Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Sublime es poco… una casa para el recuerdo

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Una de las grandes citas de Julio César afirma que La esposa del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo y esta premisa bien podemos aplicarla a la arquitectura. Y es que de nada sirve mostraros un proyecto espectacular si las fotografías que utilizamos para enseñar dicho proyecto no están a la altura. De ahí la importancia de los fotógrafos de arquitectura e interiorismo, que saben mostrar la realidad en todo su esplendor. 

Es el caso de este proyecto de los Cadaval & Solá Morales que a través de unas fabulosas imágenes nos presenta el fotógrafo Eugeni Pons. Se trata de una casa concebida como un girasol, a la búsqueda siempre de la luz. Una vivienda que nos lleva hasta Girona, en Port de la Selva. Sus vistas únicas al Mediterráneo en pleno acantilado obligaban a la creación de un edificio que permitiera disfrutar en su totalidad de un paraje único. ¿Cómo? Mejor que contarlo, os lo mostramos en este libro de ideas.

La casa de los cubos

Una casa con mil orientaciones distintas. Así es esta sorprendente vivienda que a partir de la creación de cubos va originando diferentes espacios con un objetivo común: la búsqueda de luz. Cubos que entran y salen, que giran de lado a lado para abarcar, como en una foto panorámica, toda la amplitud del paisaje.

¡Menudo paisaje!

A los pies de la casa de los cubos encontramos una piscina que parece fusionarse con el medio, entremezclarse con las rocas escarpadas que nos llevan hasta el Mediterráneo. Observando estas vistas entendemos mejor la obsesión de la fachada por estar en permanente diálogo con ellas.

Amplitud de espacios

Una vez dentro, descubrimos un interior que apuesta por los espacios diáfanos e interconectados. Si por fuera la casa nos parecía estar mucho más compartimentada, la realidad es que esos volúmenes cúbicos que veíamos en la fachada se entrelazan en el interior sin necesidad de tabiques ni puertas. 

Arriba y abajo

Pero la conexión interespacial no solo es horizontal, también es vertical. El salón a doble altura nos conecta con una segunda planta que apenas pone obstáculos a la fusión de espacios. Una pantalla de vidrio divide física pero no visualmente una planta y otra. 

Por otro lado, el uso mayoritario del blanco en las estructuras requiere de un toque de color vivo en la decoración, que aquí vemos en una llamativa alfombra roja, pero que encontraremos también en otros ambientes de la vivienda.

La cocina

Un buen ejemplo de ese uso preciso del color en esta vivienda mayoritariamente blanca nos lo encontramos también en la cocina. Apenas dos taburetes de ardiente rojo sirven para romper con la primacía minimalista del blanco. Por otro lado, la escalera a la planta de arriba sirve en este caso de separador de espacios.

Una casa repleta de rincones

Si hacemos memoria y volvemos a evocar la fachada, recordamos que esta se componía de volúmenes en apariencia independientes que entraban y salían del eje principal de la casa. Eso tiene como consecuencia una vivienda llena de rincones, como este que encontramos entre la cocina y el salón. Un espacio donde la ventana se alza como protagonista, aunque la alfombra y sus geométricas formas en azul le hacen la competencia.

Un comedor abierto y encajonado a la vez

Seguimos hablando de rincones, porque el comedor también se ha ubicado en uno de esos cubos que veíamos en la fachada. Sin dejar de formar parte en ningún momento del salón, el comedor cuenta con su espacio propio. La amplia pared vidriada evita que nos parezca encajonado, ya que esta le abre al mar y a su paisaje.

Un dormitorio con vistas

En la planta de arriba nos colamos en uno de los dormitorios. De nuevo es la ventana la que tiene prioridad y la cama se coloca junto en frente. Para aprovechar mejor el espacio, la cama no se apoya en la pared, sino contra un mueble que organiza la distribución y que crea un pequeño espacio vestidor. Justo detrás de ese mueble que hace las veces de cabecero se encuentra una pared de armarios.

Un baño conectado

Al fondo de la imagen vemos el espacio vestidor del que hablábamos antes y, justo pegado a él, el cuarto de baño. Este sigue la línea de lo visto hasta ahora: colores blancos, juego de luces y un diseño moderno en el mobiliario. 

Hasta aquí llegó nuestro recorrido por esta impresionante vivienda. Si quieres ver otras casas que conectan con el espacio exterior te recomiendo que le eches un vistazo al artículo Espectacular casa, espectaculares vistas.

¿Qué te parece la búsqueda de la luz en esta casa girasol?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!