Una casa moderna con nombre femenino

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

En Javea, una famosa localidad costera de la provincia de Alicante, los profesionales de Miralbó Excellence diseñaron una vivienda para los amantes de los paisajes mediterráneos. Al fondo el mar, y sobre él suaves montañas de pinos y matorrales que lo franquean formando acantilados. En este entorno privilegiado se construyó villa Nerea, sobre una privilegiada parcela silvestre. Elevada sobre el resto de viviendas, Nerea se muestra curiosa y, a su vez, tranquila. Por sus grandes huecos de vidrio busca mantener una relación visual constante con su entorno. Sin embargo, su solitaria localización consigue cuidar la privacidad de sus interiores, que buscan su razón de ser en su conexión con los paisajes circundantes. Recorremos sus 250 metros de superficie a través de la siguiente selección de imágenes. 

De frente

Villa Nerea ordena su programa interior en dos alturas diferentes. En torno a la construcción, un extenso sistema de terrazas, espacios ajardinados y más servicios se suceden, permitiendo que los futuros propietarios de esta villa puedan disfrutar en primera persona de las virtudes del paisaje. El proyecto parte de su relación con el exterior, sin él perdería su razón de ser. El volumen no es puro ni regular, sino todo lo contrario, la construcción parece el resultado de una adhesión de piezas, que buscan las mejores condiciones. 

El vidrio

El material principal con el que serán construidas las fachadas de villa Nerea será el vidrio, asegurando la transparencia. El límite entre interior y exterior se diluye, desaparece visualmente y el dentro y fuera se convierten en un mismo espacio. Las montañas y el mar pasan a formar parte del paisaje interior de la casa, que con su cualidad cambiante se convierten en un diseño interior dinámico.

En el interior

Los diáfanos paisajes sirvieron de inspiración a los espacios interiores, cuyas principales características fueron su abertura y fluidez. En la planta baja, nivel en el que se ubicarán los usos de carácter público de la casa, encontramos una planta sin tabiques, donde el salón, el comedor y la cocina tendrán lugar. Se procura que todos tengan las mismas características estéticas, integrándolos en una misma línea de interiorismo. El suelo continuo, los muros blancos y el estilo de mobiliario ayudan a alcanzar este fin. 

En detalle

Las terrazas, en vez de formar únicamente parte de los espacios exteriores, también constituyen una pieza indiscutible de los interiores. La piscina, de diseño infinito, sobrevuela el paisaje y permitirá a los propietarios a experimentar una sensación única. En la esquina más privilegiada de esta planta baja encontramos la zona de estar, con las mejores vistas. 

Un dormitorio de película

Pero si la planta inferior quitaba el aliento, la superior le hace justicia. Desde aquí, las miradas al paisaje son, si cabe, aún más impresionantes. Las barandillas de vidrio permiten otorgar esa sensación de ligereza e infinidad a las terrazas, que complementan a las estancias más privadas situadas en este nivel. Los dormitorios son luminosos, abiertos, públicos, características que contrastan con su cualidad de íntimos. 

Hasta aquí el recorrido por lo que villa Nerea será una vez construida. Si quieres conocer otros proyectos domésticos de infarto, os recomendamos: 

5 increíbles casa cerca del mar.  

¿Qué te parece esta vivienda unifamiliar? ¿Le cambiarías algo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!