de estilo  de Alessandro Ferro Architetto

87 m² con muchas ideas para ahorrar espacio

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

La renovación de este apartamento en la década de 1960 supuso un verdadero desafío para el arquitecto Alessandro Ferro, experto que ha estado a cargo del proyecto y de la obra. Con un presupuesto de unos 40.000 €, ha planteado una reforma integral para esta vivienda, interviniendo en cada uno de los 87 metros cuadrados que la componen. 

La vivienda a reformar contaba con un enorme potencial, pues goza de una vista maravillosa sobre una de las plazas de Siracusa, un gran espectáculo. Mediante la reforma se pretende también sacar partido de este enorme privilegio que con el estado previo no estaba siendo explotado de la mejor manera. En la vivienda reformada, donde se ha apostado por ambientes fluidos y estancias espaciosas,  sumado a la presencia dominante del blanco, cobra una nueva importancia este elemento.  ¿Vemos el resultado?

Nueva distribución

La planta original de la casa seguía una distribución tradicional, propia de la época en la que había sido construida, 1960. La vivienda estaba configurada con habitaciones exteriores comunicadas a través de un pasillo central interior. La intervención realizada ha permitido crear estancias más amplias y espaciosas mediante la eliminación del pasillo distribuidor, eliminado tabiques para conseguir espacios fluidos.

La zona de día, una apuesta por el 'open space'

Empezamos a descubrir el aspecto de la casa reformada por su sala de estar. En esta estancia nos encontramos ante un ambiente espacioso y que busca la esencia, gracias a un mobiliario que ha sido cuidadosamente elegido para no añadir más de lo necesario. Al hacerlo, el salón gana en brillo y luminosidad, dando la sensación de ser aún más espacioso. 

Los suelos de madera ofrece una sensación de calidez que, combinadas con los colores delicados del mobiliario, maximizan la luz natural. 

Espacio y detalles

Como veíamos en la imagen anterior, la combinación de paredes blancas, sofá beige, resulta perfecta. Las estanterías azules, que vemos mejor en esta perspectiva de la sala, añade el toque definitivo.

Cabe señalar también que se ha optado por organizar el mobiliario de la  sala de estar de una manera original: se han aprovechado las zonas perimetrales de la estancia para almacenar objetos y accesorios, especialmente la pared lateral, que cuenta con un sistema de de los estantes.

El comedor

La zona central de la estancia y las paredes frontales se liberan para dar como resultado una estancia despejada y muy versátil. De esto también saca partido la zona destinada a comedor, que comparte el mismo espacio donde se ubica la zona de estar. 

Realmente acertada resulta con la combinación de la mesa blanca y de las sillas, tres de color azul y otras tres de un original olor mostaza que aporta personalidad al comedor.

Espacios de almacenamiento

Los espacios de almacenamiento son uno de los puntos clave del proyecto. La demolición de los tabiques que configuraban el pasillo de la casa, ha permitido liberar espacio para situar un núcleo cerrad donde se agrupan los armarios. Esta zona, situada justo delante de la puerta de de entrada, da forma a un vestíbulo de acceso que, a la postre, resulta una forma muy conveniente y funcional de poner orden en casa. 

El bloque central

El resultado de la zona de vestíbulo de entrada, como aquí comprobamos, no sólo es práctico sino que también resulta ser una propuesta con una imagen muy sofisticada.

Esta zona, que hemos llamado el bloque central, se caracteriza también por un cambio de material (pavimento) y en el tipo de ambiente que genera. En estos 87 metros cuadrados no hay absolutamente casual, todo está muy pensado y nada responde a una cuestión de azar.

Llena de luz

La  idea que perseguía la reforma era la de crear ambientes más flexibles y versátiles, así como espacios muy luminosos. El propósito, como vemos, está más que logrado y se lleva este mismo concepto a todas las estancias de la casa, no sólo a la zona de día.La luz natural se ha convertido en la verdadera protagonista de este piso, potenciada por el uso del blanco como color dominante en toda la casa.

Al fondo, la cocina

La amplitud y el orden está presente en cada lugar de esta casa, donde es imposible reconocer el piso tradicional que era. Pasillos anchos y la presencia de un lugar de almacenamiento para todos los objetos, garantiza la amplitud y la funcionalidad de la casa. Una reforma bien planteada supone una garantía a la hora de mantener la casa en un estado impecable, incluso con niños, haciéndonos la vida más fácil.

¿Qué te ha parecido esta luminosa vivienda recién reformada?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!