de estilo  de monica khanna designs

7 trucos para reducir la humedad en casa

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Las condiciones climatológicas del entorno, los materiales empleados en la construcción o el mantenimiento son factores que pueden contribuir a la humedad en el interior de la casa. Su presencia puede convertirse en un problema si no se toman las medidas necesarias para minimizarla, pasando incluso de ser un mero 'incordio' a un factor que pueda ocasionar problemas de salud. 

No obstante, todo tiene solución y, en este libro de ideas hemos recopilado 7 trucos fantásticos para reducir la humedad en casa. Porque ya lo dice el refrán… ¡Más vale prevenir que curar! ¿Quieres saber más sobre cómo plantar cara a las humedades? ¡Toma nota!

1. La vegetación

La vegetación es un complemento habitual en el proyecto de decoración de multitud de interiores. Las plantas transmiten serenidad y pueden influir en el estado anímico de quienes comparten espacio con ellas. En tus interiores, la presencia de plantas puede ayudarte a generar un microclima ideal que reduzca la humedad en casa. Muchas especies son capaces de absorber la humedad del ambiente lo que, además de contribuir a su nutrición, permite secar la atmósfera.

2. Ventilación

Otro de los trucos que puedes emplear para reducir la humedad en casa es implementar un correcto sistema de ventilación. En este punto te será de gran ayuda contar con ventiladores y un planteamiento de ventilación cruzada. ¿En qué se traduce esto? La cuestión es tan sencilla como contar con ventanas enfrentadas que permitan un flujo mayor del aire. Ese dinamismo sumado al trabajo de un buen ventilador servirá para eliminar de un modo eficaz la humedad que pueda acumularse en tus interiores. 

3. La pintura perfecta

Las paredes son escenarios que, habitualmente, sufren las consecuencias de un exceso de humedad. En casas con tendencia a la acumulación de esta, es frecuente encontrar manchas y moho que mermen su atractivo. Puedes corregir los efectos de la humedad al tiempo que la reduces empleando pinturas especialmente diseñadas para combatir su formación. En zonas sensibles, como el baño, lo ideal es aplicar productos específicos para el sellado e, incluso, contactar con un experto para acometer una correcta impermeabilización del espacio en cuestión.

4. Productos especializados

Garantizar que tus revestimientos estén siempre en perfectas condiciones es una tarea que requiere de ciertos conocimientos. En la actualidad, son muchos los hogares que visten sus muros y techos con materiales como el hormigón, una materia prima que confiere a los espacios un carácter moderno e industrial. Sin embargo, su aspecto natural y, en ocasiones, tosco, no evita que sea susceptible de verse dañado por los efectos de la humedad. Para mantenerlo siempre a punto, no olvides que ha de incluir en su composición un aditivo específico que evite una merma en su integridad estructural.

5. Detección anticipada

En muchas ocasiones, los efectos de la humedad no se aprecian hasta que son visibles, lo cual puede llevar aparejado un sobre coste para devolver a tus interiores el esplendor previo al problema. Más que reducir la humedad en casa, puedes prevenirla con un truco sencillo que consiste en instalar sensores de humedad en su interior. Estos sistemas pueden formar parte de tus aparatos de climatización e, incluso, puedes incluir un deshumidificador que se ponga en funcionamiento cuando los niveles registrados sean preocupantes. Una alternativa más económica son los higrómetros o termómetros con los que obtendrás mediciones igualmente útiles para controlar la humedad en el hogar. 

6. La importancia de las ventanas

La condensación en los cristales de las ventanas es un indicativo claro de que tu hogar está expuesto a los efectos de la humedad. Una elección acertada de las mismas puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza y, en este sentido, las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico y las de PVC, serán grandes aliadas. No obstante, un truco sencillo para minimizar la humedad en casa es que revises los perfiles y el sellado de las mismas con el fin de evitar filtraciones.

7. El vinagre, un gran aliado

Las recetas tradicionales ofrecen una rica fuente de conocimiento y, en este sentido, la sabiduría de antaño no tiene parangón. El uso de vinagre blanco como fórmula para reducir la humedad en casa e, incluso, eliminar las manchas ocasionadas por la misma o el moho es todo un clásico. Basta con mezclar vinagre con agua y aplicar con una esponja para que tus superficies vuelvan a ofrecer su mejor versión al tiempo que previenes de futuras manchas de humedad. 

Descubre más sobre cómo plantar cara a la humedad en el hogar en nuestro libro de ideas: Cómo prevenir la infiltración de agua y moho en el baño.

¿Qué otros trucos para reducir la humedad en casa conoces?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!