Ventajas y desventajas de colocar grandes ventanas en tu casa

Pide Presupuesto

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Ventajas y desventajas de colocar grandes ventanas en tu casa

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Ventanas de estilo  de Aberjung Design Agency, Moderno
Loading admin actions …

Acostumbramos a ver con envidia las imágenes de viviendas con grandes ventanas o de esos interiores que publican las revistas de decoración o que mostramos en nuestros libros de ideas que poseen amplios ventanales. Es cierto que contar con unas ventanas grandes aportan una gran cantidad de ventajas a una vivienda, pero también hemos de ser conscientes de algunas desventajas que estos elementos tienen. 

Hoy dedicamos este artículo a hacer una reflexión sobre las grandes ventanas, teniendo en cuenta los 'pros' y los 'contras' que tienen.

¿Por qué elegir grandes ventanas?

La tendencia natural de los Arquitectos a la hora de diseñar una nueva casa es apostar por ventanas grandes. Pero los expertos saben que no siempre unas grandes ventanas suponen unas ventaje, por ello se ha de analizar bien dónde se coloca un gran ventanal y con qué intención.

Las ventanas son mucho más que simples aberturas para para la entrada de luz a los interiores de la casa. Suponen la interfaz entre el interior y el exterior de la vivienda y, por tanto, se ha de tener en cuenta las características de ambos entornos: uso, privacidad, condiciones climáticas, condiciones económicas, etc.

Factores que influyen en el diseño

En la actividad de un arquitecto confluye el conocimiento técnico y la creación artística. Una vivienda bien diseñada es aquella que emplea técnica y arte para dar la mejor respuesta, cubriendo así las necesidades del usuario. La estética, por supuesto, es importante y es lo que más llama la atención del objeto arquitectónico y de los espacios de una vivienda. Además, la economía del diseño, el comportamiento medioambiental de la vivienda, la resistencia de la construcción, la facilidad de mantenimiento, etc. son cuestiones nada desdeñables y que, sumadas, caracterizan a una buena vivienda.

Paredes de vidrio, una nueva tendencia

Una vivienda con fachada acristalada, como la de la imagen, resulta espectacular pero no es apta para cualquier tipo de vivienda. Esta fachada resulta fachada para un entorno como el que tiene esta casa, que no está sometida a miradas indiscretas que pongan en riesgo la privacidad de sus usuarios y en un lugar donde el clima no sea muy extremo para que la demanda energética de la vivienda no sea exagerada a la hora de garantizar el confort de sus interiores. Un diseño responsable, como el de esta casa, se asegura de minimizar las pérdidas energéticas de la vivienda incluyendo una celosía por delante de los grandes paños de vidrio que eviten el sobrecalentamiento de los interiores por la incidencia directa del sol.

Limpieza

El mantenimiento periódico que requiere una vivienda es algo que se ha de tener muy en cuenta a la hora de plantear el diseño. No nos referimos solamente a las reparaciones o lesiones que puedan ir apareciendo a lo largo de la vida útil de la casa, sino también de su limpieza diaria. Las grandes ventanas requieren un mayor trabajo de limpieza que unas más pequeñas, que den lugar a fachadas más opacas. El efecto que puede provocar contar con grandes ventanas y que su estado de limpieza no sea el óptimo, puede ser contraproducente. Por ello, conocer bien al cliente o al usuario y ajustar el diseño de la casa a sus condiciones particulares y ritmo de vida resulta fundamental si se quiere lograr un buen resultado. No es lo mismo, por ejemplo, diseñar una vivienda de uso temporal que una habitual, o una casa en el campo que una residencia en zona urbana.

El coste

El coste de la construcción y el mantenimiento es algo que hemos mencionado anteriormente, pero conviene resaltarlo de nuevo, dada su importancia. Se ha de tener en cuenta el presupuesto de partida a la hora de plantear el diseño de una vivienda y valorar muy bien cada decisión que se adopta. Incorporar grandes ventanales en toda la vivienda puede disparar el presupuesto, ya que una fachada acristalada es generalmente más cara que una opaca (obviamente, depende de los materiales y soluciones constructivas elegidas). 

Por ello, hay que medir muy bien el impacto de las decisiones y buscar un diseño estratégico que busque el equilibrio. Fijate, por ejemplo, en la casa de la imagen como eligen la colocación de un gran ventanal en un punto estratégico de la casa, con una intención muy clara, que provoca un gran impacto en el interior del estudio.

Pros y contras

Ya hemos hablado de algunos de los contras que hay que tener en cuenta a la hora de decidirse por una casa con grandes ventanales; cuestiones en las que no siempre pensamos y que conviene tener en cuenta para evitar sorpresas desagradables. 

Los beneficios de las grandes ventanas son muchos y bastante evidentes. Las grandes ventanas suelen aportar gran atractivo a las fachadas de una vivienda. También hace sus interiores más estéticos ya que permiten la entrada de gran cantidad de luz natural, haciendo que luzcan más confortables y que parezcan de mayor tamaño. Además, con el sistema de apertura adecuado, garantizan una buena ventilación de los espacios interiores, garantizando que sean saludables y agradables. 

¿Qué te parecen las viviendas con grandes ventanas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS, Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!