15 ideas geniales para dividir espacios sin paredes | homify

15 ideas geniales para dividir espacios sin paredes

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Sonia HADDON Interior Designer Salones de estilo moderno
Loading admin actions …

La privacidad es uno de los valores principales que aporta el hogar. Sin embargo, una vez cruzado el umbral de la puerta, las separaciones empleadas para delimitar tus estancias pueden darle a tu casa un aspecto singular y lleno de personalidad. Se trata de alcanzar el equilibrio entre garantizar la intimidad de cada una de ellas mientras confeccionamos diseños cargados de encanto, cálidos y abiertos. 

Lo que te proponemos para conseguirlo es dividir espacios pero sin levantar paredes o, lo que es lo mismo, recurrir a separaciones visuales más físicas haciendo gala de la imaginación, el ingenio y, en muchas ocasiones, la creatividad. ¿Quieres saber más? Déjate seducir por estas 15 ideas geniales para dividir tus estancias prescindiendo de los muros.

1. Venecianas de madera

Durante mucho tiempo su funcionalidad estaba centrada en garantizar la privacidad de armarios y vestidores pero su potencial ha hecho que los expertos rescaten las venecianas como elemento divisor de espacios. Fabricadas en madera son capaces de dotar a las estancias de una calidez propia y, para hacerlas aún más prácticas, se presentan en formato batiente para abrirse o cerrarse a capricho. 

2. Las plantas, grandes aliadas

Macetera divisoria entre recibidor y sala Alfagrama estudio Pasillos, vestíbulos y escaleras de estilo moderno
Alfagrama estudio

Macetera divisoria entre recibidor y sala

Alfagrama estudio

Discretas, efectivas y llenas de vida. Las plantas son grandes aliadas en la decoración y diseño de interiores y es que, lo mismo añaden un toque de naturaleza al salón, que hacen las veces de elementos divisores de espacios sin necesidad de recurrir a las paredes. En esta propuesta se ha optado por una sucesión de maceteros con plantas para delimitar las zonas de la escalera y la entrada.

3. Paredes reflectantes

La aportación estética del uso de espejos a la decoración de espacios es incuestionable. Eso es precisamente lo que destacamos en este ejemplo que utiliza una pared reflectante para crear un juego visual que hace que las cuatro paredes que delimitan el espacio, se conviertan en dos. Su presencia contribuye, además, a hacer que los espacios parezcan más grandes. 

4. Paredes de hormigón

Siempre que las necesidades de intimidad lo requieran puedes optar por una solución a medio camino entre el hermetismo total y la abertura total de los espacios. Se trata de garantizar la privacidad de un área concreta colocando una pared de hormigón para delimitar la misma. La idea es que crees un espacio íntimo dejando uno de sus laterales abiertos. 

5. Medias paredes

Dos medias paredes no es lo mismo que una entera y es que, es la diferencia entre dividir el espacio mediante una limitación física, o conectar dos estancias. La materialización de esta propuesta se concreta en una pared a media altura desde el techo y otra que hace lo propio desde el suelo, pero dejando entre ellas un espacio que permita comunicar los ambientes convirtiéndose en punto focal.

6. Muebles ligeros

Los muebles son otro de los recursos más recomendables para dividir espacios sin levantar paredes. Unas estanterías como las que ves en la imagen, permiten delimitar el salón y la cocina sin llegar a erguirse como una frontera total. Ambas estancias quedan conectadas visualmente y, siempre que lo desees, puedes incrementar la privacidad colocando objetos decorativos u otros elementos sobre ellas. 

7. Puertas corredizas

Las puertas corredizas de cristal son una opción a tener en cuenta cuando se trata de dividir o conectar espacios, entre otras cosas, porque son extremadamente versátiles. Abiertas garantizan una continuidad total del espacio y, cerradas, permiten que esa conexión se mantenga vigente a gusto del consumidor ya que, si necesitas más privacidad, siempre puedes cubrirlas con unas atractivas cortinas. 

8. La isla de cocina como elemento divisor

Dos de los escenarios habituales de la aplicación del open concept son la cocina y el salón. Ambas estancias apuestan, sobre todo en casas pequeñas, por compartir espacios recurriendo a divisiones originales que prescinden de los muros. La isla de cocina, por ejemplo, es un elemento perfecto para llevar a la práctica esa limitación espacial sin recurrir a las paredes. 

9. Dos usos en un mismo espacio

Esta cocina recurre a un sistema muy original para delimitar la zona de lavado de la cocina propiamente dicha. Se trata de una pseudo pared confeccionada con bloques de estética redondeada que, si bien no cierra por completo el espacio, sí que delimita claramente cada uno de los usos. 

10. Un mueble multifuncional

Por delante, por detrás, del derecho, del revés… Este mueble es una solución creativa y original que hace las veces de frontera física sin necesidad de recurrir a las paredes y aportando un valioso espacio como solución de almacenamiento. 

11. Soluciones originales

La creatividad no tiene límites y puede llevarte a plantear soluciones originales para dividir tus espacios sin paredes. En este salón, el sofá hace las veces de límite y, para que no queden dudas de su papel, integra a sus espaldas unas coquetas estanterías que añaden un toque muy personal al conjunto. 

12. Más madera

La versatilidad de la madera hace de este material una elección perfecta para dividir espacios sin llegar al hermetismo de los muros pero garantizando la privacidad de las estancias. 

13. Muebles modulares

Siguiendo con la idea de emplear los muebles como elementos divisorios, aquí tienes otro ejemplo muy inspirador. Se trata de un mueble modular que separa la zona del salón del comedor permitiendo, en cualquier caso, la continuidad visual entre ambos. Máxima funcionalidad y estilo. 

14. Estanterías

Las estanterías vuelven a ser protagonistas en la separación de estos ambientes. La introducción de este tipo de elementos en espacios abiertos es una buena manera de añadir una impronta personal al diseño al tiempo que divides áreas concretas. 

15. Al estilo de los tradicionales biombos

La última de nuestras propuestas para dividir espacios sin paredes es una vuelta a lo tradicional. Los míticos bombos vuelven a estar de moda con diseños actualizados como este. Fabricado a base de rejas y con bisagras dará a tus espacios un punto de singularidad incontestable. 

Si te interesan este tipo de elementos, encontrarás más modelos en nuestro libro de ideas: Espectaculares biombos para tu hogar.

¿Cuál de estas ideas para dividir espacios sin paredes trasladarías a tu hogar?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) HUGA ARQUITECTOS Casas de estilo rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!