Dormitorios de estilo ecléctico de labzona

8 colores perfectos para las paredes del dormitorio

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Hablar del dormitorio no es hablar únicamente del espacio de la casa en el que nos retiramos a descansar. Es referirnos a la habitación en la que la intimidad domina cada rincón y evidencia, en buena medida, los gustos particulares de cada uno. Su decoración refleja parte de esa singularidad que nos hace únicos e irrepetibles, convirtiendo este lugar en un auténtico refugio, un escenario en el que sentirnos seguros, sabedores de que entre esas cuatro paredes somos nosotros mismos. 

El uso del color juega un papel fundamental en el conjunto de la decoración del dormitorio y las paredes son uno de los puntos habituales en los que, su presencia, puede despertar unas u otras sensaciones. La cromoterapia es algo relativamente frecuente en el mundo del diseño y decoración de interiores y es que, en función del tono elegido, es posible trasladar serenidad, energía o frescura no solo al dormitorio, sino a cualquier habitación de la casa. 

Si estás pensando en darle un aire renovado a tu dormitorio o, sencillamente, quieres descubrir cuáles son los tonos más apropiados, en este libro de ideas te presentamos 8 colores perfectos para las paredes del dormitorio. ¡Vive la inspiración!

1. Líneas verticales

¿Quién dijo que vestir de color las paredes implicara darle un aspecto plano? Nuestra primera propuesta utiliza líneas verticales en blanco y gris para las paredes del dormitorio, una elección que permite maximizar la sensación espacial en altura. Los tonos elegidos se repiten en el resto de la estancia en forma de textiles y mobiliarios creando una atmósfera equilibrada y elegante. La instalación de luces a lo largo de toda la pared rayada, llama la atención sobre este punto focal que, como no podía ser de otra manera, invita a la intimidad y al descanso.

2. Gris pardo

Los colores neutros son grandes aliados cuando se trata de decorar las paredes de un dormitorio pequeño. Este tipo de tonalidades permiten hacer que el espacio parezca más amplio. La denominación comprende multitud de tonos que van del gris al marrón pasando por el azul, el café… , y que combinan a la perfección con otras variantes cromáticas. En este caso se ha optado por el conocido gris pardo, una tonalidad que, además de maximizar el espacio, aporta un toque de elegancia. 

3. Verde menta

La gran mayoría de los diseños de interiores se decantan por tonos suaves como colores dominantes en las paredes del dormitorio con el fin de crear espacios que denoten serenidad. Sin embargo, es posible dar vida a atmósferas extremadamente seductoras empleando otro tipo de colores que, además, llenen la habitación de frescura e, inclusive, aporten alguna otra virtud al conjunto. Unas paredes verde menta salpicadas por motivos de inspiración natural sirve de telón de fondo a este dormitorio atractivo, relajante y espacioso. 

4. Bicolor

Atrás quedaron los días en los que el diseño de paredes, ya sean las del dormitorio o cualquier otra habitación de la casa, estaba limitado al uso de un único color. Las propuestas más modernas incluyen, entre otros, diseños que apuestan por varias tonalidades como la habitación que vemos en la imagen. Azul y blanco se complementan en este escenario de inspiración escandinava, al que el sofá en tonos mostaza añade un contrapunto muy interesante. 

5. Atrévete con el rojo

Como decíamos al inicio de este libro de ideas, la tónica general en el diseño de dormitorios es apostar por revestir las paredes en tonos claros capaces de generar cierta sensación de tranquilidad. No obstante, esto no significa que otros colores, como el rojo o una paleta vibrante, tenga que ser desechada. 

Lo cierto es que, pese a no ser un color considerado demasiado relajante, el rojo confiere un encanto único a las paredes del dormitorio aunque, lo ideal, es reservar un único muro a su presencia apostando por contrastes con otros más claros como el blanco. 

6. Paredes marrones

Una de las claves básicas a la hora de elegir el color más apropiado para las paredes del dormitorio es tener presente que, en función del tono elegido y la superficie ocupada por él, su presencia puede resultar contraproducente. Lo hemos visto en el ejemplo anterior pero, en este caso, el marrón en exceso, también puede traducirse en un oscurecimiento de la habitación. La mejor manera de alcanzar el equilibrio y disfrutar de la elegancia que este color puede aportar a tu dormitorio es que lo combines, una vez más, con el blanco. 

7. Dorado

¿Te encantaría que tu habitación ofreciera un incontestable halo de lujo y distinción? Entonces tal vez te interese saber que el mejor color que puedes utilizar para conseguirlo decorando las paredes de tu dormitorio es el dorado. Su presencia se asocia, generalmente con el oro y el glamour y, en consecuencia, desatará ese aire de espacio sofisticado que buscas en tu dormitorio. Puedes incluir contrastes con detalles en beige y otros colores más claros como los los que vemos en este diseño.

8. Azul marino

La psicología del color es una disciplina en la que puedes encontrar una gran fuente de inspiración a la hora de decantarte por una tonalidad u otra para las paredes de tu dormitorio. En línea con sus consideraciones, te recomendamos que centres tu atención en colores fríos, tales como el azul, que llenarán tu dormitorio de serenidad y sabiduría. Esta composición a base de líneas horizontales blancas y azules, como complemento al resto del espacio bañado por completo de blanco, crean una atmósfera evocadora que, además, se percibe visualmente fresca y espaciosa. 

Si estás pensando en renovar tu habitación, no dejes de leer: Decoración de dormitorios: 9 errores a evitar.

¿Cuál es la propuesta que más te seduce para llenar de color las paredes de tu dormitorio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!