Sobresaliente metamorfosis en un piso anticuado

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Las reformas permiten cambiar la realidad de las viviendas, incluso de las que llevaban años obsoletas, permitiendo que su vida útil se prolongue en el tiempo. Sin embargo, para afrontar un proyecto de reforma de vivienda es necesario, además de analizar los diferentes problemas, poder captar el potencial oculto que muchas esconden. La arquitecta italiana Roberta Castelli fue capaz de hacerlo cuando se le encargó el de esta villa, construida hace más de 25 años. A pesar de mantener un estado óptimo para ser habitada, la vivienda necesitaba mejorar su aspecto y modernizarse, adaptándose al estilo de vida contemporáneo. Conocemos el antes y después a través de la siguiente selección de imágenes. 

Antes, la cocina

¿Quién no ha visto una cocina así? Lamentablemente, este es el caso generalizado. Y es que los años no pasan en balde, y en cuestión de diseño, las modas pasan muy rápido. Hace 25 años, la cocina se amuebló con piezas tradicionales: muebles de corte clásico y rústico y revestimientos cerámicos. No estaba mal aprovechada, su amplia superficie permitía incluso acoger un área central de comedor. 

Antes, el salón

El salón contaba con todas las piezas clásicas de uno italiano: un sofá de cuero oscuro, un cómodo sillón con reposapiés, una mesa de café de cristal y una alfombra de motivos persas. Sobre las paredes, diferentes cuadros decoraban este espacio, cuyo diseño podía ser mejorado. 

Después, una cocina nueva

La cocina y el salón fueron unificados, y el gran espacio resultante acogió diferentes usos de la zona de día. Se ganó amplitud y comodidad, pero no fue lo único. Como podemos comprobar en esta imagen, el diseño minimalista consiguió crear un ambiente contemporáneo muy atractivo. En primera línea encontramos la cocina, cuya península consigue crear una compartimentación conceptual con el resto de ambientes. A continuación encontramos el comedor. Y en el extremo la zona de estar, cuya pared fue revestida con un mapa mundi de lo más original. 

Se intentó crear un paisaje de líneas rectas y volúmenes puros, para esto se procuró crear un diseño donde todos los elementos estuvieran integrados, como en el caso del extractor, incorporado en el falso techo. En él se incluyó, además, un sistema de iluminación LED que destacar todas las piezas. 

Antes, la zona de día

La antigua distribución acogía espacios como el que vemos en esta imagen: un espacio relacionado con la escalera de la casa donde se encontraba el antiguo comedor.

Desde otra perspectiva podemos apreciar la gran dimensión de esta sala, cuyo diseño quedaba totalmente fuera de las otras estancias de la zona de día. 

Más relación entre los usos

Como decíamos antes, la reforma procuró relacionar vincular los usos de la zona de día. El antiguo comedor fue convertido en el salón principal de la casa y relacionado con el área de la cocina mediante dos puertas de vidrio oscuro y translúcido. Ambas habitaciones se relacionan ahora de manera más fluida y mantienen un contacto visual permanente. 

Para amueblar la casa tras la reforma se intentó aprovechar el mayor número de muebles posible. Las piezas del antiguo salón toman aquí un cariz diferente gracias a la nueva paleta de colores del espacio. Junto a ellos conviven otras nuevas de líneas modernas y piezas antiguas, como la cómoda de madera brillante. 

Un cambio de escalera

También la escalera fue reformada y rediseñada con el fin de encajar mejor en el nuevo paisaje. Se revistieron los peldaños con la misma madera del suelo y las paredes fueron pintadas de blanco y resaltadas mediante modernas luminarias. 

Antes, los dormitorios

En la planta superior encontramos los dormitorios de la casa. El antiguo diseño resultaba oscuro y poco acogedor, dos características que la reforma consiguió potenciar. 

Después, los dormitorios

Moderna, luminosa, cómoda y práctica es esta habitación tras la reforma. El nuevo diseño consiguió crear una atmósfera cálida y elegante, donde destaca el  juego de texturas y colores. En una paleta de tonos beige, la cálida iluminación consigue envolver a la habitación en un clima sofisticado y con carácter. 

Antes, el cuarto de baño

Terminamos este recorrido por el cuarto de baño, cuyo aspecto también dejaba bastante que desear. Los revestimientos, los sanitarios y la decoración necesitaban ser renovados para poder convertirse en un cuarto de baño acorde con el resto del apartamento. 

Después, el baño

Se cambió por completo su distribución y se apostó por separar los antiguos usos. Aunque se introdujeron nuevos sanitarios, se mantuvo el mismo color principal: el azul. 

Hasta aquí el recorrido por este antes y después de origen italiano. Si quieres conocer más proyectos como este, te recomendamos: 

Antes y después: una reforma integral en Viga

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!