Cómo dar vida a tu terraza

Belén F. Escribano Belén F. Escribano
Loading admin actions …

Quien tiene una terraza, tiene un tesoro. Nada se iguala a la posibilidad de observar una tormenta de verano desde un sillón en el balcón con un café en la mano. Hace poco, una conocida marca de diseño de mobiliario para hogar inició una campaña para devolver la vida a todas aquellas terrazas que se encontraban ocultas bajo un manto de polvo. El éxito fue rotundo, y las transformaciones más propias de un reality de “cambio radical” que del  rediseño de un espacio que muchos dan por olvidado. No puede haber nada peor que un balcón abandonado a su suerte, sin tener en cuenta la amplia gama de posibilidades que puede ofrecer. Si Benjamin Button pudo trasladar su colchón y su vida a un salón, ¿por qué no trasladar nuestro salón a las terrazas? He aquí una pequeña selección de ideas para dejar volar nuestras terrazas y nuestra imaginación.

De tu terraza al cielo

Verde que te quiero verde. Si no se tiene la buena suerte de vivir en un adosado con jardín, por favor, no olvides por ello  la vida que unas plantas pueden darle a tu casa. Y si hay un sitio susceptible de convertirse en tu pequeño oasis particular, ese es el balcón. Convierte la terraza en un Amazonas sin complejos y decóralo con un ambiente alegre y primaveral como el de esta imagen para que no haga falta salir de casa si lo que quieres es aire fresco.

Dentro y fuera

Pero no todas las terrazas tienen por qué quedar al descubierto. Las estaciones no entienden de decoración y diseño, de modo que proteger esta zona de la vivienda es una buena idea para evitar que se llene de polvo y suciedad. La máxima, eso sí, es no perder la sensación de espacio abierto, por lo que el acristalamiento con el que la cubramos debe ser limpio y sencillo para poder permitir tener buenas vistas. Por ejemplo, este diseño de Mariane Marilda Baptista combina a la perfección ambas ideas. El espacio está cubierto y no por ello pierde sensación de exterior dando acceso a esa increíble panorámica.

Volar desde el balcón

Un must de la decoración de terrazas debería ser escoger adecuadamente dónde queremos sentarnos. Desde la sencilla silla de jardín hasta los diseños más exquisitos pueden permitirnos la opción de descansar en un lugar distinto al salón y con ello conseguir el objetivo inicial: hacer más vida en la terraza. Cada vez son más los diseños que apuestan por sillas y sillones suspendidos que no sólo aportan una estética completamente innovadora, sino que invitan a volar sin necesidad de movernos de casa. ¿Y quién no ha soñado con subirse a la alfombra mágica de Aladdín?

Noches arábicas

Y hablando de trasladarnos hasta Oriente, ¿qué te parece un diseño inspirado al más puro estilo ‘Las mil y una noches’? En este caso, cuanto más cerca del suelo mejor. Quizás si Sherezade hubiese descubierto esta terraza no le habrían hecho falta todos aquellos relatos, pues habría bastado con sentar al rey Schariar en uno de estos sillones y dejar que el envoltorio de estrellas hiciera el resto.

Madera por doquier

¡No hay que olvidar los suelos! Si no sabes por dónde empezar a la hora de decorar tu balcón, el suelo debería ser el primer punto. Hay tantas posibilidades como gustos, hay quienes optan por las losetas de madera para revestir el suelo, lo que le da un aspecto mucho más acogedor.

O verde que te quiero verde

Sin embargo, cada vez más la opción estrella pasa por el césped artificial. No requiere ningún cuidado más allá de mantenerlo limpio y en buen estado, el efecto es mucho más alegre y dinámico. Además, podemos añadirle cojines por el suelo y darle un toque mucho más chill out.

Minimaliza tu casa

Pero oye, no todo tiene por qué ser una explosión de luz y color. El minimalismo también tiene cabida en estos espacios, de hecho un estilo sencillo y discreto de líneas rectas y tonos claros puede ser todo un acierto si se complementa con el resto de nuestra vivienda.

Aprovecha el espacio

Lo importante es tener en cuenta la forma más adecuada de optimizar el espacio que se nos ha proporcionado. No todas las terrazas pueden ser igual de grandes, pero eso no debe ser nunca un handicap, sino una herramienta sobre la que debemos trabajar de forma inteligente. Atrévete a experimentar sobre el terreno y explota el carácter más acogedor de tu balcón.

Oasis con encanto

Al fin y al cabo, la terraza es un espacio sin reglas. No debe obedecer a una necesidad primaria como puede ser la de una cocina o un dormitorio. Una terraza es tierra de nadie, en ella podemos expresar – a través de su diseño – nuestros gustos, nuestra forma de entender el ocio y el descanso. Puede ser una extensión de nosotros mismos.

Nunca una terraza tuvo tantas posibilidades
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!