¿Qué cabecero elegimos para nuestra cama?

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Hay quien prefiere camas sin cabeceros, pero lo cierto es que siempre es útil tener un lugar donde apoyar las almohadas de nuestra cama. Si la cama está apoyada a la pared, evitaremos que esta se ensucie tanto, y si la tenemos en el centro, impediremos que las almohadas puedan caerse al suelo. 

A medio camino entre lo estético y lo funcional, los cabeceros de la cama pueden imprimir mucho carácter a nuestro dormitorio, y marcar el estilo que tendrá el resto de los muebles. Por eso, decidirse por un tipo de cabecero puede llevar su tiempo. Aquí damos algunos ejemplos que pueden ayudarnos a hacer más llevadera esta decisión.

Rústico y retro

CABECEROS DE CAMA:  de estilo  de Rue Vintage 74
Rue Vintage 74

CABECEROS DE CAMA

Rue Vintage 74

La madera siempre es una gran opción como cabecero de la cama. Las posibilidades son muchas, pero a nosotros nos ha gustado este cabecero blanco y azul de Rue Vintage 74. Está realizado con planchas de madera de pino pintadas de blanco sobre las que se ha llevado a cabo un divertido estampado geométrico. La madera ha sido envejecida, dando un aire rústico, y al mismo tiempo retro. 

Si nos decantamos por un cabecero llamativo como este, debemos tener claro que son los colores del cabecero los que marcarán los del resto de la habitación, dando un aire mediterráneo y fresco al dormitorio. 

Clásico

Recuperar los cabeceros de forja que tienen nuestros abuelos olvidados en los desvanes de las casas del pueblo es una gran opción para dar un toque clásico y elegante al dormitorio. Lejos de lo que podíamos pensar, un cabecero así no hará antigua nuestra habitación si sabemos combinarla con los muebles adecuados, bien sean unas mesillas de metal y cristal de corte industrial, bien con líneas más minimalistas. 

Para aquellos que se hayan quedado sin la joya del dormitorio de la abuela, siempre hay opciones modernas inspiradas en estos antiguos muebles. En este dormitorio diseñado por N.A. Construcción el cabecero de metal contrasta con los marcos que hay sobre él. Distintos estilos combinados de una manera muy moderna que sin romper la línea de la habitación le sirven de contraste. 

Blanco y moderno

De inspiración vegetal y pintados de blanco, este diseño le da una vuelta de tuerca a los tradicionales cabeceros de forja. Todo apunta que estamos en el interior de una casa en medio de la montaña: las paredes con papel que simula un bosque, la chimenena, la piel sobre la cama, el oso que nos mira y hasta las mesillas, a juego con el cabecero, nos recuerdan a las ramas de los árboles. Sin embargo, no hay mucho de rústico en esta habitación: el color blanco y la ausencia de madera cambian totalmente el concepto de casa de montaña que tenemos en la cabeza.

Tela salvaje

Decoración dormitorio: Dormitorios de estilo moderno de Paco Escrivá Muebles
Paco Escrivá Muebles

Decoración dormitorio

Paco Escrivá Muebles

Los cabeceros tapizados son tendencia. Versátiles y elegantes, podemos elegir el estilo y la tela que más nos vaya con nuestro dormitorio. En este caso, nos hemos decantado por este cabecero de Paco Escrivá forrado en tela de print de zebra. Para continuar con el aire salvaje de la tela, se le ha añadido unos cojines negros adornados con plumas oscuras. A su lado, dos mesillas de estilo clásico, pero pintadas en plata, lo que le da un toque elegante y muy actual, mezclan sofisticación con exotismo.

Madera y plumas

Si nos ha gustado eso de dar un aire exótico a nuestro dormitorio, pero somos más de madera que de tela, siempre podemos decantarnos por este diseño. De inspiración tribal, esta cama tiene un cabecero común, de color blanco, al que van adosadas unas lámparas y las plumas, que enlazan con los dos cabeceros individuales de madera.

Mucho más que un cabecero

Proyecto de Vivienda Unifamiliar: Dormitorios de estilo moderno de DUE Architecture & Design
DUE Architecture & Design

Proyecto de Vivienda Unifamiliar

DUE Architecture & Design

Si somos de los que nos gusta que la cama ocupe un espacio principal en la habitación y no esté arrinconada en una esquina, entonces, esta propuesta de Josep Mauri nos llamará la atención. Esta cama se separa algunos metros de la pared, por lo que,si queremos dormir cómodamente sin miedo a que se nos caiga la almohada, un cabecero es casi imprescindible. Pero es que además, como podemos comprobar aquí, el cabecero, de líneas rectas y corte minimalista, es también una mesa en la que trabajar al otro lado cuando el tiempo de dormir se ha terminado. 

También podemos echarle un ojo a otras camas en el artículo Camas para Morfeo.  

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!