8 consejos efectivos para que no entren a robar a tu casa | homify

8 consejos efectivos para que no entren a robar a tu casa

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
homify
Loading admin actions …

Que entren a robar a nuestra casa es uno de esos miedos que todos tenemos. Sobre todo cuando salimos de vacaciones durante unos días y no sabemos qué estará pasando por allí. Y es que cuando alguien entra en nuestra casa, nos sentimos violentados, como si alguien hubiese escarbado en nuestra intimidad. Más allá de las pérdidas materiales, que son importantísimas, sentimos de golpe una sensación de miedo e inseguridad difícil de borrar. 

En este libro de ideas te ofrecemos 8 consejos para intentar evitar, en la medida de lo posible, que entren a robar a tu casa. Nunca podrá ser cien por cien segura, pero hay que ponérselo lo más difícil posible a los ladrones. 

1. Tener un plan de colaboración con los vecinos

Los vecinos pueden sernos de gran ayuda (y nosotros a ellos). Pero para eso, primero tenemos que conocerlos, que llevarnos bien, que entablar una cierta relación que nos permita algo de confianza. De esta manera, cuando nos vayamos de vacaciones por un tiempo, o se vayan ellos, podremos echarnos una mano a la hora de vigilar nuestras casas. 

Vamos, lo que se ha hecho toda la vida: pedirles que nos suban y bajen las persianas, que nos saquen el correo, que comprueben que todo está en orden, que den las luces… Ese tipo de detalles que hacen que parezca que hay alguien en casa.

2. Instalar una alarma

Sabemos que lo de instalar una alarma no siempre es un método cien por cien efectivo a la hora de luchar contra los cacos. Pero es muchísimo mejor que no tener ningún sistema de seguridad activo. Además, cada vez mejoran más los sistemas de alarma: podemos vigilar con el móvil, activarla y desactivarla con el mismo, tienen sensores anti sabotaje, conexión directa con policía, cámaras… En fin, sabemos que es un desembolso mensual, pero puede merecer la pena si así tú y tu familia os quedáis más tranquilos.

3. Una buena cerradura y una buena puerta

Cuando compramos o alquilamos un piso, podemos darnos cuenta de que la cerradura o la puerta son bastante deficientes. Por eso es importante revisarlo y cambiarlas si es necesario. Hay cerraduras tan simples que se pueden abrir prácticamente con una radiografía. Otras, blindadas, que ponen las cosas mucho más difíciles a todos aquellos que quieran acceder a nuestra casa sin haber sido invitados. Ten en cuenta que no es un gasto, si no una inversión, ya que una puerta blindada revaloriza la casa.

4. Rejas en las ventanas

El asunto de poner rejas en las ventanas no es algo que convenza a todo el mundo. Creen que así perderán luz, que hará la fachada más fecha, que estropearán la imagen de su casa… Pero si consultas a un profesional del sector, te puede hacer un enrejado maravilloso de acuerdo al estilo de tu casa: rejas rústicas, modernas, con orlas o detalles, sencillas, en un color u otro… además, puedes abrirlas o cerrarlas siempre que quieras para que entre la luz. A la hora de dormir, cierras y listo. Te dará mucha tranquilidad.

5. No dejar las cosas de valor a la vista

Estamos acostumbrados a dejar las cosas de valor a la vista en nuestra casa. Obviamente, no vamos a guardar la televisión cada vez que nos vamos. Pero si sales de casa por unos días, incluso por un rato, procura no dejar elementos tales como el smartphone, el portátil o el joyero que acabas de usar, encima de la mesa. ¿Puedes ponérselo más fácil? Cuanto más lo guardes, más complicado tendrán el encontrarlo, e incluso puede llegar antes la policía de que se hagan con ello. ¡Intenta complicarlo un poco!

6. Un timbre fuera de la casa

Muchas casas unifamiliares tienen un problema. Y es que el timbre se encuentra en la puerta de entrada directa a la casa, en una puerta de acceso como la de la imagen. Pero, ¿qué pasa con el jardín o el camino que da hasta esta puerta? Lo más recomendable es poner un timbre fuera, en el muro de acceso a la casa o en la puerta que da al patio o jardín de acceso. De esta forma podremos comprobar quién viene a casa antes de abrir la puerta, con cierto margen. Imagina el típico vecino que te abre la puerta del jardín y pasa… pues eso.

7. Muro

Otra forma de intentar poner las cosas más difíciles a los ladrones, es construir un muro lo suficientemente alto como para que sea complicado saltarlo, o al menos como para darnos cuenta con el tiempo suficiente de que lo están intentando. Sabemos que esto no es garantía de nada, ni muchísimo menos, pero estamos seguros de que hace más que una simple valla de madera. Ten en cuenta que, además, con un muro tan alto no se puede ver bien la casa, por lo que quizás no resulte tan golosa. También ganarás en privacidad.

Puedes consultar a cualquiera de nuestros expertos en vallas y portones

8. Seguro de robo

Por último, y como hemos dicho varias veces a lo largo de este libro de ideas, sabemos que es imposible estar protegidos al cien por cien contra los robos. Por eso es tan importante contar con un seguro que nos cubra las pertenencias que hay en nuestra casa, así como los desperfectos que pudiera sufrir la misma. Suelen ir incluidos en el seguro del hogar y nos permiten tener la confianza de que se subsanarán nuestras pérdidas en la medida de lo posible en el caso de que los cacos hagan acto de presencia.

Te invitamos a que leas: 7 hábitos inteligentes para AHORRAR dinero todo el año.

15 salones modernos que te inspirarán para renovar el tuyo
Arrow navigation 3b3136b1
¿Qué te parecen estos consejos?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) HUGA ARQUITECTOS Casas de estilo rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!