Jardines de estilo mediterráneo de gpinteriorismo S.C.

Más de 20 jardines pequeños y encantadores ¡muy fáciles de hacer!

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

¿Quieres transformar ese pequeño espacio exterior en una zona verde atractiva pero no sabes por dónde empezar? ¿Te parece que la superficie de tu terreno limita las posibilidades de crear un jardín? Tenemos buenas noticias. Estás en el lugar apropiado porque sean cuales sean las dimensiones de tu área al aire libre, nuestros expertos tienen las claves para convertirlas en espacios llenos de vida. 

En este libro de ideas hacemos un repaso por más de una veintena de jardines pequeños encantadores y, lo mejor de todo ¡fáciles de hacer! Desde añadir un poco de color a dar vida a una zona estancial para disfrutar dejando que la brisa de la primavera acompañe el aroma del café, aquí encontrarás multitud de propuestas aptas para todo tipo de jardines. Coge papel y lápiz porque empezamos nuestro paseo por la inspiración. ¿Te apuntas?

1. Un sendero con encanto

Si cuentas con una zona verde pero sientes que falta algo ¿por qué no pruebas a incorporar un coqueto sendero? Unos sencillos adoquines dispuestos de una manera original transformarán por completo tu pequeño jardín dotándolo de un recurso muy original. Si aún así buscas incrementar su atractivo, siempre puedes apostar por darle un toque de color con unos preciosos macizos de flores. 

2. En cualquier rincón

Hasta los rincones más pequeños son susceptibles de convertirse en una atractiva zona verde. Basta con colocar unas jardineras de madera que puedes hacer tú mismo al abrigo de la tendencia DIY (Do it yourself), colocar sobre ellas algo de vegetación y salpicar la superficie con piedra o grava y… ¡voilà! Ya tienes un jardín en esa esquina que tanto te traía de cabeza.

3. Para perderse

No sólo en el exterior puedes llamar la atención con un pequeño jardín. También desde el interior y es que, la sola contemplación de un espacio verde desde la comodidad del salón es perfecta para vivir un momento relajante. Esta propuesta resuelve con maestría la cuestión, colocando la zona de plantas multicolor bajo la ventana y delimitándola con unas pequeñas piedras de río. Atractivo desde fuera y desde dentro. 

4. Ocultando elementos

Crear una zona verde tiene multitud de atribuciones pero, más allá de su naturaleza inspiradora, un pequeño jardín puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de 'esconder' según que elementos discordantes de tu paisaje exterior. Fíjate, por ejemplo, en esta propuesta en la que un muro verde hace de telón de fondo al espacio ocupado por el aparato de climatización que, por otro lado, queda alejado de miradas indiscretas gracias a una serie de plantas dispuestas a su alrededor. 

5. Una bienvenida de lujo

¿Quieres dejar a tus invitados con la boca abierta? Entonces nada como crear en el acceso a la vivienda un pequeño jardín que te permita dar un recibimiento de lujo a tus visitas. Basta con delimitar un coqueto espacio como parte del camino que conduce hasta la puerta para hacer una bienvenida de lujo. 

6. Poco mantenimiento

Los cuidados que requieren las zonas verdes constituyen, en no pocas ocasiones, un hándicap a la hora de incorporarlo al diseño de nuestro paisaje exterior. Sin embargo, no hay por qué renunciar a ellas aunque el tiempo apremie. Un pequeño jardín de poco mantenimiento, como este que ves en la imagen a base de arbustos de clima seco sobre una cama de piedras, es una idea perfecta para quienes viven asediados por el reloj.

7. Junto al garaje

Un garaje no es un espacio que, en principio, resulte demasiado atractivo estéticamente hablando. Sin embargo, siempre puedes añadir un toque de estilo salpicando su perímetro con algo de vegetación. Un pequeño jardín delimitando este espacio le confiere al diseño que te proponemos un halo de elegancia. 

8. Marcando los límites

Un pequeño jardín con personalidad propia es un sistema a tener en cuenta para delimitar ciertos espacios dentro de un área exterior más amplia. Con unas simples macetas puedes rematar el final de tus áreas al aire libre o, sencillamente, marcar el lugar destinado a una barbacoa. 

9. Aires rústicos

Para los amantes del estilo rústico también hay diseños que, en pequeño formato, resuelven con mucho estilo la incorporación de un pequeño jardín al paisaje más allá de los muros interiores del hogar. El uso de madera como material protagonista de esta composición en forma de jardinera alargada es perfecta para crear un manto verde a base de aromáticas y otras especies. 

10. Integrado en el ambiente

Para realzar aún más la belleza de un jardín de dimensiones reducidas puedes optar por darle continuidad al verdor propio de la vegetación. Aquí se apostó por un muro de color verde que resalta la apuesta cromática de las especies elegidas (arbustos, lirios… ).

11. Un huerto en casa

Los huertos urbanos se han convertido en tendencia entre los hobbys de quienes habitan las grandes ciudades. Tanto es así que no está de más plantear tu pequeño jardín como escenario de esta afición tan natural. Tomateras, cebollas, aromáticas ¿cuáles son tu preferidas?

12. Un manto de flores

En muchas ocasiones no es tanto la superficie que ocupa el jardín como el hecho de crear áreas diferenciadas en su interior. La fórmula empleada para romper la hegemonía del césped en este espacio al aire libre ha sido la instalación de una coqueta vasija de la que emanan flores cual fuente que proporciona vida. 

13. Áreas para el descanso

Hacer que un jardín pequeño derroche encanto no implica recurrir a diseños excesivamente contemporáneos que, en ocasiones, no se interpretan conforme a las necesidades de los usuarios. Una sencilla zona estancial con un cómodo asiento sobre un lecho de grava, rodeado de naturaleza es suficiente para invitar a disfrutar de una agradable lectura arropado por el trinar de los pájaros. 

14. Novias del sol

Todas las flores tienen la capacidad de embellecer cualquier jardín que apuesta por ellas como parte de su diseño. Sin embargo, si estás buscando algo que resulte especialmente original ¿qué tal las conocidas como 'novias del sol'? Estas flores tienen la capacidad de cerrarse durante la noche y mostrar toda su belleza a la luz de astro rey. Si salpicas tu pequeño jardín con unas cuantas macetas con este tipo de vegetación conseguirás un efecto increíble. 

15. Rústico pero discreto

Una gran maceta de hormigón sobre una base de madera es todo lo que esta terraza necesita para transformar su imagen e incluir un pequeño jardín lleno de encanto. La idea es sencilla pero denota un cuidado gusto por los ambientes rústicos más acogedores. 

16. Geometrías

El uso de jardineras está especialmente indicado para espacios de reducidas dimensiones. Además de permitirte crear zonas ajardinadas que se ajusten a la superficie disponible, podrás delimitar espacios con una disposición geométrica de las mismas. 

17. Explorando la verticalidad

Las paredes son un escenario a tener en cuenta a la hora de crear un pequeño jardín. Los llamados muros verdes o jardines verticales son una apuesta contemporánea, llena de estilo a la que puedes imprimir el carácter que desees dotándola, por ejemplo, de accesorios decorativos o completándola con un sistema de vegetación lineal que bordee tus áreas exteriores. 

18. La riqueza de la sencillez

Madera, piedra, una iluminación cuidada y un mobiliario exterior componen esta otra propuesta para disponer de un pequeño jardín lleno de atractivo. El detalle de las macetas colgantes completa un diseño que invita a la desconexión al aire libre. 

19. Un diseño muy completo

Son todo un clásico en la decoración de terrazas y balcones y es que, las macetas nunca pasan de moda. De hecho, su estética ha evolucionado con el paso del tiempo y, hoy en día, puedes encontrar recipientes en multitud de materiales, formas y colores para crear un pequeño jardín en cualquier rincón de tu terraza. 

20. Una jardín interior

En contra de lo que pueda parecer, los exteriores no son los únicos espacios en los que una composición vegetal puede dar vida a un jardín encantador. De hecho, los jardines de interior ganan adeptos y es que, unas sencillas macetas servirán para convertir esa zona anodina de tu hogar en un bastión natural altamente atractivo. 

21. Suculentas

Su nombre despierta los sentidos pero poco tienen que ver con satisfacer los paladares más exigentes. Las suculentas so un tipo de plantas ideales para crear un pequeño jardín con encanto, además de haber ganado popularidad en los últimos tiempos. La gran variedad de especies que puedes encontrar en el mercado te permitirá dar vida a espacios que derrochen estilo y, sobre todo, color. ¿Te apuntas a un jardín con plantas que son tendencia?

¿Cuál de estos jardines pequeños te atreverías a incorporar al diseño de tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!