Salones de estilo escandinavo de Beivide Studio

Las 5 mejores formas de amueblar el salón ¡comprobado!

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Las salas de estar suelen ser de las estancias de mayor tamaño que tenemos en casa. Su función es social, es decir, es el espacio en el que se reúnen los habitantes de la casa o donde recibimos a las visitas. Por ello, requiere de la presencia de determinados muebles para hacer el espacio acogedor y garantizar el cumplimiento de la función que la estancia tiene encomendada. 

En el libro de ideas de hoy vamos vamos a mostrarte las 5 mejores formas realizar la distribución de mobiliario en un salón moderno a partir de la disposición del sofá y atendiendo a las diferentes características que pueden tener estas estancias.

Distribución en L para plantas espacios cuadrados

A la hora de distribuir el mobiliario en una sala de estar, el primer elemento en el que tenemos que pensar es en el sofá. Este mueble es el claro protagonista de la estancia y funciona como elemento principal, sobre el que orbita el resto del mobiliario. 

Aunque no hay reglas fijas a la hora de establecer estas relaciones si que hay algunas cuestiones que debemos tener en cuenta. Así, en espacios como el de la imagen, un mono-espacio para el comedor y la zona de estar de planta cuadrada, una buena solución es optar por una distribución de sofás en L. De esta forma, generamos dos ambientes diferentes pero que dialogan entre sí.

Sillones enfrentados al sofá para salones estrechos

Los salones estrechos o de tamaño más pequeño precisan de menos cantidad de muebles, de manera que el espacio no se sobrecargue de elementos. Las dimensiones de los muebles también es muy importante,  ya que debemos permitir una cierta flexibilidad en la distribución y el movimiento entre los elementos. Así, un sofá de dos o tres plazas puede ser suficiente si lo acompañamos con cómodas sillas o pequeños sillones. Estos elementos secundarios podemos ubicarlos frente al sofá para crear una composición equilibrada, pero permiten ser movidos cuando sea necesario. 

El sofá dividiendo el ambiente

Cada día estamos más familiarizados con los espacios abiertos en los hogares, es decir, esos que prescinden de los tabiques divisores para compartimentar las zonas de estar, la de comedor y a veces incluso, la de cocina. Estos espacios, inspirados en los loft, traen consigo el desafío de crear zonas específicas para cada una de esas funciones que se integran de modo que se cree una armonía entre las distintas áreas. En estos casos, el sofá se puede utilizar como un perfecto elemento divisor de ambientes, como vemos en el ejemplo de la imagen. 

Crear sub-ambientes en salones enormes

Salones de estilo ecléctico de homify
homify

Chic Living Room

homify

Si tenemos la fortuna de contar con una sala de estar enorme, como en la vivienda de estilo clásico con toques actuales que vemos en la imagen, lo mejor es buscar la manera de crear sub-ambientes dentro de ella. Hemos de tener en cuenta que estas diferentes áreas deben combinar entre sí, para que la composición final sea equilibrada. El hilo estilístico de las distintas áreas debe ser único de modo que puedan integrarse fácilmente cuando la situación lo requiera.

Contra la pared

Por último, no renunciamos a mostrarte la disposición más típica, la del sofá colocado contra la pared del fondo del salón. Esta disposición es tan válida para mono-ambientes como para estancias con uso exclusivo de zona de estar. De este modo el sofá se convierte en el foco de las perspectivas logrando, si cabe, más protagonismo. De hecho, cada vez se hace más vida en el salón de la casa, por lo que la comodidad del sofá y el diseño del espacio en su conjunto resulta clave en las viviendas modernas.

¿Cuál de estos esquemas utilizas para la distribución de tu sala de estar?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!