Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cómo amueblar un piso de estudiantes – 7 ideas low cost

Karen Ayerve Karen Ayerve
Loading admin actions …

Y por fin llegó el día. Estás a punto de independizarte y aunque no se trata de “tu” departamento porque lo compartes con otros estudiantes, esperas decorarlo y arreglarlo con el mismo cariño que lo harías en tu propia casa. Porque al fin y al cabo, éste será a partir de ahora, y al menos durante lo que queda del año lectivo, tu nuevo hogar. Aunque nuestras expectativas están por las nubes, es necesario contar con la posibilidad de contratiempos en el procesos de decoración: nuestro presupuesto es limitado, y llegar a un consenso con los demás inquilinos puede ser una tarea complicada. Ya que vamos a vivir todos bajo el mismo techo, no olvides que lo mejor será empezar con buen pie y sin levantar polémica. Si sabemos cómo llevarlo, estos inconvenientes no tienen por qué suponer una barrera de cara a conseguir que los espacios luzcan tal y como los habíamos planeado. 

De hacer buenas migas con tus compis, te encargas tú, y nosotros, de darte las claves para que lo bueno, además de bonito, te salga barato. ¡Manos a la obra!

1. Establece un presupuesto

Primer meeting colectivo. ¿Cuánto dinero queremos/pensamos gastarnos? Es la pregunta que abre la sesión, y con la que todos debéis poneros de acuerdo antes de seguir adelante con el proceso. Ya que será el presupuesto que tengamos, lo que determinará en gran medida el tipo de productos que podremos adquirir. Ahora bien, como decíamos nada más abrir este post, el dinero es un condicionante relevante, pero no definitivo. De hecho, recurrir a una decoración low cost, precisamente consiste en conseguir sacar lo mejor de nuestros espacios y descubrir nuevos lenguajes decorativos, todo ello como una vía para reducir costes.

En cualquier caso, de este primer paso es importante conseguir respuesta a dos preguntas: cuánto dinero y quién quiere colaborar. Lo ideal es que cada uno aportéis las ideas que podáis para conseguir un apartamento lleno de personalidad.

2. ¿Qué estilo queremos que luzca nuestro piso?

Una vez que hayáis sacado cuentas y llegado a un consenso, es el momento de decidir la estética con la que queremos decorar nuestro piso. Seguramente tengamos que eliminar desde el primer momento cualquier posibilidad de una decoración opulenta, aunque, ¿qué apartamento de estudiantes querría lucir de tal manera? Dicho esto, la actitud más práctica es optar por una decoración neutra que reciba la aprobación de todos los inquilinos: colores neutros, y algún que otro detalle en el salón, como una forma de presentarle al mundo (y al resto de tus compañeros) los gustos personales de quienes allí habitan. Aquí, descubriréis que decorar un piso compartido también puede ser una tarea de lo más divertida.

3. Objetos de segunda mano, ¡a por ellos!

Mobiliario: Dormitorios de estilo  de Mandarina Home
Mandarina Home

Mobiliario

Mandarina Home

Seguramente la mayor parte del presupuesto acabe por irse en la compra de piezas del mobiliario… si no sabéis buscar bien, claro. Desde homify te aconsejamos darte un paseo por las tiendas de segunda mano o de objetos vintage y los mercadillos del barrio, por supuesto. Te sorprenderás con la cantidad de muebles super prácticos y a un precio económico que te puedes encontrar por allí. Antes de volverte loca, redacta una lista con las cosas que hacen faltan en casa, y descarta todo aquello que no sea necesario. 

4. Echa mano de la técnica DIY

O, por qué no, también podéis elaborar vuestros propios muebles. En homify nos encanta apostar por la técnica del Do It Yourself, y no podemos más que animarte a sacar el artista que todos llevamos dentro, y diseñar piezas del mobiliario únicas e inconfundibles. Puedes empezar por elaborar lo que más se necesita en el salón de casa, ya que es el espacio que todos compartís: el sofá o la mesa central, por ejemplo. Para ello, sólo necesitas reunir trozos de madera que puedes encontrar en los mercadillos, un par de clavos, martillos, y una brocha de pintura. Voilá! Ya tenemos listos los muebles del salón. Para que puedas inspirarte, hemos seleccionado el siguiente diseño de la firma argentina Estudio 17.30

Si lo prefieres, también puedes aportar tu granito de arena elaborando otros accesorios más pequeños y sencillos de construir. Échale un vistazo a este libro de ideas para que tomes buena nota de las distintas propuestas.

5. Una cama que se ajuste a nuestro presupuesto

La decoración low cost también se hace presente en los interiores de nuestro dormitorio. Y más que un inconveniente, queremos que esta condición se convierta en la mejor oportunidad para marcar tu impronta personal. Para ello, podemos aprovechar los paseos por las tiendas de segunda mando para fichar un somier de lo más barato, o también recorrernos los pasillos de la tienda más económica por excelencia, cuando se trata de decorar: Ikea, la alternativa perfecta si además eres amante del diseño de interiores escandinavo. Una tercera opción pasa por recurrir nuevamente a la técnica del bricolaje, y, con algo de ingenio, fabricarnos nuestra propia cama. El resultado puede ser un diseño parecido al de la imagen. Todo muy cuco, ¿verdad?

6. Cortinas buenas, bonitas y baratas

Puertas y ventanas de estilo  de LOVELY HOME IDEA
LOVELY HOME IDEA

Yellow Ombre linen curtain by Lovely Home Idea

LOVELY HOME IDEA

A estas alturas, sabrás ya que las cortinas son, junto a las alfombras, el accesorio textil que más impacto tiene sobre el conjunto de la decoración. Y es que tienden a ocupar una zona visual importante, por lo que, siempre que sea posible, te aconsejamos no prescindir de ellas. Si la cuestión es priorizar, las zonas comunes, como el salón, el comedor o la cocina, deben llevar los diseños más bonitos que hayas podido encontrar. 

También puedes pasar la voz en casa, y si alguno de tus compis es todo un manitas con la máquina de coser, podéis comprar una tela del diseño que más os guste y coser vosotros mismos las cortinas de casa. Como puedes ver en la fotografía, no hace falta recurrir a tejidos gruesos ni ostentosos, porque desentonarían con la estética del apartamento y además, tampoco podrías permitírtelo.

7. Los regalos son siempre bienvenidos

Salones de estilo  de homify
homify

Stehlampe Vintage Scheinwerfer Wheel

homify

Con algo de suerte, una vez acabado el proceso de amueblar y decorar, el día que presentemos públicamente nuestro nuevo hogar a familia y amigos, estos se dejaran caer con algún que otro regalo de bienvenida. O sino, siempre podemos rescatar del desván de nuestros abuelos y padres, aquellos objetos que parecían acabar sus días entre la oscuridad y el polvo. Y ya de paso, dejemos que la magia de estos objetos antiguos contagié al resto de la habitación. 

En nuestro apartamento, donde todo es bienvenido, puede acabar formándose un verdadero collage de accesorios llenos de historias, como este juego lámparas vintage. Y nosotros, que somos capaces de encontrar el potencial a esos objetos que ellos no necesitan, les estaremos eternamente agradecidos. 

¡Con poco presupuesto, pero mucho ingenio, es posible conseguir una decoración de lo más acogedora!
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!