7 claves para evitar la humedad en las ventanas | homify
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:3644:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

7 claves para evitar la humedad en las ventanas

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Chalet Gstaad Salones rústicos de estilo rústico de Ardesia Design Rústico
Loading admin actions …

La condensación de las ventanas es uno de los problemas domésticos más habituales que se producen en nuestro hogar. ¿Quién no se ha encontrado, al llegar a casa, las ventanas empañadas y las paredes húmedas? Un incidente, cuanto menos molesto, que nos obliga a limpiar los cristales afectados. Que sea un fenómeno común es un motivo más para intentar minimizar los efectos de la condensación en las ventanas, un proceso causado por el exceso de humedad en el hogar.

Reducir este nivel ambiental mantendrá los vanos del domicilio sin mácula alguna y ayudará, además, a conservar la salud de las paredes y muros de la casa, a quienes tanto les afecta las humedades interiores. En este artículo, te mostramos la naturaleza de dichas humedades y cómo evitar su formación. 

El fenómeno de la condensación

La condensación es el proceso físico-químico por el cual un gas es enfriado hasta el punto que se materializa en su forma líquida. El aire ambiental de las casas contiene, en mayor o menor medida, vapor de agua, consecuencia directa de la actividad doméstica por lo que, hasta cierto punto, puede decirse que hay un cierto nivel de humedad normal en casa. Este vapor de agua, al entrar en contacto con una superficie especialmente fría, se condensa, volviendo tangible y visible la humedad del entorno. Cualquiera que haya salido de la ducha habrá visto el cristal empañado, fruto de la condensación.

El por qué de la condensación en las vantanas

Proyecto Terrassa Salones de estilo escandinavo de Dröm Living Escandinavo
Dröm Living

Proyecto Terrassa

Dröm Living

Ciertamente, los cristales y, por ende, las ventanas son los materiales más fríos del domicilio. Debido a ello, la condensación en las ventanas es la primera que se aprecia. El vapor de agua diluido en la atmósfera doméstica empapa estas superficies cristalinas cuando la temperatura es especialmente baja, esto es, reduciendo la máxima humedad posible y aumentando así la humedad relativa.  

No obstante, hay que comprender que la condensación sólo ocurre cuando existe demasiada humedad en la vivienda y cuando la temperatura de la superficie está muy por debajo de la temperatura del aire. Este acontecimiento se repite especialmente en invierno, cuando las paredes y vidrios están aún más fríos de lo habitual.

Consecuencias de la humedad en las ventanas

Cuando la humedad es excesiva, en primer lugar puede deteriorar la pintura de alrededor de las ventanas apareciendo las temidas humedades. Pero, más allá de las manchas, exceder el nivel de humedad normal en casa puede ser el detonante de la aparición de moho en las paredes e, incluso, caer al suelo y afectar a los pavimentos, especialmente de madera. Como mal mayor también se puede filtrar a través de los cimientos del edificio, pudiendo dañar seriamente sus muros.

Mantener una correcta temperatura

Chalet Gstaad Salones rústicos de estilo rústico de Ardesia Design Rústico
Ardesia Design

Chalet Gstaad

Ardesia Design

Si hace excesivo calor en el interior de la casa, conviene abrir las ventanas para que baje la temperatura. Si hace demasiado frío, es ineludible encender la calefacción o alguna estufa. La condensación ocurre con mayor frecuencia cuando la temperatura de la vivienda está por debajo de los 17 grados centígrados. Es vital conservar un clima templado en el interior de la casa para minimizar el riesgo de condensación en las ventanas, las humedades, manchas de moho en las paredes

Una ventilación adecuada

Cocinas de estilo moderno de homify Moderno

Orear correctamente la vivienda, con corrientes que purifiquen el aire interior con el aire exterior y disponer de un sistema de ventilación adecuado dentro de la casa son las dos medidas fundamentales para evitar las humedades. Airear la casa no consiste solo ventilar el dormitorio o el baño después de la ducha. Es una tarea que hay que realizar diariamente, abriendo las ventanas de los extremos del domicilio para que la corriente limpie la atmósfera interior y la humedad relativa se mantenga en niveles aceptables. En la cocina, es conveniente ejecutar esta labor en más de una ocasión, especialmente cuando se utilice la lavadora o el lavavajillas.

La elección del tipo de ventanas

Por ejemplo, se pueden instalar vidrios de baja emisividad, también conocido como Low E, que reducen considerablemente la pérdida de calor. Las ventanas de tormenta son otra opción bastante económica y las de múltiples acristalamiento mejoran también las condiciones térmicas de la vivienda. Consulta siempre con los profesionales de acristalamiento para una elección más segura.

Algunos consejos más

Hotel in Mallorca Cal Reiet / The Main house Salones de estilo mediterráneo de Bloomint design Mediterráneo
Bloomint design

Hotel in Mallorca Cal Reiet / The Main house

Bloomint design

Entre ellos, no cerrar cortinas y persianas para que el aire circule alrededor de los cristales, mantener la atmósfera tibia, utilizar extractores y colocar ventiladores, no tapar la chimenea, utilizar deshumidificadores. Aplicar estas recomendaciones puede marcar la diferencia entre tener un nivel de humedad normal en casa o que se convierta en un problema.

¿Cómo combates los problemas de humedades en casa? ¡Cuéntanos en los comentarios!
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!