Escaleras caracol: un giro elegante en la casa

Escaleras caracol: un giro elegante en la casa

Escaleras caracol: un giro elegante en la casa

Juan Pedro Chuet Misse Juan Pedro Chuet Misse
Google+
Loading admin actions …

Una gran solución a un problema clásico: cómo comunicar dos pisos cuando hay poco espacio para instalar una escalera. Su forma de hélice resuelve este problema, pero más allá de su funcionalidad, también se busca que la escalera esté integrada en el ambiente, que aporte una cuota de elegancia y buen gusto en la estancia. Para ambientes modernos, se suelen diseñar escaleras sin alzadas, con los peldaños que parecen como flotantes, lo que da una imagen de una escalera liviana, que no choque visualmente.

Como bloques de madera apilados

Con un poco de imaginación, más que una escalera parece ese juego en que hay que apilar barritas de madera y evitar que se derrumben por su propio peso.

Con la consigna de maximizar el mayor espacio posible, y sin recargar el ambiente, se concibió esta escalera con bloques macizos de madera, sin barandilla ni pilares para unir los peldaños. Y el desafío se cumplió, inclusive da una visual rompedora entre tanta uniformidad blanca de techos y paredes.

Escalera de ida y vuelta

No es exactamente una escalera caracol, sino más bien una media escalera, ya que no llega a dar el giro completo de hélice.

De todas formas, cabe destacar cómo este tipo de escalera flotante resuelve ingeniosamente el poco espacio disponible para su colocación, que inclusive parece estar volando en algunos tramos. Aunque para ser precisos, el esquema se sostiene con los peldaños adosados a la pared y con tubos de acero inoxidable unidos a una elegante pasarela.

A un costado, se coloca un florero para romper la simetría del lugar, sobre una pared roja que destaca sobre el resto de paredes blancas.

La protagonista del salón

Pareciera que una escalera puede interrumpir la circulación en este piso, pero sin embargo, su disposición en el centro de la estancia le dan un protagonismo especial. En torno a su figura de hélice se dispone una pequeña biblioteca y una pequeña mesa decorativa.

Construida en hierro y maderas nobles, le da una cuota de calidad y elegancia a esta finca, ubicada en uno de los barrios más exclusivos de Madrid.

Casi en el aire

Con peldaños muy finos, y tirantes metálicos para sostener la estructura, se despliega esta escalera de caracol elegante, minimalista, de un blanco inmaculado que se refuerza estéticamente con la luz que entra por el pequeño ventanal.

La creación pertenece a una casa particular de Bologna, Italia, y fue diseñada por el estudio Lauro Ghedini & Partners; quien suele aplicar este concepto de escaleras elegantes y de formas etéreas en sus diseños.

La hélice de vidrio y metal

En el pequeño espacio en que se puede destinar una escalera caracol brilla con este diseño, con barandas y eje central de acero inoxidable, y peldaños creados en vidrio de seguridad. Se trata del modelo Durban, creación de Escaldecor. 

Los modelos de metal tienen más resistencia al uso continuado que las construidas en madera, y es ideal para combinar con vidrio o acrílicos en los peldaños, y siempre ofrecen una estética de modernidad y elegancia.

Como un árbol que crece

En el Castillo Ceconi, en Udine (Italia), se ha emprendido una profunda reforma de sus ambientes. En un pequeño pasillo había que resolver el dilema de cómo comunicar el piso superior de la estancia. Para ello, se diseño esta escalera en caracol, en madera, con su eje central de forma asimétrica, como si fuera el tronco de un árbol y con los peldaños en forma de trapecio.

Los peldaños, dispuestos en forma independiente, permiten ganar una mayor fluidez espacial y visual, además de una gran permeabilidad de luz, y la generación de un espacio más etéreo.

Una escalera casi invisible

Otro ejemplo de una escalera que combina el metal con el vidrio. En este caso, la permeabilidad de la luz se crea por la elegante combinación entre la escalera y la pared de vidrio, que da la sensación que la escalera es casi invisible. La columna central, en amarillo, rompe la línea estética de la estancia,

Es una solución pensada por el estudio japonés Volo para la reforma de una finca familiar en Yokohama-Shi.

De formas elegantes

Una escalera de caracol elegante, donde se combinan el metal de las barandas con la madera de los peldaños, en una figura de hélice que comunica la planta superior con la inferior.

Justamente, los peldaños mantienen la línea estética del parqué, en tanto que la baranda blanca parece una prolongación de la pared.

Esta escalera pertenece a la Casa Mikado, diseñada por el estudio Ascoz Arquitectura, de Valencia.

Diseño escandinavo en Japón.

Esta escalera de caracol presenta sus peldaños completos, con la alzada y la pedada. Creada para un ambiente de estilo escandinavo, diseñado por el estudio Omi Arch, de Komae, Japón, sigue manteniendo la misma línea estética que el piso de madera.

La escalera comunica al nivel superior y a una estancia intermedia. Las barandas, rectilíneas, equilibran la circularidad del diseño, y se presentan por secciones, cada un cierto número de peldaños.

Como un mueble más

Un salón abundante en luz, amueblado y abundante en plantas decorativas, tenía el desafío de alojar la escalera que debía comunicar con el piso de arriba.

La escalera caracol fue montada con elegancia, con un eje central delgado y los peldaños que otorgan un bonito juego visual a la estancia. Además, el color marrón claro de los escalones dan una imagen de integración con el ambiente, sin molestar a la circulación.

Si tienes una vivienda unifamiliar o un dúplex, ¿has pensando en instalar una escalera de caracol?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!