Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 Trucos para que el dormitorio sea el espacio más acogedor de la casa

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Nuestro trocito de casa, un rincón donde encontramos nuestra privacidad y donde nos encontramos con nosotros mismos. El dormitorio. La habitación más tranquila donde nos reunimos con las tan merecidas horas de sueño y el confort de unos cojines para una tarde en buena compañía, aunque sea de un libro. El dormitorio. El espacio donde pasamos, por lo menos los más afortunados, ocho horas de nuestro día para recargar la energía necesaria para enfrentarnos a un nuevo día. El dormitorio merece, por tanto, nuestra atención a la hora de decorarlo. Merece, nos merecemos, que lo volvamos acogedor y confortable, que tenga cortinas ideales, una iluminación adecuada, una ropa de cama atractiva y una alfombra calentita para cuando posamos los pies en el suelo. 

En nuestro libro de ideas de hoy, te sugerimos seis elementos que no pueden faltar en nuestro santuario. ¿Consigues adivinar cuáles son? 

Cama

Comencemos por la pieza principal de un dormitorio: la cama. ¿Cómo elegirla? Primero, debes escoger una estructura en función del tamaño del dormitorio. Una vez colocada en su ubicación debe sobrar espacio para circular sin restricciones y añadir otros objetos de decoración a su gusto. Camas muy grandes en espacios muy pequeños no funcionan. O tu cuarto va a parecer todavía más pequeño y claustrofóbico, tanto que acabará por tener efectos nefastos en la calidad de su descanso. 

Importa también, invertir en un buen colchón. Los colchones son, normalmente, caros pero pueden acompañarte a lo largo de tu vida y es preferible optar por un colchón confortable que tener que visitar al médico con dolores musculares o enfrentar un día de trabajo después de una noche de mal dormir. La mayor parte de las marcas de colchones facilitan la compra a plazos, algo que resulta muy ventajoso. Con esto no queremos decir que haya que elegir el colchón más caro de la tienda, de hecho puede que este no sea el más apropiado para tu estatura o características personales. Nuestro consejo: déjate asesorar por los profesionales antes de tomar una decisión. 

Dicho esto, solo queda seleccionar la cama. ¿Tienes un dormitorio espacioso? ¿Qué tal una cama con dosel? ¿Vives en un apartamento pequeño? Si este es  tu caso, una cama que incorpore soluciones de almacenamiento, como por ejemplo unas cajoneras, puede resultarte muy útil. ¿Harto de tu vieja cama? Siempre puedes restaurarla o, lo que es lo mismo, pintarla y darle una nueva vida. Las opciones son innumerables. Procura ser fiel a tu estilo y ten presente el espacio del que dispones para elegir la mejor opción.

Cojines

Las camas que vemos en las páginas de las revistas y hoteles tienen algo en común: muchos cojines. No hay nada más sugerente que una cama bien hecha, con textiles frescos y cojines mullidos que nos inviten al descanso. No te limites a la típica sábana o edredón y a la almohada para dormir; apuesta por cojines decorativos y que transmitan confort. Puedes apostar por una estética monocromática al estilo de la que vemos en la imagen, o jugar con formas, colores y patrones. Es posible que te sorprendas gratamente combinando, por ejemplo, un cojín a rayas con otro estampado. Pero tampoco exageremos. No pongas cojines hasta en el centro de la cama o tendrás un gran trabajo en el quita y pon cotidiano. Otra de las ventajas de decorar la con cojines es la facilidad con la que puedes sustituirlos y darle a tu dormitorio un aspecto totalmente renovado. ¿Llegó el invierno y te apetece cambiar alguna cosa en casa? Cambia tus viejos cojines y pon unos nuevos. ¿El resultado? El cuarto parecerá otro.

Luz

Dormitorios de estilo  de Traço Magenta - Design de Interiores
Traço Magenta – Design de Interiores

Suite do Casal_pormenor da mesa de cabeceira

Traço Magenta - Design de Interiores

En un primer momento, podríamos decir que el dormitorio es una de las habitaciones de la casa menos importante en lo que a iluminación se refiere. Al final, se trata del espacio en el que dormimos y, en consecuencia, no conviene tener un exceso de luz. ¿Una afirmación acertada? No tanto. Es cierto que la mayor parte de las personas duermen mejor en la oscuridad total. No obstante, durante el día deben permitir la entrada de luz natural en el dormitorio por el bien de su salud mental. Además de eso, es conveniente disponer de puntos de luz específicos para tareas concretas como leer, vestirse, maquillarse, limpiar y hasta organizar tu ropa. Así, es fundamental tener una luz de techo que ilumine todo el espacio, al igual que otros puntos de luz más tenues que conviertan el cuarto en una estancia funcional y acogedora. 

Nuestra recomendación: utiliza una lámpara de techo en el centro que distribuya la luz de forma homogénea, así como otros puntos de luz que sirvan para dar un carácter práctico a la habitación o para crear un ambiente intimista como es el caso de las lámparas de mesilla de noche.

Decoración de pared

Dormitorios de estilo  de Spacemakers
Spacemakers

Casa Borba

Spacemakers

Los dormitorios tienden a ser pintados con colores neutros y relajantes que inviten a un merecido descanso. No obstante, sobre ese fondo es fácil crear murales con fotografías, telas, ilustraciones, vinilos u otros recursos que cuelgan como es el caso de la hoja dorada suspendida sobre el cabecero de la imagen, una propuesta de la firma portuguesa Spamakers. Las paredes son la superficie ideal para introducir elementos que aporten personalidad al dormitorio. La pared es, sobre todo en cuartos pequeños, pueden aprovecharse para colocar lámparas colgantes. Si, por falta de espacio, no tuvieras una mesilla de noche para colocar propuestas de iluminación, esta es una buena alternativa.

Cortinas

Igualmente, la ventana de tu dormitorio debe contar con un estor o cortina opaca que bajes durante la noche y puedas recoger durante el día detrás de otras más finas o traslúcidas que permitan el paso de la luz natural. Las segundas crearán un dormitorio más vaporoso y ligero.  Antes de escoger tus cortinas, ten en cuenta algunos aspectos. El primero de todos: el color y la tela. Ambos serán determinantes en lo que respecta a la longevidad de tus cortinas. Con el paso del tiempo, la luz del sol puede comerse los colores en los tejidos más delicados que, además, se desgastan con mayor facilidad. En dormitorio con mucha iluminación natural no es buena idea colocar cortinas muy coloridas, a menos que no te importe tener que sustituirlas con frecuencia. En caso contrario, opta por colores neutros que no sufran un desgaste tan notorio por la luz del sol y sean más versátiles en términos decorativos. El estor al que nos referíamos anteriormente también te ayudará a proteger las cortinas.  Escogido el color y tejido, hablemos de la longitud. Uno de los trucos preferidos por los diseñadores de interiores es suspender las cortinas algunos centímetros por encima de la ventana para hacer que el dormitorio parezca más alto. Si te gusta el efecto romántico proporcionado por las cortinas que se prolongan y arrastran por el suelo, entonces incrementa unos centímetros más de los estrictamente necesarios el tamaño de tus cortinas cuando elijas el tejido. Para la anchura, toma las medidas y duplica el valor, así podrás drapearlas, dándoles más volumen y, por consiguiente, obteniendo más privacidad y menor paso de luz.

Alfombras

Salir de la cama y pisar el suelo frío no es agradable. La sensación de pisar una alfombra suave y caliente, eso sí es confort. Una alfombra suaviza el espacio, lo torna menos frío y más cómodo, nos calienta los días más fríos y tiene un papel importante en términos acústicos. Puedes colocarla debajo de la cama dejando apenas un poco a la vista cada uno de los lados. Puedes colocar  una alfombra a cada uno de los lados o desde la mitad de la cama hasta los pies. Incluso puedes colocar dos alfombras en puntos distintos y crear ambientes diferentes, por ejemplo, en la zona de la cama y el vestidor.

No obstante, si además de crear un dormitorio acogedor buscas darle un aire ideal para las noches de pasión puedes encontrar inspiración en nuestro libro de ideas: 7 dormitorios románticos.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!