No es necesario que redefinas el orden de la cocina, basta con que reserves libre uno de sus rincones, como hace el diseño de la fotografía, donde puedas almacenar las botellas de vino y demás.

2. Debajo de las escaleras

Utilizar los espacios menos pensados para colocar un mueble bar es una alternativa bastante práctica para aquellos que quieran aprovechar cada metro cuadrado de casa. ¿Qué tal debajo de las escaleras? Sin duda, un uso con el que este espacio dejará de ser un rincón muerto y al que muchos empezarán a prestar más atención de la que hasta entonces tenía. 

Si la estructura de tus escaleras es similar a las de la imagen (de una marcada inclinación), bastará con que coloques una mesa de cristal (por aquello de darle clase y estilo a este rincón), organices las bebidas sobre una bandeja también atractiva visualmente, y voilá! Nuestro pequeño mini bar ya está listo. 

3. Ese rincón con mucho potencial

Cuando se vive en un apartamento donde los metros cuadrado se utilizan con mucho cuidado por ser más bien escasos, nos resignamos a prescindir de aquellos espacios que nos resultan secundarios. Si lo pensamos dos veces, quizás seamos capaces de organizar la distribución de tal forma que no tengamos que prescindir de nada.  Una posible solución a tal dilema es el diseño de la fotografía: un minibar que se ha colocado en la esquina de uno de los muebles del salón. Ingenioso, ¿verdad?

4. La habitación completa para el bar

Pero si el espacio no es precisamente un problema, podemos destinar una habitación entera para el bar. Si así lo prefieres, te recomendamos utilizar además este mismo espacio como una sala multimedia o para la lectura. Y es que nunca está de más aprovechar cada rincón, si las condiciones del lugar nos lo permiten. Para que puedas inspirarte, hemos seleccionado este diseño de la casa de arquitectura Adriane Cesa, donde la zona de los licores hasta consigue pasar desapercibida camuflada entre los estantes.

5. En una pared

Antes te mostrábamos el diseño de un minibar ubicado en la esquina de la habitación, pues bien, éste es otro ejemplo del buen uso que podemos darles a estos rincones. Aunque esta vez, procura colocar botellas más pequeñas si el espacio del que forma parte es un salón de un tamaño más o menos decente, ya que podemos congestionar la imagen de su decoración. Un rincón pequeño, pero bien utilizado, esa es la clave.

6. Compacto y colorido

Jugar con los colores para crear composiciones visuales en los espacios es siempre sinónimo de una decoración atractiva y original. La idea es hacerlo a través del mueble en el que coloques tu minibar, como hace el diseño de la fotografía: un amarillo mostaza que aporta un interesante contraste visual sobre el fondo blanco. Aquí, se ha reinventado el concepto que se tiene de este práctico mueble, y con la ayuda de la decoración, ha acabado por convertirse en un bar. Tu principal problema ahora será decidir en qué cajón colocas cada botellín. ¿Qué te parece?

7. Para los amantes del vino

La cultura del txoko tradicional.: Bodegas de estilo rústico de URBANA 15
URBANA 15

La cultura del txoko tradicional.

URBANA 15

Contar con un espacio donde almacenar nuestra colección privada de vinos es el no va más, y casi un sueño hecho realidad, para todos los amantes del vino. El diseño de la fotografía nos demuestra que no hace falta contar con un espacio bastante amplio para poder instalar una pequeña cava, tan solo basta con diseñar parte de la pared de tal forma que podamos guardar en su interior cada botella.

Quienes prefieran el clásico minibar del que venimos hablando a una copa de vino, ¡lo tienen fácil!  Ya que ambas alternativas son perfectamente aplicables en un mismo espacio: esta vez, utiliza la parte inferior para colocar un pequeño mueble y sobre él, un par de vasos y las botellas.

8. Dedícale una zona

VIVIENDA EN EL BARRIO DEL CARMEN (VALENCIA): Comedores de estilo  de Cota Cero Interiorismo
Cota Cero Interiorismo

VIVIENDA EN EL BARRIO DEL CARMEN (VALENCIA)

Cota Cero Interiorismo

Nuestra siguiente propuesta consiste en utilizar una parte más o menos pequeña del salón y/o comedor para instalar un cómodo mueble bar. Sólo necesitaremos unos taburetes, una iluminación tenue y listo. O si lo prefieres, también puedes darle un uso alternativo a esa barra pequeña que normalmente utilizamos para tomar el desayuno, sólo hará falta acondicionar la zona como es debido, por ejemplo, cambiando lo que guardamos en los armarios por una selección de vinos y copas. 

9. En la habitación

Instalar un mueble bar en el propio dormitorio no es una idea tan descabellada como puede parecer. Las habitaciones de los hoteles fueron las primeras en apuntarse a tal lujo, como bien podemos comprobar en el diseño de la imagen. Así pues, si el tamaño de tu dormitorio lo permite, puedes plantearte utilizar los metros extras en un pequeño mueble bar. ¿Quién ha dicho que no podamos tomarnos la última copa en cama?

Como ves, instalar un minibar en casa es cuestión de saber elegir en qué habitación queremos que se encuentre. Si estas propuestas te han sabido a poco, te invitamos a leer nuestro siguiente libro de ideas:

5 consejos para abrir un bar en el sótano

Y tú, ¿te animas a poner un minibar en casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!