Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

7 FANTÁSTICAS ideas para un jardín frontal

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

Los jardines frontales parecen algo sacado de las películas americanas, ¿verdad? Pero lo cierto es que también en nuestro país son muchos los afortunados que tienen un maravilloso jardín en la parte delantera de su casa. Y… ¡ojo! Porque puede ser más complicado de decorar que uno trasero. ¿Por qué? Es tan sencillo como que en un jardín frontal con vistas desde la calle no solemos poner una mesa de comedor con sillas, o una piscina, o una pérgola, o tumbonas… Además de que no suelen tener tanto espacio. 

La intimidad en este tipo de jardines queda al descubierto al verse desde la calle en muchas ocasiones, por eso son algo más puramente decorativo que funcional. Se convierten automáticamente en el mejor recibimiento que podemos mostrar de nuestra vivienda a simple vista. ¡La primera impresión cuenta y mucho! Por eso debemos elegir cada planta o adorno con mimo y dedicación. En homify sabemos que esto no parece una tarea demasiado sencilla, por lo que te queremos ofrecer estas 7 geniales ideas para tu jardín frontal. ¡No te quedes plantado!

1. Cierta composición y armonía entre las plantas

Jardín de estilo  de monica khanna designs
monica khanna designs

Juanapur Farmhouse

monica khanna designs

Elegir las plantas que formarán parte de nuestro pequeño – gran jardín frontal muchas veces nos hace dar mil vueltas a la cabeza hasta elegir las más apropiadas. Piensa en el contexto que te rodea y elige unas plantas que se adapten a él… que encajen. Puedes jugar con los rincones que hay en la parte frontal de tu vivienda, con las formas. Todo para colocar posteriormente plantas que combinen formando contrastes, como en este caso estas flores que van del rosa al morado y que destacan sobre este lienzo de hojas verdes oscuras. Puedes introducir una paleta de flores que vayan del amarillo al naranja para dar alegría y vitalidad a una fachada blanca o negra. ¡Es precioso!

2. Plantas adaptadas a la casa y al entorno

Obviamente no todas las plantas encajan bien en todas las casas y es por ello que debemos pensar cuáles son las que más pegan con la nuestra. Más sencillo de entender: si tenemos una casa rústico – rural en la montaña, ¿vamos a colocar palmeras a la entrada?

Una vez tenemos claro a qué nos estamos refiriendo, debemos informarnos y elegir aquellas plantas que vayan a sobrevivir y combinar con el entorno en el que nos movemos. Por ejemplo, estos preciosos juntos entre piedras en la impoluta fachada blanca de una casa mexicana diseñada por Juan Carlos Loyo.  Puedes optar por que las plantas recorran la parte baja de la fachada o porque se concentren en la puerta, porque sigan un camino de piedras o por colgarlas en la pared. 

3. Crea un pequeño jardín en tu entrada

Si no dispones de un jardín en sí mismo pero tienes un pequeño porche o entrada, también puedes crear uno de lo más bonito y original. Tienes un universo de posibilidades ante ti, como la simple idea de colocar repisas, estanterías en las que poner todas esas plantas que ansías.

Puedes decantarte por apostarlo todo a un color, como el rosa en este caso, o por jugar con distintas tonalidades. Más ideas: una idílica hamaca de tela, sillas de mimbre con las que crear un rincón de lectura, bonitos maceteros y regaderas decorativas… ¡incluso algún que otro cuadro o decoración handmade! El poder de crear una bienvenida tan bonita y vital como nuestra propuesta en esta imagen es sólo cosa tuya.

4. ¿Espacio pequeño? ¡En vertical!

Hay muchas viviendas en las urbanizaciones de nuestro país que cuentan con una entrada como esta. Si es tu caso, no tienes que renunciar a tener una bonita fachada, a colocar un pequeñito jardín en la puerta de entrada. Una vez somos conscientes del espacio del que disponemos, basta con pensar en vertical. Es tan sencillo como no querer recargar de flores y plantas uno o dos metros cuadrados, si no de colocar una grande y estilizada que le de verticalidad y elegancia. En apenas un pequeñísimo hueco podemos lograr un diseño de escándalo que además será fácil de mantener.

5. ¡Mezcla todas las plantas y flores!

Otra opción por la que podríamos decantarnos, sería por colocar todas las plantas y flores que nos apetezca sin orden ni concierto (aparentemente). Elegir las plantas más acordes al clima, al entorno… y simplemente colocarlas sabiendo que tenemos más probabilidades (con un buen cuidado) de que sobrevivan. Una vez las hemos elegido podemos colocarlas combinándolas con otros elementos: rocas, piedras, pequeños arbustos e incluso algún elemento decorativo (como la vasija de barro tipo fuente que vemos en la imagen). Aunque parezca que se han colocado sin ningún criterio, es necesario tener cierto orden estético, haciendo pruebas visuales antes de plantarlas en tierra firme. 

6. La belleza de la simetría

Jardín de estilo  de 平山庭店
平山庭店

枕木木の庭 – 写真05

平山庭店

Dos espacios. Dos jardines separados por un camino, por la vivienda en sí, por un pequeño lago… Otra idea que planteamos es la de hacer más o menos simétrica esta zona de nuestra casa. Obviamente la naturaleza no lo es y es imposible que esto sea así al 100% (¡ni queremos que lo sea!) pero podemos optar por colocar plantas similares a ambos lados, como en este caso los helechos, los pinos… Algo que hará que parezca que recorres un paseo en un parque, en un bosque. Un paseo de ensueño hasta llegar a la casa. ¡Esto si que es todo un recibimiento!

7. Macetas, jardineras o espacios cerrados

Por último recurrimos a una de las opciones más factibles y socorridas para todos: tener las plantas en macetas. Si tenemos espacio suficiente podemos optar por jardineras tan vistosas y atractivas como esta soterrada en el pavimento y con un contorno de piedras naturales. Contrastan a la perfección las alegres y vivas flores en rojo y amarillo con el cactus del fondo, lo que nos da lugar a pensar en nuestra propia capacidad de diseño, de no ponernos límites y de no acudir a lo obvio sin haber probado antes distintas combinaciones. ¡Todo tiene cabida si sabemos cómo distribuirlo y combinarlo!

¿Qué propuesta es tu favorita?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!