Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una casa con mucho estilo

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Una casa que representa los ideales de un movimiento arquitectónico que fue el Movimiento moderno: vidrio, metal, funcionalidad. La señora Farnsworth fue la propietaria de la casa que lleva su nombre y que fue construida por Mies van der Rohe a mitad del siglo XX.Y precisamente Sra. Farnsworth es el nombre del estudio de arquitectura que firma el proyecto de esta vivienda que os presentamos. Se trata de un encargo de una pareja, Fran y Sara, que después de comprarse una parcela en Concello de Bueu, Galicia, buscaban unos profesionales que les diseñaran y construyeran la casa de sus sueños: una vivienda unifamiliar de tres habitaciones de estilo tradicional.

Un proyecto muy interesante que no os podéis perder.

Interiores clásicos

La vivienda se encuentra muy próxima a la cosa en una parcela con fuerte pendiente -unos 5 metros de desnivel- que la sitúa en un lugar privilegiado con vistas a la Ría de Pontevedra. Esta circunstancia supuso uno de los condicionantes más importantes para afrontar el proyecto. Que además de luchar con el terreno y adaptarse a él, tenía que satisfacer el programa deseado por los propietarios: vivienda de estilo tradicional, con fachadas de piedra, con una habitación en la misma planta que la zona de día, con un semisótano lo suficientemente amplio como para poder celebrar fiestas con los amigos y que además, fuese una vivienda de bajo consumo energético.

Y como podemos ver en la fotografía, el resultado ha sido increíble. Los interiores son espacios amplios y llenos de luz, en los que la madera es un material constante, así como los tonos tierra y los tejidos cálidos. El mobiliario es de estilo clásico, pero del clásico de los años 50, elegante y minimalista.

La planta baja

La vivienda se organiza en tres niveles: la planta baja, el semisótano y la planta bajocubierta. En la baja vamos a encontrar la cocina y el comedor, el dormitorio principal, el baño, un aseo y el lavadero. Es la planta donde se van a realizar la mayor parte de las actividades diarias. Por lo tanto las estancias están pensadas para ser cómodas y amplias, como la cocina de la imagen, la cual se organiza en torno a una isla central, que sirve como barra para comer y también como superficie de trabajo.

Si os gustan las cocinas con cierto aire rústico como esta, no os perdáis este enlace

Tres colores

En la planta baja existe una combinación de tres colores, que permiten crear una base de tonos neutros con la que es muy fácil combinar todo tipo de mobiliario y que además, es intemporal. Hablamos del marrón de la madera de roble, presente en las carpinterías y en el forjado; el blanco de las paredes y techos; y el gris del suelo y de las escaleras.

Comunicación vertical

La comunicación entre la planta semisótano, baja y bajocubierta se hace por medio de esta escalera metálica, de peldaños y barandilla sencillas, en la que no encontramos tabica, para aumentar la sensación de ligereza y potenciar el flujo de la luz.

En el semisótano vamos a encontrar una amplia estancia para reuniones con amigos, el trastero y el cuarto de instalaciones.

Planta bajocubierta

En la planta alta nos encontramos los otros dos dormitorios con baño y una zona multifuncional que vemos en la fotografía. Se trata de un espacio que puede ser usado como zona de trabajo o simplemente de descanso y a la que la luz llega de múltiples frentes: las grandes ventanas, el hueco de la escalera y también de la doble altura del salón.

Detalles muy cuidados

Lo que hace especial a este proyecto no es solo su distribución, su abundante entrada de luz natural o la elección del mobiliario. Sino también, y sobre todo, la atmósfera que se ha conseguido. Un hogar cálido y confortable. Y para ello ha sido necesario prestar mucha atención a los detalles, como el que vemos en esta fotografía de la contraventana de madera. Un pequeño gesto que marca la diferencia.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!