Soñando con una casa americana

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

En Estados Unidos las cosas van a lo grande. Solo hay que ver sus coches, sus vasos, e incluso el tamaño de su gente. Y donde tampoco se iban a quedar atrás evidentemente es en sus casas. Grandes, rodeadas en muchos casos de jardines que separan a cada uno de sus vecinos para obtener cierta intimidad, un lebensraum propio, usando el término alemán. Hogares grandes y acogedores, preparados para acoger visitas y que son completamente versátiles, tanto para no salir de ellas como para pasar el día sentado en el césped mirando pasar a los transeúntes, saludando aquí y allá a los conocidos que vayan pasando por delante de nuestra casa. ¿Son o no son un pequeño y oscuro objeto de deseo? Sigan leyendo y decidan.

Estilo colonial

El estilo colonial, clásico y de lo más típico en aquellas latitudes. Paredes recubiertas de madera, o chapatechos de teja o pizarra. Porches con columnas y un amplio jardín -tanto delantero como trasero- donde poder hacer vida más allá de los muros de nuestra casa. Y, cómo no, mucho espacio que aprovechar en términos de decoración cuando llegan fechas tan señaladas como las Navidades o Halloween.

Una casa de película

Los colores claros y lisos son los dueños de estas estructuras grandes, señoriales y de formas simples, casi lo que cualquier niño dibujaría si se le pide que pinte una casa: formas cuadradas con tejado triangular, una combinación tan efectiva en la mente de los niños como en la propia vida. Los jardines son parte casi esencial también de estas construcciones junto con ventanales que permiten el paso de la luz hasta los rincones más recónditos.

Dale el sí a la teja

La teja roja tampoco es enemiga de las casas americanas. Aportan un toque igualmente tradicional, como sus formas simples, discretas pero perfectamente funcionales. Los marcos de las ventanas aportan un plus de color que aumenta el contraste y acentúa un poco los grises de la fachada. Una terraza bien amueblada anima a celebrar el Día de la Independencia –el célebre 4 de Julio– con una suculenta barbacoa.

Pégate un chapuzón

No es menos importante lo que hay del lado de dentro del espacio propio. Además del jardín y sus árboles, siempre es agradable disponer de una piscina que ayude a darle más clase y por supuesto más confort en los duros días de verano como los que estamos viviendo al menos en esta parte del globo.

Una casa moderna

Casas de estilo colonial de Architectura
Architectura

Relatie gebouw-tuin

Architectura

La casa que vemos en la imagen es más moderna, aunque conserva el estilo de las anteriores. La conversión de toda la zona superior al porche en una amplia terraza es un detalle de la gran versatilidad que tienen estas casas, como indicábamos al principio del texto. La clave aquí: amplitud. Amplitud miremos donde miremos.

Mega-construcciones

Como si de una construcción de Meccano se tratara, los pisos en este tipo de casas se van añadiendo hasta parecer una casa de muñecas a tamaño real. Si bien hablábamos de que este tipo de viviendas encuentran gran parte de su personalidad en los porches tanto delanteros como traseros, una bohardilla donde colocar viejos objetos o montar un espacio de recreo para los más pequeños, es otro elemento característico de un hogar americano.

El porche lo es todo

Terrazas de estilo  de Ronald Ingber Arquitetura
Ronald Ingber Arquitetura

Anexo a piscina com varanda e spa

Ronald Ingber Arquitetura

Aunque no todo va a ser a lo grande. Al fin y al cabo es en los materiales y no en el tamaño donde una casa americana encuentra su identificación. Combinar madera y piedras es una de las más típicas. La roca da solidez, estabilidad y una textura más que no rompe la estética a la que estamos acostumbrados. Una vez más, vemos la importancia que le dan a las terrazas: tal vez no sea tan grande como una planta entera, pero sin duda es una pieza clave en el disfrute del hogar.'

La personalidad del color

Este tipo de viviendas son toda una fuente de inspiración para la construcción con estructuras ligeras tanto dentro como fuera de Estados Unidos. Además de los listones de madera y tejas del techo, podemos observar una gran tendencia al colorido en muchas de estas casas. Quizá eso es algo más habitual de allí que de otras partes del mundo como puede ser mismamente España. Aquí uno está más acostumbrado al conjunto de adosados que conforman un enorme 'copia/pega', en ese sentido, una vivienda unifamiliar americana no tiene por qué parecerse en nada a la de al lado. Cada una tiene su propia personalidad y pese a tener todas la misma inspiración, pueden lograr ser completamente diferentes.

American Gothic

Y hablando de diferencias aquí tenemos este coqueto ejemplo que no puede ser más significativo. Inspirada en la estética de un viejo granero y combinando distintos estilos, logra obtener un resultado que bien podría salir del cuadro American Gothic' del pintor Grant Wood. Más allá de lo artístico, su estética fue toda una inspiración para el estilo gótico rural de este tipo de viviendas.

Pequeña también vale

Jardines de estilo colonial de Garden Affairs Ltd
Garden Affairs Ltd

Emily Garden Cabin with canopy

Garden Affairs Ltd

En definitiva, ¿quién no se ha sentido atraído alguna vez por el mimo de los barrios residenciales de toda película americana? Un loft en medio de la ciudad tiene muchísimo sex appeal para los amantes del diseño, pero todos, en algún momento, deberíamos pasar por la tranquilidad de vivir en una casa americana donde nuestra única preocupación sea tener el césped del jardín delantero bien cuidado. Y para ello no hace falta cruzar el charco, sólo basta traer el estilo colonial a tu propio hogar.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!