Mesas de escritorio: cómo organizar un área de trabajo en casa

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

En las viviendas actuales es casi indispensable contar con una zona especial destinada al trabajo o al estudio. Cada vez es menos independiente la función de trabajar y la de habitar y, a día de hoy, no es nada excepcional llevarse trabajo a casa o, incluso, que la vivienda propia sea además el lugar habitual de trabajo. También puede darse el caso de que en la vivienda habiten niños o adolescentes, lo que implica la necesidad de disponer de un espacio para que estudien o para que realicen sus tareas escolares. Y aunque no se de ninguna de estas situaciones, es frecuente que la gente dedique a diario tiempo a 'navegar' por internet, aunque no sea con fines profesionales. Existen, por tanto, infinidad de situaciones diferentes pero, sea por el motivo que sea, es probable que necesitemos un espacio de trabajo/consulta en casa y es importante que esté bien diseñado para que sea eficiente.

Dependiendo del tamaño de nuestra vivienda y de la organización de los espacios de la misma, la mesa de trabajo puede ocupar un rincón de una de las estancias o se puede disponer de una habitación destinada en exclusiva para trabajar. En cualquiera de las situaciones debemos contar con mobiliario específico para ello. Muebles como la mesa de escritorio y la silla son básicos para organizar una zona de trabajo pero debemos pensar en mobiliario auxiliar y en accesorios como estanterías, cajoneras, lámparas, etc. para plantear un área de trabajo que funcione verdaderamente y facilite la tarea a desarrollar.

Tu rincón de inspiración

Estudios y despachos de estilo minimalista de De Steil

Resulta una obviedad señalar que dedicamos muchas horas de nuestra vida a trabajar o a estudiar pero conviene recordarlo cuando nos disponemos a diseñar un espacio de trabajo. Si así lo hacemos, seremos conscientes de la importancia que tiene elegir bien el mobiliario de oficina y apostar por unos muebles cómodos, prácticos y adaptados a las necesidades concretas que tenemos. Además de pensar en cuestiones prácticas, no debemos olvidarnos de cuestiones estéticas pues la zona de trabajo deberá combinar con el resto del mobiliario y decoración de la habitación en la que se encuentra. Si vamos a crear una habitación independiente para trabajar,  deberá diseñarse de manera integral el resto de elementos . 

Está comprobado que un buen diseño, equilibrado, donde los colores armonicen y donde se incorporen detalles de decoración originales para dar un toque personal al espacio, aumenta la motivación, resulta inspirador, favorece la concentración y, en definitiva, mejora la productividad.

Analizar las necesidades

De cara a la elección de la mesa de escritorio, la silla de oficina y demás elementos que vamos a necesitar para la zona de trabajo, es esencial dedicar un rato a analizar bien el tiempo que vamos a pasar utilizando esta zona diariamente, quién va a utilizar el área de trabajo (niños, jóvenes, adultos)  y con qué fin (si va a estar destinada a estudiar, trabajar o a disfrutar de un tiempo de ocio en el ordenador), qué elementos vamos a necesitar para trabajar (ordenador, impresoras, teléfono, cuadernos,… ), etc. Todo ello nos llevará a hacer una previsión del espacio que necesitamos para almacenamiento, del tipo de mesa de escritorio más conveniente para la tarea que vamos a desarrollar o de su tamaño ideal, del tipo de silla que vamos a necesitar,… En definitiva, nos permitirá diseñar a priori el espacio de trabajo evitando colmatar el espacio con una acumulación de elementos no adecuados a nuestras necesidades concretas.

La mesa de escritorio

Que duda cabe que la mesa es el elemento más importante del espacio de trabajo. Una mesa de trabajo debe tener  una altura de unos 70 cm, siendo recomendable un mínimo de 120 cm de ancho y de 70 cm de fondo. Cuando la mesa va a servir, sobretodo, para estudiar, lo aconsejable es que sea de un material opaco con acabado mate para eliminar así molestos reflejos.

Analizadas las características que debe cumplir la mesa que necesitamos para nuestra zona de trabajo, podremos encontrar infinidad de opciones entre las que elegir, con una gran variedad de diseños y materiales. Debemos pensar en la decoración de la estancia en la que vamos a colocar la mesa para elegir si nos conviene más una mesa de madera, de vidrio. metálica o de otro material, así como el tipo de estructura de la mesa y, en definitiva la línea de diseño y el estilo que mejor se adapta a nuestro espacio. Puedes echar un vistazo a las alternativas que proponen Muebles Flores Torreblanca, uno de los expertos que puedes encontrar en Homify.

Área de trabajo móvil

Vivimos tiempos convulsos, especialmente, en lo que respecta al trabajo. Hoy en día son habituales los cambios constantes en las necesidades laborales o que nos veamos obligados a desplazarnos por cuestiones de trabajo. Esto puede derivar en que las características de nuestra zona de trabajo en casa se modifiquen, que cambie la rutina laboral o las actividades que realizamos en nuestra horas de trabajo, o que tengamos que trasladar nuestra oficina a otro lugar. Para este tipo de circunstancias tendremos que recurrir a un tipo de mesa de escritorio más versátil y con un carácter menos permanente. 

Una mesa formada por un tablero o un panel de vidrio sobre unas patas móviles como, por ejemplo, unos caballetes de madera, pueden ser una muy buena opción para estos casos. Desde el punto de vista estético, le puede dar al espacio un aire naif que aporte un toque desenfadado a la estancia. Eso sí, en ningún caso debemos renunciar al confort, pues es algo importante para nuestra salud y para que el trabajo sea más eficiente. Por ello, elegir una buena silla será un factor fundamental pese a que se trate de una zona de trabajo 'móvil'.

Una mesa adaptada a las necesidades

Habitaciones infantiles de estilo  de homify
homify

Marco 2GT von Paidi

homify

Tareas específicas requieren de herramientas específicas. Es decir, las características de la mesa son diferentes dependiendo de la actividad principal que vayamos a realizar en ella. Si la mesa de escritorio se va a utilizar habitualmente para dibujar, por ejemplo, necesitaremos que sea regulable en altura y que el tablero se pueda inclinar para proteger al usuario de futuras lesiones musculares. Disponer de un tablero que se pueda inclinar o, en su defecto, de un atril puede ser una buena opción si se dedica mucho tiempo a leer o a estudiar. Proteger nuestra salud y ofrecer facilidades a la hora de trabajar deben ser prioridades a tener en cuenta cuando diseñamos nuestro espacio de trabajo.

Una mesa de escritorio donde reine el orden

Tener la zona en la que trabajamos o estudiamos bien ordenada es fundamental para ahorrar tiempo y evitar distracciones. Pensar de antemano dónde vamos a almacenar los utensilios que utilizamos frecuentemente nos ayudará posteriormente a realizar el trabajo de una manera más eficiente. Elegir una mesa que tenga cajones integrados puede sernos de gran utilidad cuando la tarea a desempeñar necesita de utensilios que debemos tener cerca. 

Aprovechando bien los rincones

Estudios y despachos de estilo clásico de Meltons
Meltons

Belgravia –

Meltons

Las habitaciones de las viviendas no suelen ir muy sobradas de espacio, especialmente si se trata de una habitación infantil o juvenil. Por ello, debemos pensar bien el espacio donde vamos a ubicar la mesa de escritorio. 

Aprovechar un espacio pequeño no significa renunciar a diseñar cuidadosamente la zona para asegurarnos de que disponga de todo lo necesario: una mesa con una altura adecuada y un tamaño idóneo, zonas de almacenamiento suficiente, etc. y todo ello bien integrado en la habitación en la que se ubica.Con una idea de diseño clara y un poco de imaginación podemos encontrar soluciones para instalar una pequeña zona de trabajo en cualquier rincón libre de la casa.

Tener todo a mano

Mesa de trabajo: Oficinas y tiendas de estilo  de osb reformas
osb reformas

Mesa de trabajo

osb reformas

Trabajar en casa tiene muchas ventajas, por el tiempo que se ahorra en desplazamientos, por  la autonomía e independencia que supone y porque 'como en casa no se está en ningún sitio'. Cada vez son más los privilegiados que eligen esta opción. Pero, como todo, también tiene su parte negativa puesto que tiene el peligro de no desconectar nunca del trabajo. Por ello, hay que ser muy cauteloso en estas situaciones y diseñar una zona para la actividad profesional claramente independiente del resto de la casa. Incluso, si la zona de trabajo comparte espacio con otras estancias de la casa, su diseño debe incorporar elementos y materiales especiales que hagan de esta área un espacio conceptualmente independiente del resto. 

Calcular bien el espacio que vamos a necesitar para el almacenamiento nos ayudará a tener la zona de trabajo ordenada y que la actividad profesional no invada los espacios propios de habitar. En la imagen vemos algunos trucos originales para hacer más sugerente y  especial el espacio de trabajo.

Detalles que favorecen la ergonomía

Estudios y despachos de estilo minimalista de De Steil

Es muy importante, cuando destinamos muchas horas a realizar un trabajo o a estudiar, cuidar todos los detalles y echar mano de accesorios que nos ayuden a buscar una buena ergonomía para hacer confortable la tarea y que nuestra salud no se resienta. Por ejemplo, si para nuestra tarea diaria vamos a utilizar el ordenador, tenemos que asegurarnos de que la pantalla se encuentre a la altura adecuada. 

Existen accesorios para elevar las pantallas de ordenador o para que el apoyo de los pies se realice de la manera adecuada o elementos que protegen la muñeca cuando utilizamos el ratón del ordenador. Reservar espacio para este tipo de accesorios prevendrá futuras patologías asociadas a la actividad que realizamos.

El almacenamiento del material de trabajo

Sabemos que trabajar no siempre es divertido, como tampoco lo es estudiar. Por eso, es bueno que el diseño de nuestra zona de trabajo nos facilite la ardua labor. Trabajar o estudiar en casa puede implicar que aumente la posibilidad de que nos distraigamos. Para evitar las tentaciones es importante crear un espacio de trabajo acogedor y profesional al mismo tiempo, fácil de limpiar y de ordenar. 

Diseñar bien el espacio de almacenamiento nos será de gran ayuda para mantener la zona de trabajo en un estado inmejorable. Elegir cajoneras que puedan acoplarse a nuestra mesa de escritorio, disponer de estanterías junto a la mesa o detalles como la distribución y el orden del cableado de los distintos aparatos que vamos a necesitar, nos ayudará enormemente a tener el espacio de trabajo ordenado y despejado.

Plano de trabajo bien iluminado

Estudio Led : Estudios y despachos de estilo moderno de FM ILUMINACION SL

Por último, todos sabemos lo importante que es una buena iluminación a la hora de trabajar. El tipo de tarea que vayamos a desarrollar nos indicará las necesidades lumínicas y éstas variarán según las horas habituales a las que vayamos a realizar el trabajo. En cualquier caso, tenemos que contar con una buena iluminación ambiental, que nos garantice una luz uniforme en el espacio de trabajo. También deberemos contar con una luz puntual que podamos dirigir hacia plano de trabajo. Una buena combinación entre ambos tipos de iluminación, que garantice que no haya grandes contrastes lumínicos en la zona de trabajo, nos ayudará a concentrarnos en la tarea y protegerá nuestros ojos de la fatiga visual previniendo futuros problemas de vista.

¿Cómo eliges tú la mesa de escritorio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!