7 trucos infalibles para combinar el color de muebles y paredes | homify | homify
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:3566:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

7 trucos infalibles para combinar el color de muebles y paredes

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Cocinas de estilo rústico de homify Rústico
Loading admin actions …

El color es una cualidad presente en multitud de aspectos de la vida, desde la decoración y diseño de interiores, a la gastronomía pasando por la vestimenta, el pelo, las uñas… Su significado trasciende de su definición como la sensación producida por los rayos luminosos que impresionan las retinas en función de su longitud de onda. Permite expresar estados de ánimo, rasgos de personalidad, diferenciarnos… Es, en definitiva, una potente herramienta de comunicación y, en consecuencia, un elemento a tener en cuenta en cualquier proyecto decorativo que se precie. 

Los colores se manifiestan en el interior del hogar en multitud de objetos y elementos que se funden con el espacio creando ambientes de todo tipo. Paredes, suelos y techos son otros escenarios que se visten de color haciendo que las combinaciones de unos y otros determinen los estilos de nuestros interiores y las sensaciones que, cada una de las estancias, transmitirá a quienes habiten en ellas. Pero ¿cómo hacer una gestión acertada de la paleta cromática? En este libro de ideas te proponemos un repaso por 7 trucos infalibles para combinar el color de muebles y paredes. 

1. Un mobiliario de acero inoxidable

Curvytile Cotto Chestnut, Deco Patchwork Ceramic 26,5x26,5 Cocinas de estilo rústico de homify Rústico
homify

Curvytile Cotto Chestnut, Deco Patchwork Ceramic 26,5x26,5

homify

Los acabados metálicos son una opción presente en multitud de diseños de interiores. Muebles de acero inoxidable pueden formar parte de la decoración de cocinas, salones o comedores de marcado aire industrial, ecléctico o, sencillamente, contemporáneos. Su contrapunto cromático más apropiado son las paredes blancas o grises que, en definitiva, no hacen sino reforzar esa naturaleza aséptica del acero. Sin embargo, un mobiliario fabricado con este material aporta un brillo muy característico a los ambientes y también combina con otros tonos más cálidos como el empleado para el pavimento de el suelo de esta cocina.  

2. Tonos calientes o fríos

Estudio de Arquitectura y diseño sanahuja&partners Oficinas y tiendas de estilo moderno de sanahuja&partners Moderno
sanahuja&partners

Estudio de Arquitectura y diseño sanahuja&partners

sanahuja&partners

Cada una de las estancias de la casa tiene su propia personalidad y, en consecuencia, los colores responden a su naturaleza particular. Sin embargo, existen ciertas consideraciones que has de tener en cuenta, principalmente, a la hora de dividir espacios o decorar elementos de transición (aunque la recomendación es extensible a cualquier estancia de la casa). Por norma general, los colores cálidos tienen la capacidad de estimular los sentidos, creando espacios acogedores que se visten de amarillo, ocre o tonos castaños, Los tonos fríos, por su parte, tienden a propiciar la relajación, con apuestas como el gris, el azul, el verde o el violeta. Estos últimos han de ser utilizados con mimo ya que, una presencia inapropiada de alguno de ellos, puede dar como resultado una atmósfera aséptica o excesivamente fría que iría en contra de lo que se le presupone a un hogar.

3. Un mobiliario blanco

El blanco es un color versátil capaz de encajar con otros muchos tonos. Si tus muebles son blancos, has de saber que tienen la capacidad de aportar luminosidad a las estancias y, en muchas ocasiones, son ideales para hacer que el espacio parezca más grande. En cualquier caso, si las piezas del mobiliario se visten de blanco ¡enhorabuena! El abanico de posibilidades para tus paredes te permitirá optar por tonos fríos o cálidos haciendo que, en ambos casos, reine la armonía. 

4. Muebles shabby chic

El estilo shabby chic se caracteriza, entre otras cosas, por la mezcla de colores cálidos y fríos que acompañan a tonalidades claras. Su naturaleza romántica y ese aire desgastado de los elementos que forman parte de la decoración confieren un encanto muy característico a espacios en los que, el mobiliario antiguo se intercala con piezas modernas. La madera es el material preferido para un mobiliario de estética envejecida lograda, en buena medida, por el empleo de blanco y beige como parte de la receta del éxito. Un truco infalible para combinar estas piezas con las paredes es apostar en estas últimas por la amplia gama de tonos pastel y, como no, el polifacético blanco. El papel pintado es otro de los revestimientos que encajan a la perfección con este tipo de ambientes. 

5. Muebles de madera natural

CASA HORIZON Comedores de estilo moderno de Barea + Partners Moderno
Barea + Partners

CASA HORIZON

Barea + Partners

Otra de las combinaciones ganadoras que puedes trasladar a tus interiores es la que gira en torno al uso de muebles de madera natural con paredes en tonos cálidos. Este tipo de elección es ideal para estancias que buscan transmitir serenidad, ya sea el dormitorio, el salón o, incluso, el baño. El abanico cromático para los muros comprende desde el blanco al beige dándole a la atmósfera en cuestión un carácter muy acogedor. Completar la decoración con una iluminación indirecta apropiada será una buena manera de conseguir un interior contemporáneo y lleno de calidez. 

6. Muebles metálicos

No son la opción más habitual pero los muebles metálicos están presentes en muchos diseños con marcado carácter industrial protagonizadas por la desnudez de los materiales o la altura de los techos. Aunque su presencia imprime carácter a los espacios, no están recomendados en habitaciones pequeñas y, siempre que elijas este tipo de muebles, la combinación perfecta girará en torno al uso de colores claros en las paredes. Puedes utilizar la misma gama cromática que marque el mobiliario si lo haces en una única pared pero procura vestir el resto con tonos más claros o blancos para dotar a tus interiores de un aspecto más vanguardista. 

7. Diseño

No solo el color es importante, también el diseño. En este capítulo, el mobiliario tiene mucho que decir. Piezas creadas a partir de líneas puras pueden asimilar multitud de colores sin que la elección de unos u otros les reste un ápice de atractivo. Fíjate si no en este aparador de estilo nórdico. Su diseño sencillo en tonos claros combina perfectamente con el color intenso de la pared haciendo que la pieza en cuestión resalte en la escena de un modo elegante y con carácter. 

¿Te gustaría llenar de color tus paredes con independencia del tono de tus muebles? Descubre cómo hacerlo en nuestro libro de ideas: 10 diseños para paredes llenas de color.

Y tú ¿qué trucos para combinar el color de muebles y paredes pones en práctica?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!