Casas de estilo ecléctico de Christèle BRIER Architechniques

El maravilloso antes y después de una ruinosa casa de piedra

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Los arquitectos de Christèle Brier han sido los autores del maravilloso cambio de esta casita de piedra situada en medio del campo francés. Su estado ruinoso hacía que fuera necesario un inminente cambio para poder sacarle brillo y devolverle el esplendor de sus mejores años. Los propietarios querían que la nueva construcción mantuviese el encanto de la antigua, pero que los interiores ganaran en luz y en general, que la vivienda respondiera con la forma de habitar en la actualidad. Veamos cómo lo han conseguido.

Antes: una ruina encantadora

En esta imagen del estado previo a la reforma, se nota la magia de la construcción. Aunque el techo estaba vencido, las paredes derruidas y era imposible volver a habitarla en este estado, la casa mantenía un gran encanto. También se hacía evidente que en el nuevo proyecto la casa debería contar con aperturas en la fachada mucho mayores que las actuales, muy pequeñas y escasas, para alcanzar la luminosidad en los interiores que los propietarios iban buscando.

El proyecto

En este boceto del proyecto se aprecia ya la intención de los arquitectos por conectar la casa a su entorno mediante la apertura de grandes vanos verticales en la fachada, el diseño de una terraza pegada al río, una pequeña construcción de vidrio que cubre una de las ventanas sirviendo como balcón de invierno… Todo esto ha generado un giro radical no solo en la imagen exterior de la casa, sino también en el uso de los espacios interiores. Veamos cuál ha sido el resultado real.

Durante la obra

Esta fotografía tomada durante la obra refleja el delicado tratamiento que se le ha dado a la fachada con el objetivo por preservar el encanto original. Parte de las piedras han sido reutilizadas, y el techo a dos aguas sigue teniendo la misma forma y altura, aunque completamente renovado por temas de seguridad. En la fotografía ya se ven las nuevas ventanas que son las que van a llenar de luz los interiores. ¿Crees que ha mantenido su encanto original, pero luciendo ahora una imagen renovada y moderna?

Antes: interiores al borde del derrumbre

Esta otra imagen corresponde con el estado ruinoso de uno de los interiores antes de la reforma. Como puedes notar, es bastante desolador. Con un techo prácticamente desvencijado y fachada derrumbada, la construcción presentaba sin embargo un fuerte muro de piedra y un espacio con mucho potencial por descubrir. Y esta fue la tarea de los arquitectos, que tuvieron que estudiar primero qué elementos estaban en buen estado y se podían mantener, y cuáles había que sustituir irremediablemente.

Nuevos interiores

Después de la intervención, el mismo espacio de la imagen anterior ha recobrado vida y ahora se ha convertido en una estancia luminosa, moderna y cómoda. Los muros de piedra de la fachada se extienden hasta los interiores y aparecen en cada una de las habitaciones de la casa. Los mismo pasa con las nuevas y grandes ventanas verticales que sirven no solo para introducir mucha luz natural, sino también como miradores hacia el campo circundante.

Conexión directa con la naturaleza

Uno de los rincones más especiales de la casa es esta construcción acristalada que cubre una de los huecos de fachada y sirve como balcón hacia el río que discurre paralelamente a la casa. Un mirador en el que se puede sentir de primera mano la naturaleza y en el que se escucha y se toca el agua. Esta caja de luz conecta asimismo la casa con la terraza con suelo de madera que ya intuíamos en el boceto del proyecto y al que puedes volver para comprobarlo.

La cocina

En esta vista rápida hacia la cocina se aprecia un diseño sencillo pero muy cómodo, con mucho espacio de trabajo y también con bastante superficie para moverse. Las paredes de piedra de la fachada como hemos visto se cuelan también en los interiores, y la cocina no iba a ser menos. El suelo se cubre de baldosas claras con acabado pulido, duplicando la luz y creando nuevos reflejos antes inexistentes.

El cuarto de baño

El cuarto de baño es el que más se aleja de esa estética rústica que ha acompañado a toda la casa. En él se ven materiales modernos y nuevos colores como el blanco y el gris en combinacion con el blanco. Otros detalles como los azulejos formando una cenefa en las paredes de la ducha, o incluso la propia cortina, convierten a este pequeño baño en un lugar cómodo y práctico, pensado para un uso diario y muy familiar.

Y tú, ¿te atreverías a renovar una construcción como esta?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!