12 ideas geniales para esconder tu radiador | homify

12 ideas geniales para esconder tu radiador

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Cool Radiator's? It's Covered! Cool Radiators? It’s Covered! HogarAccesorios y decoración Madera
Loading admin actions …

El universo decorativo está lleno de elementos imprescindibles que, sin embargo, no añaden mucho atractivo al conjunto. En este selecto grupo podemos ubicar los radiadores, unos accesorios de incuestionable aportación práctica para la climatización de la casa que, en no pocas ocasiones, constituyen un elemento discordante en la escena. Como en todo, existen ciertos trucos que pueden ayudarte a minimizar su impacto visual, uno de ellos, pasa por esconderlos. 

Lo ideal es poder integrarlos como parte de la decoración, aplicando ideas inteligentes que sumen encanto a la estancia en cuestión. Tanto si te decantas por ocultarlo como si prefieres hacer de él un elemento más del plantel de recursos estéticos, en este libro de ideas te proponemos una docena de soluciones con el sello inconfundible de los profesionales de homify para que elijas la más acertada para tu hogar. ¡Toma nota!

1. Un escondite a medida

Las propuestas a medida son siempre una gran solución a efectos de crear una decoración atractiva y adaptada a las condiciones particulares del espacio y los elementos en cuestión. Dicho esto, la primera de las ideas que te proponemos para esconder tu radiador aboga, precisamente, por esta práctica, creando una pieza única que alberga en su interior el calefactor pero integrándose de forma armónica en la decoración de la estancia.  

2. Usa los muebles

Cuanto menor sea el tamaño de tu radiador, mayores serán las posibilidades de esconderlo con éxito. En este caso, una consola de madera hace las veces de elemento ocultador del sistema de calefacción. Su diseño a base de incrustaciones y aspecto desgastado crea una atmósfera casi romántica, elegante y personal. 

3. La magia de los sofás

Si no quieres tener que invertir en soluciones creativas como método para ocultar tu radiador, siempre puedes aprovechar la presencia de los 'imprescindibles'. En el caso del salón, por ejemplo, el sofá puede convertirse en un gran aliado para hacer que el radiador pase inadvertido. Solo tendrás que ubicar esta pieza del mobiliario frente a él y ¡voilá! Visto y no visto. 

4. Otros muebles

Oxford Painted Console Table The Cotswold Company SalonesAlacenas y aparadores Madera
The Cotswold Company

Oxford Painted Console Table

The Cotswold Company

Es más que probable que no tengas sofás en todas las habitaciones de la casa pero el efecto puede ser igual de práctico empleando otras piezas del mobiliario con el fin de esconder tus radiadores. Un mueble con cajones en la cocina, un sinfonier en el dormitorio, una estantería… No pongas límites a tu creatividad. Seguro que sabes sacarle el máximo partido a tus muebles para crear una composición atractiva que esconda el radiador. 

5. Estanterías

Oak Floating Shelf House of Carvings Vestíbulos, pasillos y escalerasCómodas y estanterías
House of Carvings

Oak Floating Shelf

House of Carvings

Si lo que quieres es aprovechar el espacio ocupado por el radiador sin tener que ocultarlo, siempre puedes añadir elementos que te permitan explorar la funcionalidad de un área que, con frecuencia, se abandona al desuso. Unas sencillas estanterías pueden ser suficiente para optimizar la pared sobre la que descansa este elemento, ofreciéndote algo de espacio extra para el almacenamiento o la creación de una coqueta librería. 

6. Dale color

¿Por qué ocultar el radiador si puedes convertirlo en un elemento que sume encanto a la decoración de tus habitaciones? El diseño de estos accesorios vinculados, generalmente, con los sistemas climatización del hogar, puede no resultar muy atractivo. Sin embargo, darles un baño de pintura hará que su aspecto mejore notablemente, añadiendo vitalidad y carácter, no solo al propio radiador, sino a cualquiera que sea la habitación en la que esté ubicado. 

7. Formas y colores para todos los gustos

Puestos a integrar los radiadores como parte del proyecto decorativo de tus estancias, no está de más elegir piezas de aspecto singular. Un diseño atractivo, basado en formas o colores poco comunes para este tipo de elementos, es una buena manera de mimetizarlos con el conjunto haciendo que su presencia no desmerezca en absoluto la idoneidad de la decoración. 

8. Disfrázalo

Aquí tienes otro ejemplo muy alentador de las posibilidades que, en materia de diseño de radiadores, puedes encontrar en el mercado con el fin de hacer que formen parte de la decoración de una manera muy natural. La estética de este elemento se confunde con la de cualquier otro accesorio decorativo y, sin embargo, su funcionalidad va mucho más allá, ya que es un toallero perfecto. 

9. Radiadores como separadores de ambientes

¿Quién dijo que ocultar los radiadores fuera una necesidad incuestionable? Nada más lejos de la realidad. Su funcionalidad va más allá de su capacidad para calentar los espacios. En este caso, la disposición de los mismos los convierte en elementos separadores de ambientes en el baño gracias a unas dimensiones generosas y una estética que traslada un atractivo muy particular. 

10. Las tradicionales rejillas

Son una de las soluciones más tradicionales pero no por ello ha mermado su popularidad. Las rejillas siguen siendo una de las opciones preferidas para disimular, en parte, la presencia de radiadores repartidos por toda la casa. Puedes encontraras en distintos materiales de modo que, sea cual sea el estilo de la habitación en cuestión, podrás dar con el diseño más apropiado. 

11. En el baño

RADIDADOR COOL - FONDITAL fondital HogarAccesorios y decoración
fondital

RADIDADOR COOL – FONDITAL

fondital

Lejos de restar encanto a la decoración, el radiador es una de las piezas más funcionales que puedes incorporar al diseño de tu baño. Si tenemos en cuenta que la humedad es inherente a este tipo de espacios, contar con un elemento como este en forma de toallero, puede ayudarte a minimizar sus efectos. Su estética moderna resulta muy atractiva por lo que, en este caso, su presencia está más que justificada. 

12. Un aparador de falsa madera

Como última idea para ocultar tus radiadores te proponemos un sistema de lo más singular. Se trata de crear una pieza que, en apariencia, es similar a la de cualquier otro mueble que forme parte del conjunto. Sin embargo, su interior no alberga baldas, ni cajones sino un radiador que queda así alejado de miradas indiscretas. ¿Qué te parece?

Si quieres descubrir cómo ahorrar en calefacción, seguro que te interesa nuestro libro de ideas: 6 trucos para que puedas ahorrar en calefacción.

¿Eres más de esconder o de deslumbrar con tus radiadores?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!