Una casa llena de esquinas

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Hay casas que conquistan por su elegancia, otras por sus cálidos interiores y algunas por sus singulares formas. Ca’s Busqueret lo hace por los tres motivos. Situada en el municipio de la Selva, en la isla de Mallorca, esta casa presenta una fachada diferente en cada uno de sus lados. Cubiertas inclinadas, esquinas que apuntan al cielo y, sobre todo, tranquilidad, eso es lo que inspira esta pequeña unifamiliar de verano. Aunque sus interiores parecen que tímidamente se quieren asomarse al exterior, en uno de sus lados una terraza permite que los espacios interiores no solo se asoman al increíble paisaje, sino que fluyan hacia afuera y se llenen de su frescura. Aunque su composición sea complicada de entender, solo responde a un objetivo: que las diferentes partes de su programa se organicen por volúmenes. Nos asomamos a esta maravillosa vivienda de veraneo en Mallorca. 

La fachada este

Pocos dirían que se trata de una vivienda de dos dormitorios, y es que desde esta perspectiva Ca’s Busqueret parece más pequeña de lo que es. Sin embargo, las apariencias engañan, y tras esta original fachada se esconde una vivienda a la que no le falta de nada. Alejándose se formas clásicas, Ca’s Busqueret invierte la forma arquetípica de casa. Puede parecer un gesto caprichoso del arquitecto, en busca de llamar la atención, pero la solución adoptada en la cubierta poco tiene un fin completamente diferente: abrir lucernarios para iluminar los interiores.

En detalle

En concreto esta fachada corresponde a la zona de dormitorios de la casa. Dos ventanas alargadas abren vistas al paisaje y permiten que la luz natural se cuele dentro. Sin embargo, cuando la oscuridad es buscada, dobles puertas de madera cubren los vidrios, dejando que la noche se haga en el interior. Los dos dormitorios son dobles y ambos se complementan con una zona de almacenamiento y un cuarto de baño propios. Cuando la climatología lo permite, la mayoría de meses del año, los usuarios de esta casa pueden salir a la pequeña terraza que rodea esta parte de la casa y disfrutar de la tranquilidad y la belleza del paisaje circundante. 

La fachada oeste

En el lado opuesto, esta casa mira al exterior de una manera diferente. Un pequeño hueco abre vistas al salón de la casa, de la misma manera que los dormitorios lo hacen. El otro tramo de muro, a la izquierda, no encierra ningún interior, sino que pone fin a la terraza que descubriremos más adelante. Los muros exteriores de la casa fueron revestidos del mismo material y pintados con la misma tonalidad clara, al igual que las carpinterías empleadas en las ventanas, todas realizadas con cálida madera. 

En el interior

Con esta perspectiva en longitudinal nos asomamos al interior de la casa. La zona de día ocupa un mismo espacio, salón, cocina y comedor encerrados entre las mismas paredes. Los dormitorios, sin embargo, se ocupan en la parte del fondo y en paralelo. Mientras los exteriores era de color crema bajo el sol, los interiores se pintaron de blanco, intentando aprovechar al máximo la luz natural que entra por los diferentes huecos. La organización interior intentó ser lo más abierta posible, evitando la aparición de pasillos y haciendo lo más fluidas posibles las circulaciones. 

La terraza

Uno de los lugares más especiales de la casa es sin suda la terraza. Se accede a ella a través de la zona de día, y aunque es exterior, es considerada como un espacio habitable más de la vivienda. Una cubierta inclinada la protege de la lluvia, haciendo que sus usuarios puedan convertirla en el salón o comedor de verano cuando se les antoje. 

Hasta aquí nuestro recorrido por esta vivienda en Mallorca. Si quieres conocer más proyectos como este, no dudes en echarle un vistazo a:

El diseño de un hotel rural en Mallorca

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!