Lo que NO puedes OLVIDAR al diseñar una casa

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

No importa si se habla de construir o diseñar una nueva vivienda, o reformar una antigua propiedad: lo principal es tener claro cuál es el objetivo, la idea del resultado final. Una vez que tengamos eso seguro, el siguiente paso son los detalles. Dicen que para crear la mejor obra personal o artística es necesario cuidar todos y cada uno de los detalles en el proceso: colocar cada ladrillo como si de él dependiera la estructura de todo el edificio. Todo requiere una gran atención y cuidado si se quiere conseguir que la vivienda no sólo tenga u significado para ti, sino que además perdure en el tiempo de generación en generación con la misma idea que cuando se creó.

Para conseguir esto, es necesario que tengamos en cuenta todo el panorama general en donde se encuentran la funcionalidad, la estructura y el exterior del edificio, el material, el estilo, el medio ambiente… Y esto es justo lo que vamos a tratar de aclarar a continuación:

1. La propiedad

Casas de estilo moderno de Wilkinson Beven Design
Wilkinson Beven Design

Private Caribbean Villa

Wilkinson Beven Design

Lo primero que se ha de tener en cuenta es el propietario. Si se trata de diseñar tu propia vivienda entonces puedes dejar tu volar tu imaginación y adaptar el concepto que deseas como resultado final a tus necesidades. Pero si, por el contrario, el diseño es para otro, no importa cuánto te guste o consideres que quedaría mejor una idea, has de saber con todo lujo de detalles, los deseos del propietario y asegurarte, si se trata de una vivienda a reformar, que todo está en orden para poder realizar los cambios que puedan requerir. Date una vuelta por el terreno y observa cómo explotar las vistas, y usar las ventajas que tenga a tu favor teniendo cuidado con los posibles problemas.

2. Los alrededores

Algo a tener muy en cuenta si se quiere hacer una idea clara, y a su vez realista, de la futura vivienda, es el entorno de ese terreno que se ha elegido. Hay que considerar que se debe cumplir con las normas de construcción aplicables a ese terreno y que estas políticas locales podrían especificar dónde y cuánto puede construir, lo que al mismo tiempo le condicionaría la incidencia de la luz, el tamaño o muchos otros criterios. Así es que el truco se basa en observar el barrio, las necesidades de la persona, y una vez que se localice tener mucho cuidado en ver si ese es el lugar perfecto que se cree.

3. Funcionalidad

Una de las máximas del diseño es la siguiente que tratamos en el post: la forma sigue a la función. Pero la realidad es que tanto la forma como la función son tan importantes con respecto a la otra, que se acaban entrelazando: no sirve de nada la forma si no tiene funcionalidad, y de igual manera la estética del lugar quedaría pisoteada si sólo consideráramos la función. Por ello, trate siempre de tener en cuenta qué actividades permite qué espacio, y trate de determinar si la forma es realmente adecuada para la función que va a tener lugar en ella. 

4. Estructura y exterior

Las opciones de llevar esto a cabo son múltiples y nada concretadas. Todo dependerá del gusto del propietario como hablábamos en el primer punto. Lo que sí que hay claro es que toda casa tiene que cumplir con ciertas necesidades: que sea fresca en verano, cálida en invierno, que el viento y la lluvia no puedan estropear nada, y claramente que esté bien formada para disuadir las leyes de la gravedad. Pero a partir de aquí, las combinaciones son múltiples y dependerá de los gustos que como se suele decir: para gustos, colores.

5. Diseño de habitaciones

Una de las primeras cosas que deben aparecer por nuestra mente llegados a este punto es la luz: dónde están situadas las habitaciones, por dónde se aprovecha más luz del día, y qué cuarto en consecuencia va a tener prioridad. Pero sin duda hay que fijarse en que lo crucial es cómo conseguir que las personas que convivan dentro de ella en su cotidianidad, se sientan cómodas. La disposición de las habitaciones determina siempre el movimiento de los residentes en ellas.

6. Materiales

Casas de estilo moderno de AL ARCHITEKT

Los materiales con los que equipar una nueva vivienda dicen siempre mucho acerca del carácter de su propietario y de lo que deseas como objetivo final para la misma. Una de las cosas que más hay que tener en cuenta en los materiales es el compromiso que tengan sus futuros residentes con el medio ambiente. Y hay que fijarse. si éste es alto, qué materiales usar para que estética y respeto vayan unidos y no se contradigan. Por suerte actualmente esto no es ningún problema ni inconveniente. 

7. Estilo

Como se suele decir: por último, y no por ello menos importante, tendremos que investigar sobre qué estilo arquitectónico es preferible para su propietario. No es raro escuchar como primera pregunta a la hora de diseñar un hogar: ¿qué estilo te gusta más?. Esta cuestión es un tema emocional y muy personal y afectará en gran medida al resultado. Y aunque la mayoría de arquitectos prefieren evadir esta pregunta hasta más adelante, los clientes suelen pensar al revés. Al final dependerá de la reinterpretación del estilo que se haga, hasta que concuerde con el carácter y la personalidad de su propietario. 

Si, en lugar de diseñarla, quieres saber trucos para comprar la casa de tus sueños, pincha aquí.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!