Salón y baño transformados por completo ¡gracias a los muebles!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Hay personas que tienen el don de saber redecorar la casa sin gastar ni un duro, puesto que son conscientes de que unos cambios bastante simples pueden tener grandes efectos en el espacio. Por ejemplo, mover un sofá de posición. O quitar la mesita de noche y usarla como mesa de comedor. O pintar la pared de un color muy vivo. O por el contrario, revestir todo de blanco. 

Pero si además contamos con un poco de presupuesto, podremos hacer verdaderas maravillas. Una misma habitación puede cambiar completamente de aspecto con cambiar el tipo de sofá. Y como no siempre tenemos la posibilidad de visualizar todas las posibilidades de un mismo espacio, os hemos traído unas imágenes de Artur Akopov, en las que podemos comprobar cómo un mismo salón y un cuarto de baño se transforman por completo según la elección de los muebles o el color de las paredes.

Si queréis conocer algunos consejos para decorar vuestra casa de manera rápida y económica pero con gran impacto, este es vuestro libro de ideas. ¡Allá vamos!

Opción 1. Salón-comedor

Esta es la primera opción que os traemos. El salón-comedor-cocina es un espacio diáfano muy luminoso. Las tres estancias se encuentran una detrás de otra: primero la cocina al fondo, el comedor y por último, el salón. Se ha decorado de manera sencilla, combinando el blanco y el azul para aumentar la luz y la sensación de amplitud. Quizás lo que más nos llame la atención sean las cortinas azules, con un tejido pesado que ayuda a crear una atmósfera cálida y la mesa de comedor de madera, que aporta un toque muy actual.

Pero si nos fijamos bien, hay una diferencia muy marcada entre la decoración de la cocina, con un toque bastante moderno con la pared de ladrillos y la lámpara de estilo industrial; y el salón, algo más clásico, sobre todo si miramos hacia la lámpara del techo.

Opción 2. Salón-comedor

¿Qué os parece? Este sigue siendo el mismo espacio que veíamos en la fotografía anterior, pero decorado de una forma muy distinta. Los colores han pasado del blanco y el azul al gris y marrón aunque sigue manteniendo superficies blancas. Los muebles dejan de lado ese toque clásico y se vuelven mucho más minimalistas, rozando el estilo escandinavo, como podemos comprobar en el sofá y las mesitas del salón. Incluso la forma de recoger la cortina es distinta. Son pequeños detalles que marcan la diferencia.

Si os gusta este estilo de decoración, os recomendamos leer este libro de ideas: ’5 interiores de estilo escandinavo

Opción 3. Salón-comedor

Pasamos a la tercera opción. Aquí la decoración se ha oscurecido bastante si la comparamos con la primera imagen. El marrón es el color principal, pero aparece combinado con unas paredes que se pintan de colores fuertes, como el gris oscuro y el azul. Pero también tenemos que prestar atención a la vitrina de madera. En las fotografías anteriores este mueble también ha cambiado, y mucho, adoptando todas las alturas posibles. Pasa de ser un gran mueble que abarca casi toda la altura del espacio hasta convertirse en una cómoda que que deja libre la pared para decorarla con fotografías.

Opción 4. Salón-comedor

Si volvemos la mirada hasta la primera imagen, quizás esta es la que más se parezca a ella, aunque a simple vista pensemos que no tienen nada que ver. Ambas han optado por unos muebles sencillos e incluso la diferencia de estilos entre la cocina y el salón es aquí igualmente visible. También la pared de fotografías. Sin embargo, los colores son los que consiguen aquí crear un ambiente mucho más industrial y juvenil a diferencia de la primera.

Opción 1. Cuarto de baño

Pasamos al cuarto de baño. Esta estancia también da mucho juego, no creáis.  No siempre tiene que estar decorada de la misma manera. En este caso se ha optado por el blanco absoluto, una decisión que suele funcionar en esta estancia. Pero vemos que el blanco aparece combinado con la madera en el lavabo y el gris en el pavimento. 

Si usáis esta combinación, seguro que no os vais a equivocar.

Opción 2. Cuarto de baño

En comparación con la imagen anterior, este baño es bastante más sofisticado, aunque el suelo, los sanitarios y el espacio sean los mismos. Pero entonces, ¿por qué son tan distintos? Pues sobre todo se debe al mueble marrón con superficie pulida que refleja la luz. Y también a otros detalles dispersos por la habitación, como pueden ser los candelabros o las toallas de colores tostados.

Al final, son las pequeñas cosas las que transforman por completo la sensación que nos aportan los espacios.

¿Cuál es la opción que mejor se adapta a vosotros?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!