Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Casas de ensueño para un verano de ensueño

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Es cierto. Los veranos ya no son lo que eran cuando teníamos quince años y duraban casi tres meses. Un tiempo en el que pasaba de todo. Hasta nos hacíamos mayores y volvíamos distintos, como si en vez de un verano hubiera pasado una eternidad. Asumámoslo. Los veranos ya no son lo que eran: calor en la gran ciudad, aires acondicionados a todo trapo en la oficina, noches donde hasta la piel nos sobra…

Sin embargo hay una magia en el verano que todavía está ahí. Aunque solo dure el par de semanas que nos duran las vacaciones. Pero aún es posible. Ilusionarnos con el verano como cuando teníamos quince años y los veranos eran de ensueño. 

En homify también queremos recuperar ese espíritu y para hacerlo hemos seleccionado algunas casas donde imaginar un verano de ensueño nos será un poquito más fácil. 

Piscina con vistas

Todo es paradisíaco en esta piscina, empezando por el color turquesa del agua, que parece sacado de alguna playa del Caribe, pasando por sus increíbles vistas del lago Maggiore. La casa se encuentra en Ascona, es decir, en el lado suizo del lago y en el diseño de la terraza se trató se quiso destacar precisamente la increíble vista sobre la parte italiana del lago. Otros detalles importantes a destacar son la  combinación de materiales de madera y piedra en el suelo, o la romántica iluminación de la piscina. 

Un patio de ensueño

Durante las noches de verano, el patio es el verdadero protagonista de la casa. A quién no le gustaría terminar el día tomándose una copa relajadamente en este exótico patio. Tanto la arquitectura, de paredes blancas enyesadas, como las plantas, en especial el impresionante cactus de la izquierda, nos llevan al otro lado del Atlántico. Sin embargo, esta casa no se encuentra en México, sino en Italia y al fondo podemos ver un detalles con reminiscencias romanas. Una piscina interior a la que acompaña un cuidado mosaico de formas geométricas que nos hará sentir como auténticos emperadores romanos.

Tirar millas

Porche y piscina: Terrazas de estilo  de Anticuable.com
Anticuable.com

Porche y piscina

Anticuable.com

Aquellos que deseen retirarse completamente en sus vacaciones lo primero que deben hacer es olvidarse el teléfono móvil en casa. Lo segundo, tirar millas, y cuántas más mejor. Coger un vuelo y aparecer en la otra punta del planeta nos asegura un verano diferente en todos los sentidos. En este porche, realizado con maderas antiguas recuperadas, ya puede caer una tormenta tropical sobre nuestras cabezas. Seguro que no nos importa demasiado. 

El encanto de los pueblos

Quien ha tenido un pueblo donde pasar los veranos siendo niño sabe bien que hay un encanto especial en la vida rural y en esos veranos en la era, con el río, las bicicletas y las pipas en el parque durante la noche. En efecto, los pueblos son lugares muy vivos durante la canícula, y un destino encantador para olvidarnos del ritmo frenético de la ciudad. La casa en la que os invitamos a perderos no está, sin embargo, en la Castilla más profunda, sino en el Mar del Norte, en Alemania. Cambiaremos los chatos de vino por cervezas regionales y el embutido de la abuela por las salchichas. Aún así, esta acogedora casa con tejado a dos aguas, frondoso jardín y olor a sal tiene un encanto tan inolvidable como las largas tardes de verano en el río del pueblo.

De campamento

Es imposible recuperar el espíritu de los campamentos a los que íbamos cuando éramos niños, pero esta cabaña nos lleva, en cierto modo, a esos lugares en medio de la naturaleza donde se hacían excursiones bajo las estrellas y juegos a la luz de una hoguera. Piedra, madera y un paisaje frondoso son ingredientes suficientes para olvidar la vida rutinaria y sumergirnos en un verano tranquilo pero maravilloso.

La ciudad a nuestros pies

Para los más urbanitas, la ciudad en verano tiene otra cara y esta es tan interesante que a más de uno le gusta descubrirla. También hay quien no tiene más remedio que quedarse todo el verano trabajando. Tanto si somo más del primer grupo o del segundo, descubrir alguna de las terrazas de los grandes rascacielos de la ciudad puede ser una experiencia inolvidable. En esta piscina no solo tenemos la ciudad a nuestros pies, además podemos disfrutar de unas tumbonas muy originales. Con un tejido especial, sirven tanto para fuera como para dentro del agua.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!