6 trucos para una casa cálida SIN CALEFACCIÓN

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

Ahora que tenemos aquí el invierno, está claro que todos necesitamos la calefacción para los días más fríos, para sentirnos cómodos en nuestra vivienda. Pero más allá del calor real que desprenden los radiadores o los aparatos con bomba de aire caliente, hay otro tipo de calidez en nuestra vivienda que también puede ser realmente importante. Y es la calidez que se consigue a través de la decoración, de los materiales y texturas elegidos para nuestra casa, etc.

Es esa calidez que sentimos al llegar a casa después de un duro día de trabajo. Después de pasar un rato en la calle con un frío helador soñando con una ducha caliente… Sabes a lo que nos referimos, ¿verdad? Es lo que llamamos calor de hogar y es algo simplemente genial.

Hay casas en las que entramos y notamos esa sensación al instante. Sin embargo otras se tornan más frías, menos acogedoras. Podemos tener una casa perfectamente decorada, que parezca de revista, y sin embargo que no nos transmita nada. Que sea como el decorado de una tienda de muebles. Eso es lo que queremos evitar que suceda en tu casa, y para ello te vamos a dar 6 sencillas claves para que comiences a aplicarlas desde ¡ya!

1. A través del color de las paredes

El color que elegimos para pintar las paredes de nuestra casa es muchísimo más importante de lo que puede parecer a simple vista. Determinará incluso el estado de ánimo, las sensaciones de vitalidad o tranquilidad… ¡Cromoterapia pura y dura!

Si te gustan las paredes en blanco te recomendamos que añadas colorido a la decoración si quieres hacer que el espacio sea algo más cálido. O bien que pintes una de las paredes, como puede ser la del cabecero de la cama en un dormitorio, de un color cálido, alegre. Los tonos que más harán por la calidez de tu hogar son el amarillo, el naranja y el rojo. Y los que aportarán serenidad, tranquilidad, pero también una sensación de frialdad son el azul, el violeta, el blanco, el negro… ¡Tú decides! Lo que está claro es que para sentirte cómodo deberás elegir el que más tenga que ver contigo y con tu personalidad.

2. Con el material del suelo

Es una de las cosas más relevantes a la hora de aportar calidez a una vivienda, así que si estabas pensando en cambiar el de tu casa, ten claro que puede llegar a ser una auténtica inversión. ¿Por qué? Los suelos de materiales fríos como el gres, la baldosa tradicional, etc., hacen que la casa esté más fría… No podemos caminar descalzos con tranquilidad, ¡nos congelamos! Y el calor de la calefacción se hace incluso menos tangible, se queda menos en casa.

Los suelos de madera u otro material cálido siempre serán un auténtico acierto a la hora de mantener la calidez, no sólo estética, también real. Da gusto caminar descalzo o con unos calcetines por un suelo de tarima de madera como el de la imagen o de parquet… ¡Piénsalo! Incluso puedes plantearte darle una oportunidad a los suelos radiantes…  

3. Gracias a las ventanas

Las ventanas también forman parte de este ritual de calidez. Si nos decantamos por colocar en nuestra casa unas buenas ventanas que estén bien selladas, que sean aislantes de temperatura y ruidos… ¡Nuestra factura  se verá reducida! No hará falta que pongamos la calefacción tanto tiempo ni tan fuerte, ya que el calor se quedará anclado en nuestra casa sin salir por una rendija o una zona mal sellada, entre otras cosas.

Además tener grandes ventanales que den al exterior es una auténtica suerte, un lujo, ya que también proporcionan muchísima calidez y convierten tu casa en un espacio mucho más bonito, luminoso y acogedor. ¡La luz del sol es vida! Recuérdalo y haz todo lo que esté en tu mano para no ponerle cortapisas.

4. Con el color y la intensidad de la luz

Todos sabemos de la enorme importancia que tiene la luz a la hora de hacer más frío o más cálido según qué ambiente, ¿no? Es sencillo: no es lo mismo iluminar una zona de la casa como la cocina (que requiere quizás un fluorescente más fuerte y potente) que un dormitorio o una sala de estar (que jugarán con luces más tenues). Es por ello que te invitamos a reflexionar antes de elegir una determinada lámpara e incluso un determinado tono de bombilla.

Para el salón o el dormitorio lo mejor que puedes hacer es tener una lámpara grande de techo y dos o tres puntos de luz (en tonalidades más amarillentas o anaranjadas) distribuidos por el espacio con cierto criterio. Así podrás elegir según el momento qué luz es la más apropiada encender. Para zonas de trabajo, cocina o baño, las luces pueden ser más blanquecinas y potentes. 

5. Elige textiles naturales y cálidos

A todos nos gusta llegar a casa, sentarnos en nuestro sofá o sillón favorito y arroparnos con una cálida manta. Pero los textiles que aportan calidez en invierno no se reducen a mantas o nórdicos. Con textiles y tejidos cálidos también nos referimos a las cortinas, los cojines, la ropa de cama y las alfombras. Estas últimas son vitales para aportar calidez y estructura a una vivienda, además de servir para diferenciar ambientes o espacios de una forma sencilla y económica.

A la hora de elegir los textiles y tejidos cálidos para el invierno debemos tener en cuenta la lana, el algodón, el pelo – piel (natural o sintético)… Son tejidos que harán ver tu casa más confortable y cálida, más resguardada del frío que queda ahí fuera pero que parece muy muy lejano…  

6. A través de la decoración

La decoración es probablemente la forma más sencilla y económica de aportar calidez a un hogar. Con esto no queremos decir que llenes cada hueco vacío de tu vivienda con algún detalle decorativo, recuerda: menos es más. Simplemente la decoración personal será lo que nos haga sentir en casa, a gusto, tranquilos.

También conseguirán esa sensación elementos como unas bonitas velas, unas plantas, decoración natural de madera, unas bonitas letras como las de esta imagen diseñada por Culto Decor… Las opciones son muchísimas, por lo que debemos elegir con cierto criterio estético pero sobre todo rigiéndonos por nuestros gustos y sensaciones personales. ¡Eso es lo que realmente le dará calor de hogar a tu vivienda!

¿Tú que crees que es lo más importante?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!