Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Realza tu jardín con una ¡sensacional fuente de agua!

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Las fuentes tiene algo de hipnótico. Quizás sea el efecto de movimiento perpetuo del agua que cae continuamente, día y noche. O puede ser el sonido de la pequeña cascada que surge entre las piedras o las plantas.

La fuente, además de presentar una bonita estética en el jardín, también es un excelente punto de frescor, muy agradecido en los tórridos meses del verano. Ya lo tenían bien en claro los árabes medievales, que se encargaron de dotar de hermosas fuentes a palacios como la Alhambra.

Para instalar una fuente, además de disponer del espacio adecuado, cabe tener un terreno bien nivelado y un sistema de cañerías que permitan la provisión y desagüe de aguas sin problemas.

Su instalación se puede dejar en manos de aparejadores expertos, o bien animarse con estos consejos de homify.

Colocar y decorar la fuente

Espacios comerciales de estilo  de Aralia
Aralia

Knightsbridge Roof Terrace – Aralia Garden Design

Aralia

Ya está la bomba de agua bien instalada, vemos que las cañerías fluyen agua sin problemas, y llegan los últimos pasos. 

La fuente se monta en el lugar deseado, y como hemos descrito, se puede construir una pequeña pared de ladrillos u hormigón, o montar una fuente ya fabricada en piedra o metal. Luego, llega el turno de ir decorando el ambiente. Un accesorio casi obligado son las piedras de grava o canto rodado, que se compran en formas uniformes o variadas. 

Las plantas también brindan una hermosa estética, que se pueden ir montando en canteros alrededor del pequeño manantial. Y hay quienes eligen las fuentes con receptáculos más profundos, donde luego habitarán bonitos peces de colores. Y por fin llegará el momento de disfrutarla.

Elegir el mejor lugar

Jardines de estilo  de Hoveniersbedrijf Guy Wolfs
Hoveniersbedrijf Guy Wolfs

Zwevende vijver met LED verlichting

Hoveniersbedrijf Guy Wolfs

Si el jardín es pequeño, quizás no queden más opciones que montar una fuente vertical, adosada a la pared, y con una caída de agua de dimensiones reducidas, que no tenga más que un par de metros cuadrados para toda la instalación.

Pero si se dispone de más superficie, como esta espectacular fuente de Guy Wolfs Hoveniersbedrijf de 110 metros cuadrados, hay que buscar la forma que no moleste a la circulación del jardín. Por lo general, lo recomendado es montarla en un extremo de la estancia, para que también tenga más identidad como un rincón diferenciado del resto del jardín.

Comprar el kit completo

Una fuente es para brindar relax, no para complicarnos la vida. Por ello, lo mejor es ir directo al grano y comprar todo el kit completo. Lo de la decoración sí lo podemos dejar para más adelante, pero por lo pronto, el primer punto es tener el presupuesto para poder adquirir la bomba de agua, las cañerías para la provisión y desagüe del agua y los materiales para la construcción: ladrillos, piedra u hormigón.

Depende de la estética del jardín y de la idea de fuente que tengamos, este accesorio puede ser construida con estos materiales, o se puede comprar completa en un vivero o en casas especializadas. Si este es el caso, cabe tener en cuenta su traslado, ya que al ser de piedra o materiales similares, son sumamente pesadas.

Nivelar el terreno

No hay como engañar a las aguas, siempre buscarán las pendientes del terreno. Si el espacio de la fuente no está correctamente nivelado, se crearán pequeñas lagunas y zonas encharcadas que terminarán arruinando la instalación.

El terreno tiene que estar perfectamente plano. Pero como hay que cavar el hoyo para instalar el motor y la fuente, se puede agregar o quitar tierra para poder dejar la superficie totalmente horizontal. La ayuda de un nivelador, que se puede adquirir en cualquier ferretería, dará la precisión necesaria para evitar problemas.

Cavar el hoyo

Si es una fuente sencilla, basta con cavar un hueco, en donde se instalará la base de la fuente, el motor y a la que llegarán las cañerías del agua. Cabe tener en cuenta que hay que estar cerca de una toma de corriente eléctrica, para que pueda trabajar la bomba de agua.

Si la fuente es de mayor tamaño, también hay que montar la estructura que la rodea, como este ejemplo de fuente alrededor de un pequeño ámbito de adoquines y canteros. Todo depende si lo que lo rodea es un jardín clásico, moderno o rústico.

Montar la bomba de agua

La bomba puede colocarse debajo de la misma fuente, o a un costado. Sea cual sea la elección, se debe tener en cuenta que no tenga ningún contacto con el agua, y que esté bien aislada en su conexión con la corriente eléctrica.

Hay que tener en cuenta que la bomba no sea demasiado ruidosa, sino ya nos podemos olvidar la idea de una fuente como un rincón relajante. Un truco es amortiguar su sonido es montando el motor sobre una estructura de corcho, que ayuda a aislarla. 

Cabe advertir que la fuente no sea emisora de agua contaminada: si está conectada a la red de agua potable, no es problema, pero si bombea agua de las napas, se sugiere tratarla con cloro. Y por supuesto, que ningún niño ni mascota se acerque a beberla: la fuente es un objeto decorativo, no para saciar la sed.

¿Te gusta la imagen y tranquilidad que aportan las fuentes de agua?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!