¿Cómo separar cocina y salón? ¡6 geniales ideas!

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

Las casas con cocina americana, las tipo loft con gran parte de los ambientes en un mismo espacio, los pisos pequeños sin demasiados metros cuadrados… En todas esas viviendas la cocina suele formar un tándem, un todo completo con el salón y/o el comedor. Muchas veces eso resulta muy atractivo, funcional, moderno… pero en otras ocasiones ansiamos separar ambos espacios.Muchas veces es imposible separarlos de forma completa, es decir, poniendo paredes y cerrando la cocina apartándola del resto de la casa (en este caso del salón).

Por eso hoy queremos recalcar la importancia de la separación visual de la cocina y el salón en este libro de ideas. Hay un mundo más allá de la construcción de muros completos, de paredes que encierran la cocina haciéndola mucho más pequeña. Hay un universo de alternativas que mantendrán esa sensación de amplitud que proporcionan los espacios abiertos añadiendo una separación visual muy recomendable. Además recuerda que hoy en día con las campanas extractoras que existen puedes olvidarte del problema de los humos. ¡Muy atento!

1. Apuesta por una increíble isla

Las islas pueden ser una alternativa maravillosa a la hora de separar visualmente ambas estancias. Si te decides a que así sea, tendrás muchísimos modelos para elegir, muchísimos materiales, colores, incluso formas. Elegir, como en este caso, una isla alargada como si de un medio muro se tratase, consigue aún más ese efecto de separación visual con respecto del salón-comedor. Además puede ser un espacio perfecto para colocar un par de taburetes para desayunar en ese espacio de barra de manera más informal. ¡Logra exactamente lo que estábamos buscando!

2. Con un bonito muro bajo

Tranquilo, no siempre tendrá que ser de obra. Hoy en día hay otras alternativas más fáciles de colocar y más asequibles, como el yeso. Pero lo que sí que es cierto es que un pequeño muro siempre será una forma de lo más atractiva para separar los espacios. Puedes optar por algo como lo que vemos en la imagen: un muro bajo con decoración de piedras naturales acompañado de otro que se deja caer desde el techo. O por el contrario, prescindir de el muro superior y quedarte únicamente con el inferior para dar más amplitud y no perder ni un ápice de la luminosidad que proviene de la cocina. Además el muro si tiene un ancho suficiente puede usarse como barra de bar al colocar un taburete cerca o como soporte decorativo para plantas, figuras, pequeñas lámparas…

3. A través de una barra o una mesa

Una de las formas más económicas de dividir ambos espacios es con una mesa de unas dimensiones medias – grandes o con una barra de la propia cocina que se alargue hasta integrarse y dividir el salón. Es el caso de esta barra de la cocina que queda justo tras el respaldo del sofá. También tienes muchísimas opciones a la hora de elegir una mesa que continúe con esa atractiva separación visual, siempre y cuando encaje a la perfección con el resto de la decoración tanto de un espacio como de otro. 

4. Con una original librería

Sí, probablemente esta sea una de las opciones que más nos gustan de esta lista. Es la alternativa más original, atractiva y llamativa de todas (y por supuesto funcional). No tiene que ser necesariamente una enorme librería de obra como la que tenemos en la propuesta (¡es espectacular!)… basta con que introduzcas una librería alta, de montaje (las puedes encontrar en muchísimas tiendas de decoración) y colocarla en el espacio que hay entre el salón y la cocina. Puedes tener tus libros y decoración favorita en este espacio entre dos aguas convirtiendo tu casa en un lugar especial y divertido. 

5. Una pared tradicional sin puerta

Salones de estilo moderno de decorazioni
decorazioni

Projekt Harvestehude

decorazioni

Otra magnífica idea es la de construir una pared (o dejarla si ya la tenemos) pero agrandar el marco de la puerta y… ¡prescindir de ella! De esta forma lograrás una división visual como la que vemos en la imagen pero sin perder amplitud y luminosidad. Se convierte en una zona de paso muy cómoda y bonita como esta de Decorazionique ha jugado con el contraste del color oscuro de la pared con los impolutos muebles blancos, dando movimiento al entorno. Además el colorido lo inunda todo a través de toques perfectamente colocados en el salón. 

6. Con estilos decorativos distintos y espacio libre

Cocinas de estilo moderno de ARTE CUCINE/ PEDINI SAN ANGEL
ARTE CUCINE/ PEDINI SAN ANGEL

ARTS & CRAFT BY PEDINI ARTE CUCINE

ARTE CUCINE/ PEDINI SAN ANGEL

Si disponemos de muchos metros cuadrados, otra idea económica y muy válida es dejar espacio vacío entre ambos ambientes. Muchas veces tendemos a recargar cada espacio que queda libre en nuestra casa con algo decorativo, con un mueble, con cualquier cosa que impida que se vea soso. Pero nada que ver. Debemos empezar a pensar en la importancia de dejar espacios libres de todo, como en este caso para separar ambas estancias. Y si, además, elegimos estilos completamente distintos para cocina y salón, esa separación visual se hará aún más evidente. Por ejemplo: una cocina de estilo industrial combinada con un salón de estilo clásico del que la separa un espacio de vacío. Más que suficiente para lograr una separación visual clara (¡y económica!). 

¿Qué idea es la que más te gusta?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!