Una casa bicolor llena de luz natural

Imanol Fernández Imanol Fernández
Loading admin actions …

Una de las decisiones más difíciles de tomar a la hora de decorar una casa son los colores que vamos a utilizar. El espacio y la luz natural son dos de los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir la gama cromática para evitar caer en errores y contrastes que puedan resultar molestos. Una opción que nunca falla en una casa que dispone de mucha luz natural es el contraste entre los tonos blancos y grises. Dos colores que se pueden combinar en todo tipo de decoración de interiores, desde el estilo clásico y vintage hasta el estilo moderno y minimalista. Cómo muestra un botón, la House-Tees, situada en Estados Unidos y cuyo interior ha sido diseñado por el estudio de Jordi Vayreda. Pasen y vean.

Un exterior urbanita

El contraste de estos dos colores se aprecia desde el primer instante. El exterior está basado en tonos grises y, a modo de presagio de lo que en el interior nos vamos a encontrar, se ha colocado en la entrada una maceta blanca con un diseño vanguardista. Este tono plomizo de la fachada crea además una atmósfera urbana y chic.

Vista al exterior

Desde luego que si hay algo que destaca en este salón son las grandes ventanas que permiten la entrada de grandes cantidades de luz. Lo cual produce un ambiente cálido y acogedor que puede llegar a ser la envidia de todas las casas. Pero lo mejor de todo son las impresionantes vistas que tiene al jardín y a la naturaleza que rodea la casa.

El gran salón

Al ser el un color tan utilizado en interiorismo, podemos encontrar una amplia variedad de muebles y complementos de decoración en diferentes tonalidades de grises. Como por ejemplo la lámpara arco o el sofá que combinan a la perfección con el tono de la pared. Pero aunque la decoración del hogar se base en los colores blanco y gris, tampoco está de más darle un toque de color.  En este caso, se ha escogido una alfombra morada que forma una estética muy acogedora y sofisticada.

Escaleras funcionales

Estas son de color negro y con una barandilla formada por vidrios de diferentes tamaños que llegan hasta el suelo y van creciendo según la altura de la escalera. Un toque más de elegancia para este exquisito hogar. Hay que observar también como la luz que entra por los ventanales de la imagen anterior pasa por los huecos de la escalera, yendo a parar directamente a la puerta de entrada. Claridad desde luego no le faltará en los días de sol.

Una cocina sobria y elegante

Nuestra siguiente parada es la cocina. ¿A qué amante de la cocina no le gustaría pasarse horas aquí cocinando? Y es que su gran amplitud permite tenerlo todo ordenado y limpio. Destacan en ella los tonos grises de la encimera y el frigorífico americano, otorgando cierto aire industrial a la cocina. En este caso, la nota de color la pone el negro del horno y del microondas. Como en toda cocina moderna que se precie, estos dos electrodomésticos están perfectamente acoplados en los armarios de la cocina y a una altura adecuada.

Un baño neutral

Original y moderno. Una vez más el gris propocina al cuarto de baño un toque actual y elegante. También es un color perfecto para aquellos que tengan que compartir el baño con personas del sexo opuesto, ya que se trata de un tono neutro. Además del gran espejo, uno de los aciertos del baño es el estor que tamiza la entrada de luz, pero no impide completamente su paso.

Así que va siendo hora de que nos quitemos esa idea de que el gris es un color triste y frío. Más bien todo lo contrario. Utilizado adecuadamente, llena de vida y armonía cada uno de los espacios del hogar. 

Si te ha gustado el interiorismo de esta casa, no te pierdas:

- La elegancia del blanco y negro: un piso vanguardista

¿Qué opinión te merece el uso del blanco y el gris para decorar el interior de una casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!