6 pequeños cambios que TRANSFORMARÁN tu casa

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

La apatía se apodera de nosotros al entrar en casa. No sabemos qué es. No caemos en qué es exactamente lo que no nos convence de la decoración de nuestro hogar. ¿Nos hemos cansado? ¿Está vieja? ¿Ha pasado de moda? Sea lo que sea, tranquilo. No te agobies pensando que cambiar el look de tu vivienda será algo que te supondrá un enorme desembolso económico. ¡No tiene porqué ser así!Recuerda que muchas veces son los detalles los que marcan la diferencia, cuanto más si hablamos de decoración y mobiliario.

Hay una serie de pequeños cambios en los que quizás no hayas reparado y que pueden mostrar una imagen completamente diferente del espacio sin necesidad de hacer obras o tirar los muebles por la ventana. Son detalles que pueden suponer un cambio radical en tu vivienda sin que tu cartera llore desconsolada. Así que lo único que esperamos con este libro de ideas es que tu casa luzca muchísimo más bonita después de que lo hayas leído. ¡Hay un universo de posibilidades!

1. Cambia la distribución de los muebles

Esto sí que no te costará ni un euro… Prueba a redistribuir la forma en la que colocas tus muebles del salón o de tu dormitorio.  Dedica un día a probar cómo quedaría el sofá en el lado contrario, los sillones enfrentados, la mesa del comedor en otro sentido… Las posibilidades pueden llegar a ser muchas y te sorprenderá lo que puedes llegar a ver. Tanto es así que incluso puedes llegar a caer en la cuenta de que hasta ahora lo estabas haciendo mal y que al distribuir los mismos muebles de otra manera el efecto es otro completamente. Puedes ganar espacio, puedes conseguir otra estética con los mismos elementos… ¡Prueba y verás!

2. Cambia las fundas de los sofás y la alfombra

Salones de estilo moderno de decorazioni
decorazioni

Projekt Harvestehude

decorazioni

Los textiles de nuestra vivienda son importantísimos dentro de la decoración de la misma. Tanto es así que pueden cambiar completamente el look que estamos intentando proyectar. Te ponemos como ejemplo esta imagen para que la imagines sin esas fundas de sofá y sin esa alfombra… algo frío, ¿verdad? Pues a eso es a lo que queremos llegar. Juega con los colores cálidos y vivos para un contexto en blanco, gris, negro. O al revés, introduce una alfombra visón, beige, y unos cojines marrones, blancos, negros… dentro de una estancia con paredes en rojo o melocotón (por ejemplo). ¡En el punto medio está la virtud! Renueva tu alfombra, tus cojines, tus mantas… verás qué gran influencia tienen en el entorno. 

3. Introduce nuevas plantas y flores

Las plantas, las flores, las macetas que las contienen, la forma de colocarlas y distribuirlas en el espacio… Todo influye y todo cambia el entorno. Cualquier lugar de la casa admite plantas: desde el salón al dormitorio, pasando por la cocina o el baño. Una casa sin flores no desprende la misma alegría y vitalidad que otra que si tiene. ¡Y si no fíjate en este precioso recibidor! Obviamente no es necesario que recargues tanto los espacios como este, pero sí que coloques alguna que otra para dar colorido, frescura y movimiento al lugar. Además, si no quieres restar metros cuadrados, apuesta por colgarlas como si de cuadros se tratase. 

4. Reinventa tus cuadros y fotografías

Está muy bien eso de tener a toda la familia enmarcada y colocada por toda la casa… Pero intenta reinventar la forma que tienes de colocar tus cuadros y fotografías. Siempre puedes ir un paso más allá y hacerlo de un modo un poquito más elegante y con algo más de criterio. Una bonita forma de hacerlo es colocar como si de un Tetris se tratase las diferentes fotografías, láminas, pequeños cuadros… Tal y como vemos en la imagen de este espacio diseñado por Clorofilia¿No te parece una idea genial? Busca la forma de redistribuir todos esos elementos que pululan por pasillos y estancias. ¡Puedes lograr una gran diferencia!

5. Pintura nueva en las paredes

Dormitorios de estilo ecléctico de labzona

La pintura puede convertirse en nuestro gran aliado a la hora de cambiar la decoración de una estancia. No hace falta tener grandes habilidades ni un fuerte desembolso para variar el color de una de las paredes principales de nuestra casa, como por ejemplo, una del dormitorio. Basta con un poco de maña y ganas de ponernos cubo en mano a darle un toque de vitalidad y originalidad al espacio. Si queremos algo tan elaborado y bonito como lo de esta propuesta de la imagen, habrá que recurrir probablemente a profesionales.

Otra fantástica opción para las paredes de nuestra casa es la de optar por el papel pintado: un elemento muy sencillo de colocar, con infinitas opciones de estampados y muchísimos tamaños para elegir el que más se adapte a ti. Además el papel pintado suele ser económico y es una perfecta alternativa si tenemos algún defecto en la pared sin arreglar o si queremos algo que se pueda limpiar con facilidad y resista el paso del tiempo. 

6. Apuesta por muebles y decoración DIY

Arte de estilo  de Fraktali
Fraktali

Raumobjekt cap

Fraktali

Por último, no podíamos despedir este libro de ideas sin proponerte la magnífica alternativa del DIY (Do It Yourself). Nos parece una magnífica idea para entretenerte en tu tiempo libre, para crear nuevos muebles con los que cambiar tu casa sin apenas dinero, para dar un soplo de aire fresco y ÚNICO a tu vivienda. Y como ejemplo, un tambor. Sí, el de esta lavadora convertida en mesita auxiliar y que hasta podemos usar de revistero. Atrévete a usar las manos y a reinventarte. ¡Aún no está todo hecho!

¿Se te ocurren más ideas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!