La bienvenida de un mueble recibidor
Regresar a libro de ideas

La bienvenida de un mueble recibidor

Armando Cerra Armando Cerra
Modificar
Añadir foto

Con su nombre ya nos lo dice todo. El mueble recibidor es el primer elemento que da la bienvenida a quién llega a nuestra casa. También es el que da la impresión inicial sobre cómo va a ser nuestra vivienda. Pero no solo hay que pensarlo para las visitas. También es el elemento que vemos al llegar después de trabajar o de dar una vuelta, y tiene la capacidad de hacernos saber que entramos en nuestro espacio más privado. Por otra parte, también nos despide cuando salimos, y a ello se debe su función  principal. Ya que no solo se ha de tener en cuenta su estética, también tiene un uso muy importante. Ahí se dejan esas cosas imprescindibles que necesitamos al salir al exterior, y que jamás nos podemos olvidar. Lo básico es que allí guardemos las llaves de casa, del coche, la cartera, la correa de la mascota, o un paraguas. Aunque a veces, sin querer vamos a acumulando allí más cosas hasta convertirlo en un aparador más de la casa.

Un recibidor sencillo y amplio

Sencillez en el recibidor. de Vade Studio SC Clásico

Un recibidor sencillo y amplio

El estudio madrileño de arquitectura Vade Studio empleó este mueble recibidor en uno de sus trabajos.  Rápidamente apreciamos su amplitud y su sencillez. Posee el mueble un aire rústico innegable, de aparador de toda la vida con dos cajoncillos bajo el tablero superior. Pero tal vez lo que le da una personalidad especial es la balda inferior, casi a la altura del suelo, que en la imagen la vemos como base para unos elementos decorativos, pero que bien podía servir para guardar las zapatillas que nos hemos de poner al entrar al hogar.

El estudio madrileño de arquitectura Vade Studio empleó este mueble recibidor en uno de sus trabajos.  Rápidamente apreciamos su amplitud y su sencillez. Posee el mueble un aire rústico innegable, de aparador de toda la vida con dos cajoncillos bajo el tablero superior. Pero tal vez lo que le da una personalidad especial es la balda inferior, casi a la altura del suelo, que en la imagen la vemos como base para unos elementos decorativos, pero que bien podía servir para guardar las zapatillas que nos hemos de poner al entrar al hogar.

El mueble recibidor bicolor

RECIBIDOR, EMPAPELADO DE PARED de calero y asociados interioristas Clásico

El mueble recibidor bicolor

Dos notas llaman la atención de este mueble. Por un lado, sus patas torneadas que le otorgan un protagonismo evidente en un vestíbulo. Y por otro, los dos tonos que lo conforman. El negro para esas patas, y la veta de la madera para el tablero y los cajones, que aquí van sobre la superficie de la encimera, rompiendo así su continuidad.

Dos notas llaman la atención de este mueble. Por un lado, sus patas torneadas que le otorgan un protagonismo evidente en un vestíbulo. Y por otro, los dos tonos que lo conforman. El negro para esas patas, y la veta de la madera para el tablero y los cajones, que aquí van sobre la superficie de la encimera, rompiendo así su continuidad.

El aroma del artesano

RECIBIDOR DE ESTILO CLÁSICO MODELO CORAL de Aguirre Artesanos Clásico

El aroma del artesano

Aquí tenemos un recibidor de película de otros tiempos. Todo un conjunto de madera, con sus columnas y frontón superior incluidos, en el que no falta ningún detalle. Los percheros, el paragüero, su armarito y el gran espejo. Un mueble que ha de hacerse a medida y con la delicadeza propia y el oficio de un maestro carpintero. Un gran idea si lo nuestro es la decoración más clásica para el recibidor.

Aquí tenemos un recibidor de película de otros tiempos. Todo un conjunto de madera, con sus columnas y frontón superior incluidos, en el que no falta ningún detalle. Los percheros, el paragüero, su armarito y el gran espejo. Un mueble que ha de hacerse a medida y con la delicadeza propia y el oficio de un maestro carpintero. Un gran idea si lo nuestro es la decoración más clásica para el recibidor.

Más clasicismo para el recibidor

Consola Luis XV Filigrana de Paco Escrivá Muebles Clásico

Más clasicismo para el recibidor

Aquí vemos una reinterpretación de una consola estilo Luis XV. Salta a la vista su esmerada construcción artesanal con el ojo puesto en cada uno de sus detalles. Pero además de estéticamente hermosa, la consola se convierte en el recibidor ideal por su elevado número de cajones, hasta seis.

Aquí vemos una reinterpretación de una consola estilo Luis XV. Salta a la vista su esmerada construcción artesanal con el ojo puesto en cada uno de sus detalles. Pero además de estéticamente hermosa, la consola se convierte en el recibidor ideal por su elevado número de cajones, hasta seis.

La importancia de los cajones

Collect de Versat Moderno

La importancia de los cajones

Si el mueble recibidor anterior tenía seis cajones, aquí bastantes más. Échale un ojo a la foto y cuéntalos. Además de diversos tamaños y con variaciones en su decoración. O sea, su contemplación ya es todo un entretenimiento. El resultado es de una funcionalidad total pero además de un dinamismo fuera de lo común en este tipo de muebles. Sin duda, una gran idea para un vestíbulo diferente.

Si el mueble recibidor anterior tenía seis cajones, aquí bastantes más. Échale un ojo a la foto y cuéntalos. Además de diversos tamaños y con variaciones en su decoración. O sea, su contemplación ya es todo un entretenimiento. El resultado es de una funcionalidad total pero además de un dinamismo fuera de lo común en este tipo de muebles. Sin duda, una gran idea para un vestíbulo diferente.

Una entrada minimalista

Consola de entrada moderna con patas de acero de MUEBLES ARNAL Moderno

Una entrada minimalista

Radicalmente opuesto al anterior mueble recibidor. Aquí predomina la uniformidad y la sencillez propia de los muebles más minimalistas. Pero el resultado es una consola práctica y muy elegante. Aquí la vemos en color blanco, pero este mueble español también se puede adquirir en plata, tono visón, negro o en nogal americano. Lo que siempre es una constante es el toque de distinción que le aportan sus patas de acero inoxidable.

Radicalmente opuesto al anterior mueble recibidor. Aquí predomina la uniformidad y la sencillez propia de los muebles más minimalistas. Pero el resultado es una consola práctica y muy elegante. Aquí la vemos en color blanco, pero este mueble español también se puede adquirir en plata, tono visón, negro o en nogal americano. Lo que siempre es una constante es el toque de distinción que le aportan sus patas de acero inoxidable.

El recibidor ideal: cajones, aparador y espejo

Consola de recibidor moderna lacada de MUEBLES ARNAL Moderno

El recibidor ideal: cajones, aparador y espejo

Estamos ante un recibidor extraordinariamente moderno en sus formas  rectas pero clásico en su concepto. Ya que en él se reúne todo aquello que poseían los recibidores de antaño. Es decir, tiene sus cajones para ocultar lo valioso que no se quiere dejar a la vista, también su aparador para todo lo contrario, es decir que veamos eso que tenemos que coger antes de salir de casa, y su espejo para vernos a nosotros mismos, y atusarnos una vez más el pelo.

Estamos ante un recibidor extraordinariamente moderno en sus formas  rectas pero clásico en su concepto. Ya que en él se reúne todo aquello que poseían los recibidores de antaño. Es decir, tiene sus cajones para ocultar lo valioso que no se quiere dejar a la vista, también su aparador para todo lo contrario, es decir que veamos eso que tenemos que coger antes de salir de casa, y su espejo para vernos a nosotros mismos, y atusarnos una vez más el pelo.

El Art Decó nunca pasa de moda

Consola Art Decó Eyon de Ámbar Muebles Moderno

El Art Decó nunca pasa de moda

El referente de diseño de esta espectacular consola está muy claro: el art decó. Sus elementos son un amplia encimera de cristal sostenida por unas patas, en realidad solo es una que forma una inmensa U, en madera de ébano. Pero la oscuridad de ese material alcanza el brillo con el recubrimiento de pan de oro de su parte interior. Sencillamente, se trata de una consola que provocará un impacto a cualquier que visite esa vivienda.

El referente de diseño de esta espectacular consola está muy claro: el art decó. Sus elementos son un amplia encimera de cristal sostenida por unas patas, en realidad solo es una que forma una inmensa U, en madera de ébano. Pero la oscuridad de ese material alcanza el brillo con el recubrimiento de pan de oro de su parte interior. Sencillamente, se trata de una consola que provocará un impacto a cualquier que visite esa vivienda.

Caprichoso e imaginativo

Petra de Schuller de Ociohogar Moderno

Caprichoso e imaginativo

Una variante de la idea anterior. Un módulo fijado a la pared, en la que ha desaparecido el cajón, y es un grueso aparador que alcanza por su volumen y anchura una rotunda presencia en el vestíbulo. Y sobre él un espejo, y con el detalle de hallarse descentrado. Pero no es un espejo clásico, enmarcado  y de líneas rectas. Es un espejo diferente. Compuesto de diferentes fragmentos superpuestos, todos ellos de formas curvas. ¿Qué evoca este espejo? Esa es la gracia de este conjunto para el recibidor. Para unos puede simular la copa de hojas de una planta, más aún si se coloca estratégicamente un cuenco cerámico en su base. Para otros puede ser una nube. Y para algunos simplemente un atrevido motivo decorativo.

Una variante de la idea anterior. Un módulo fijado a la pared, en la que ha desaparecido el cajón, y es un grueso aparador que alcanza por su volumen y anchura una rotunda presencia en el vestíbulo. Y sobre él un espejo, y con el detalle de hallarse descentrado. Pero no es un espejo clásico, enmarcado  y de líneas rectas. Es un espejo diferente. Compuesto de diferentes fragmentos superpuestos, todos ellos de formas curvas. ¿Qué evoca este espejo? Esa es la gracia de este conjunto para el recibidor. Para unos puede simular la copa de hojas de una planta, más aún si se coloca estratégicamente un cuenco cerámico en su base. Para otros puede ser una nube. Y para algunos simplemente un atrevido motivo decorativo.