Dormir plácidamente: ideas y tendencias para el dormitorio

Karen Ayerve Karen Ayerve
Loading admin actions …

Nuestro dormitorio es nuestro espacio, y como tal, cuidamos hasta el más mínimo detalle para asegurarnos de que luzca siempre perfecto. Dentro, queremos recargar las energías mientras nuestro cuerpo y mente viajan a una realidad paralela de sosiego y tranquilidad. Nos entregamos al más absoluto descanso al cerrar los ojos y sentir la comodidad y el calor que se esconde entre las sábanas de nuestra cama. Aquí empieza uno de los pequeños grandes placeres de la vida: dormir. 

Se dice que lo ideal para sentir que hemos descansado es acumular entre 6 y 8 horas de sueño cada día, una cifra que no es demasiado elevada (sobre todo si hablamos de 6) por lo que hemos de aprovecharlas al máximo. Para ello es esencial saber elegir una buena cama y su respectivo colchón capaz de adaptarse a las necesidades de tu cuerpo. Si estos dos elementos básicos no están en condiciones, dormir ya no será sinónimo de descanso sino más ben de molestias y dolores innecesarios. Además, desde la perspectiva del diseño, la cama es el mueble más importante dentro de la habitación, por lo que debe tratarse de un elemento atractivo visualmente.

En homify también sabemos lo importante que es conseguir un descanso absoluto cada vez que nos acomodamos entre sábanas y almohadas dentro de nuestra cama, así que antes de echarte una siesta, no puedes dejar de leer nuestros siguientes consejos para que la disfrutes tanto como un niño.

Elige un cabecero bonito, pero práctico

Aunque solemos centrar toda nuestra atención en la correcta elección de un buen colchón y somier, la verdad es que también deberíamos aplicar el mismo principio cuando se trata del cabecero, si finalmente hemos decidido incluir uno. Son un accesorio bastante cómodo que nos evita entrar en contacto directo con la pared fría, cuando apoyamos nuestra cabeza mientras leemos, por ejemplo. Y también práctico,  porque podemos utilizarlo para aumentar el espacio de almacenamiento. 

Desde homify queremos proponerte una serie de ideas y sugerencias sobre el posible uso extra que puedas darle y cómo construir tu propio cabecero. ¡Toma nota! 

- La solución más fácil y rápida es utilizar papel pintado o jugar con la pintura para llenar ese espacio vacío.

- Utiliza una tabla de madera (u otros materiales) más o menos gruesa, para que puedas forrarla con tela y espuma, así se consigue una superficie más mullida. 

- También puedes hacerte con una tabla de madera y dejar que luzca su aspecto más natural, tal y como hace el diseño que nos propone T2 Arquitectura & Interiores.

- Si lo tuyo no es el bricolaje, puedes comprarte un cabecero directamente fabricado. Los puedes encontrar en diferentes diseños, estilos y colores.

Lo que sí es seguro es que añadir a nuestra cama un cabecero diseñado por nosotros mismos, sumará una buena dosis de personalidad a un espacio tan nuestro, como lo es el dormitorio. 

Elije un buen somier

Antes de tomar cualquier decisión, lo primero es analizar el tamaño de nuestra habitación. Si la cama es demasiado grande, por muy cómodo que esto nos resulte a la hora de dormir, supondría todo un problema de espacio ya que la habitación puede parecer más pequeña de lo que en realidad es. Nuestro consejo es que el tamaño de la cama ha de ser proporcional al de la habitación. Por ejemplo, si tu dormitorio es pequeño lo más práctico es elegir una cama que lleve espacio adicional de almacenamiento, (por ejemplo las camas con canapé). 

Otra elección puede ser un somier sencillo junto al colchón, el tandem perfecto. En esta combinación, el somier suele ser más barato que una cama normal, por ser más discreto y sencillo que la anterior. Además nos ofrece la libertad de crear a nuestro gusto el diseño final de nuestra cama. En cualquier caso la base y estructura ha de ser firme y uniforme para evitar posibles malas posturas del colchón y por ende, de nuestro cuerpo.

¿Qué colchón elijo?

La elegancia de lo clásico: Dormitorios de estilo clásico de Palau del descans
Palau del descans

La elegancia de lo clásico

Palau del descans

Una vez que hemos elegido el estilo y diseño de nuestra cama, es el momento de centrar toda nuestra atención en seguramente el elemento más importante: el colchón. Vale la pena tomarnos nuestro tiempo para recopilar información y escuchar los consejos de quienes saben qué tipo de diseño se adaptaría mejor a cada una de nuestras necesidades. Compara todas las opiniones, así como la calidad y los precios antes de tomar una decisión final. Eso sí, desde homify te recomendamos no escatimar a la hora de elegir un buen colchón, no sólo por una cuestión estética, sino más bien de bienestar físico y psicológico. Recuerda que de él depende que al final del día consigas dormir y descansar (casi) como un bebé. 

Camas con dosel

Dormitorios de estilo minimalista de Boa Safra
Boa Safra

Cama Dossel

Boa Safra

Las camas con dosel dan un aire muy romántico a la habitación, y consiguen transportarnos a una atmósfera casi fantástica sin salir de ese mismo espacio. Pero ¿qué es un dosel? Es esa pieza de tela que cae de manera delicada desde otra estructura ubicada en lo alto de nuestra cama, y cuyo origen se remonta a la Edad Media. Entonces, su uso era más práctico que estético, y su aspecto algo más desaliñado. Hoy en día, existe una enorme variedad de diseños para conseguir el efecto deseado en nuestra habitación, y si hablamos del soporte, junto a la madera, encontramos el metal o incluso doseles hechos de bambú para los amantes de la naturaleza.

Ahora bien, si tu habitación es demasiado pequeña puede que lo más recomendable no sea decorar tu cama con este soporte, ya que conseguirás recargar demasiado el espacio disponible.

Que no falten un par de almohadas

Proyecto Constitució : Dormitorios de estilo industrial de Dröm Living
Dröm Living

Proyecto Constitució

Dröm Living

Habrá quienes prefieran una o dos, y otros a quienes les resulte imposible conciliar el sueño si no sienten más de un par de almohadas a su alrededor. Sin duda alguna, se trata del accesorio preferido que no puede faltar en ningún dormitorio. Pues bien, ya que la almohada condiciona tanto nuestro descanso, es importante preguntarnos qué tipo de diseño nos viene mejor. Por ejemplo, si nuestra postura al dormir es habitualmente boca arriba, ésta ha de ser más baja y blanda, por supuesto, para que nuestra columna cervical forme un mismo ángulo recto con nuestra columna dorsal. Si por el contrario, somos de los que preferimos dormir de costado, la almohada debe ser algo más alta y dura para que el cuello se mantenga en el mismo eje que la columna dorsal. 

Además de las almohadas, también podemos decorar la cama con cojines decorativos. Y es que muchas veces, dejar demasiado espacio libre puede dale un aspecto un tanto aburrido a nuestro dormitorio, ¡algo que no queremos! Este tipo de accesorios son los que marcan la diferencia y contribuyen a generar una imagen atractiva de los espacios. 

Ojo con los textiles

Y finalmente, antes de sumergirnos en tal estado de relajación, debemos vestir nuestra cama con los mejores detalles. Selecciona todos los accesorios textiles, desde las sábanas y fundas de almohadas, hasta las mantitas que coloquemos sobre la cama, de un color que produzca armonía visual con el resto de la decoración. Si eliges tonos pastel, como los textiles de la fotografía, conseguirás darle un aspecto más delicado al dormitorio. ¡Cualquier detalle suma cuando arreglamos el espacio en el que queremos recargar nuestras energías!

En homify sabemos que decorar nuestro dormitorio es todo un arte, por eso te recomendamos pasarte por nuestro siguiente libro de ideas y te dejes inspirar por las propuestas de nuestros expertos:

6 estilos de decoración para el dormitorio

¿Qué otros consejos nos propones para la decoración del dormitorio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!