Librerías, mucho más que una superposición de baldas

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Uno de los elementos que siempre encontramos en toda vivienda moderna son las baldas, bien sueltas o formando estanterías, ya que nos ayudan a mantener todo en orden. Las baldas están presentes en cualquier estancia de la casa, desde el salón hasta el baño. Cuando las estanterías se utilizan para almacenar principalmente libros y están formadas por baldas con un panel que cierra su parte trasera, éstas se denominan librerías. Las librerías son más que un mueble donde almacenar objetos, también son elementos que decoran las estancias, en la mayoría de los casos, salones y despachos.

En las estancias de las viviendas contemporáneas, donde el espacio es cada vez más reducido,  es importante elegir un diseño adecuado a la hora de colocar una librería. Podemos disponer de una amplia gama de librerías, desde las más clásicas a las más modernas, con los diseños imaginativos e innovadores y fabricadas en diferentes tamaños, colores y estilos. También podemos optar por un diseño totalmente personal, de acuerdo al diseño de la estancia. Esta amplia variedad de opciones nos garantizan que haya una librería adecuada para cada caso particular por lo que, si todavía no disponéis de una pequeña biblioteca, os animamos a buscar una estantería a la medida de vuestras necesidades.

Las clásicas librerías

Salones de estilo moderno de kt-id
kt-id

Richmond

kt-id

A la hora de diseñar una librería, existen una serie de cuestiones previas que conviene plantearse: baldas sueltas o estantería-librería, biblioteca de pared a pared o pequeños módulos, librerías combinadas con la TV y espacio de almacenamiento o librería tradicional. La respuesta a estas cuestiones dependerá de la superficie disponible en la estancia donde se vaya a ubicar, de la altura de los techos, de la decoración del espacio, de la cantidad de libros a almacenar y de las costumbres y necesidades particulares, por nombrar algunos factores.

En esta imagen encontramos un ejemplo de librería clásica, de pared a pared y de suelo a techo, perfecta para el tipo de espacio en el que su ubica.

Librerías hasta el techo

Salones de estilo industrial de Ronda Design
Ronda Design

Libreria Iron-ic, finitura Ferro naturale

Ronda Design

Si el espacio donde vamos a colocar la librería tiene una gran altura de techos (más de 2,50 m), tenemos la oportunidad de aprovecharlo con una librería de suelo a techo. Es importante garantizar la seguridad en este tipo de librerías, asegurándonos que su estructura esté bien reforzada y que la estantería esté bien fijada a la pared. 

No hay por qué ceñirse a la clásica librería de madera cuando apostamos por una estantería de estas características. Podemos reinterpretar el concepto de librería clásica mediante un diseño innovador y unos materiales acordes al estilo de decoración de la vivienda, como ocurre en la librería que vemos en la imagen.

Librerías de gran tamaño

En librerías de gran tamaño, disponer de estantes regulables o de espacios de almacenamiento con distintas alturas nos permita almacenar libros de muy distintos tamaños, haciendo que ésta sea más flexible. Cuando una librería mide más de 2 m de alto es recomendable incorporar una escalera para poder llegar a los estantes altos o disponer de algún elemento a mano que nos permita acceder a la parte de arriba con seguridad. 

También podemos incorporar puertas en determinadas zonas de la librería, tanto para almacenar cosas que no queramos tener a la vista como para resguardar del polvo los objetos más delicados. Así ocurre en la librería que os mostramos en la imagen, un elemento en el que cabe todo y con un diseño dinámico donde se enfatiza su verticalidad.

Librerías formadas por columnas

Las librerías con una fuerte componente vertical, formadas por columnas, son ideales para que los techos parezcan más altos. También el grosor de las baldas es un elemento a tener en cuenta en una librería. Una balda estándar tiene unos 2,5 cm. En las estanterías donde queremos enfatizar la vertical, debemos optar por baldas horizontales de un espesor reducido para que la estantería se vea más ligera. 

La estructura de la estantería

Lo más habitual cuando pensamos en una estantería, no obstante, es imaginarse la clásica estructura con soportes verticales y baldas horizontales donde iremos colocando nuestros libros y demás objetos. Estas estanterías, como ya hemos visto, pueden ser tipo librería (con trasera) o más ligera, solamente con baldas horizontales y la estructura vertical mínima necesaria para que la estantería sea estable.

Este tipo de estanterías que permiten ver a través de ellas se pueden utilizar adosadas a una pared, como ocurre en la estantería de la imagen, pero también son cada vez más utilizadas para separar espacios permitiendo conexión visual entre ellos.

Diseño y orden en tu librería

Salones de estilo moderno de homify

Podemos apostar por diseños que juegan con las clásicas estanterías reticulares y las descomponen, como la que nos proponen estos expertos de Lucena. En el diseño que os mostramos, rompen con habilidad las esquinas de la clásica retícula creando un expresivo juego de volúmenes. El propio diseño y el color blanco elegido ofrece, además, un aspecto sencillo, limpio y ordenado

La disposición de la iluminación también es un elemento importante que condicionará la forma en que percibimos la librería. Colocar una apliques o focos dirigidos hacia la librería nos servirá para garantizar un uso adecuado a cualquier hora, para exponer los elementos colocados en ella y, además,  como agradable luz de ambiente.

Pequeñas estanterías

Salones de estilo industrial de Metal Story
Metal Story

Regał San Diego

Metal Story

Si no disponemos de espacio suficiente para organizar una gran biblioteca o para reservar toda una pared en la que ubicar una gran estantería, no tenemos por qué renunciar a tener un pequeño espacio reservado a nuestros libros favoritos. Además, estos pueden ir acompañados de otros objetos decorativos y fotos para aprovechar el espacio y es que, hoy en día, las librerías sirven para algo más que para guardar libros. Colocar algunas cajas y cestos en los estantes de las librerías es una opción muy de moda para poder guardar objetos que puedan dar al espacio un aspecto desordenado.

Fijaos en la estantería de la imagen: fabricada en hierro y madera que aportan un aire industrial, alberga elementos decorativos, plantas, fotos y, por suspuesto, libros, en perfecta armonía.

Baldas decorativas

Salones de estilo moderno de Neuvonfrisch
Neuvonfrisch

Chuck – flexibles Wandregal

Neuvonfrisch

Organizadas en baldas independientes ancladas directamente a la pared o formadas por baldas horizontales y soportes verticales para fijarlas a la pared, una estantería puede ser un magnífico objeto de decoración en sí mismo. No necesitamos ceñirnos solamente a las baldas de madera, sino que podemos encontrarlas de distintos materiales y con distintos acabados y lo mismo ocurre con la estructura vertical. 

Incluso podemos jugar con formas de lo más originales, como en el ejemplo que vemos en la imagen. En este caso lo importante a la hora de diseñar la estantería no son los libros o los objetos que en ella vayan a ser colocados sino que sobre ello prima el valor decorativo de la propia estantería, que se convierte en protagonista de la decoración del espacio.

Líneas en la pared

Comedor de estilo  de homify
homify

ESTANTERIA CON PUERTAS

homify

La llegada de nuevos materiales al mundo de las librerías ha multiplicado las posibilidades de diseño. El diseño que vemos en la imagen se basa la posibilidad de incorporar finísimas baldas, que le aportan esa expesividad. El resto se consigue con la mezcla de partes cerradas que crean un juego de volúmenes y la incorporación de baldas inclinadas que aportan dinamismo. 

En las estanterías en general, y más aún en las que tienen un diseño más especial, con fines decorativos, resulta fundamental no caer en la saturación a la hora de colocar los objetos. Lo más importante es que la estantería presente un aspecto despejado y ordenado; de ese modo se podrá apreciar bien la propia composición de la estantería y dar valor a su diseño. 

Juego de volúmenes

Salones de estilo escandinavo de We Do Wood
We Do Wood

SJ Bookcase Large & Midi

We Do Wood

Actualmente, todo vale a la hora de crear una librería, lo importante es contar con espacio donde colocar los objetos. Si además, la composición de ese espacio de almacenaje resulta atractiva y sugerente, mucho mejor, pues dará valor a la decoración de la vivienda. Así ocurre en esta estantería de pared vintage de madera de colores, sencilla pero eficaz, pues logra espacio para almacenar todo tipo de libros y también distintos objetos de decoración, con un aspecto muy sugerente y altamente decorativo.

No renuncies a tener a mano tus libros y disfrutar del placer de la lectura al calor del hogar. Si no tienes mucho espacio, no dudes en apostar por estas librerías multifuncionales que te servirán para colocar ordenadamente lo que quieras como quieras. 

Estanterías, baldas, liberías,...¿qué prefieres?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!