Transformación radical en un garaje desaliñado

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Muchos de nosotros hemos tenido en mente en algún momento montar nuestro propio negocio. Y la verdad es que ponerse manos a la obra no es nada fácil. Uno de los problemas principales surge cuando pensamos en el lugar donde desarrollarlo. Nunca se tiene demasiado dinero al comenzar, por eso ahorrar en este aspecto suele ser crucial. ¿Un truco? Reciclar. No solo muebles, sino también lugares. ¿Qué mejor que aprovechar estancias vacías de nuestras casas para convertirlas en el negocio de nuestros sueños? Esto debió de pensar el propietario de esta tienda de productos naturales cuando decidió ubicarla en su antiguo garaje.

Si queréis conocer este increíble proyecto del arquitecto japonés Frchis, quedaos un ratito con nosotros.

Estado previo

La imagen del estado previo del garaje es algo muy habitual. Lo típico. Trastos por todas partes. Se usaba realmente como garaje, pero también como trastero. Resulta muy complicado imaginar que este espacio haya podido convertirse en una tienda. Un lugar con tan poca luz y tan poca superficie, aparentemente.

El lugar de los trastos

En el garaje no solo se guardaba el coche. También una antigua impresora, zapatos viejos, una mesa de taller, mochilas, ropa y un sinfín de trastos inútiles. Sin embargo, tanto el propietario como el arquitecto supieron ver el potencial que había aquí dentro. ¡Había que aprovecharlo!

Cambio radical

¿Qué os parece? El antiguo trastero, destartalado y caótico se ha convertido en una bonita tienda de productos ecológicos. En ella la madera natural revista casi todas sus superficies: el mostrador, la mesa central, los cajones, el pavimento. Material que contrasta con el blanco de las paredes y el techo. 

Para conseguir una mayor luminosidad y también, para atraer la vista de los transeúntes, la puerta del garaje ha sido sustituida por una gran ventana y una puerta con hueco de cristal. 

Si sois unos apasionados de los muebles de madera, aquí os dejamos varias ideas para construir vosotros mismos.

Orden absoluto

Al contrario de lo que veíamos en el antiguo garaje, ahora la tienda mantiene un orden absoluto. Es necesario que algunos productos se vean a simple vista y que la tienda nos de una buena impresión nada más entrar. Por eso se usan muchos muebles que sirven como almacenaje, cajones, estanterías. Pero también resultaba interesante que algunos productos estuvieran a la vista. Como los aceites de la imagen, alojados en unas botellas de cristal que dejan ver las tonalidades marrones de los líquidos, creando una bonita paleta de colores.

Más transparencias

Siguiendo con la búsqueda del orden absoluto y el interés por mostrar los productos, vemos también otras formas de almacenamiento, como estos botes de cristal con las descripciones. 

Como podemos comprobar, el cuidado de los detalles se ha convertido en algo fundamental para el propietario.

Tienda con posibilidad de cata

La tienda no está únicamente enfocada a la vena de productos, sino también a la cata. Es decir, nos podemos tomar un té allí mismo y luego comprarlo y llevárnoslo a casa. Por eso era importante que el espacio fuera amplio y acogedor y que contara con una gran mesa para dar cabida a varios clientes.

Vista desde el exterior

Terminamos con la imagen exterior desde la calle. Podemos ver cómo el nuevo cerramiento ha dotado al garaje de un carácter completamente distinto. Ahora nadie diría que en el interior hay un coche o un trastero. sino que pensaríamos que ahí dentro sucede algo muy interesante. 

¿Entramos?

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!