Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

7 pasos para una casa cálida y acogedora

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

La propia vivienda es el lugar en el que mejor deberíamos sentirnos en todas las épocas del año, nuestro refugio más personal. En invierno, que es cuando más tiempo pasamos en el interior de nuestras casas, conseguir que éstos sean sumamente acogedores es más importante aún. 

La casa en invierno puede volverse de lo más inhóspita si en ella no tenemos garantizada una buena temperatura, si no logramos encontrar en su interior ese calor del hogar que resulta tan reconfortante. Los expertos (según la información publicada por el IDAE) consideran que la temperatura adecuada de los hogares en invierno, la conocida como temperatura de confort,  debería rondar entre los 19 y 21 grados durante el día, siendo suficiente con que se sitúe entre 15 y 17ºC durante la noche, momento en que bajamos o quitamos la calefacción y las temperaturas exteriores también son más bajas. Es pues importante, alcanzar estas temperaturas en la vivienda y que se mantengan estables en ese rango. Lograrlo no depende tanto de la propuesta de decoración sino de cuestiones técnicas tales como el sistema de calefacción que tengamos, las propias condiciones climáticas de la zona y la orientación de la vivienda, los sistemas constructivos de la casa y el aislamiento con que ésta cuente, etc. En nuestras manos sí queda la gestión del sistema de calefacción y el cuidado que hacemos de los distintos aparatos que la componen; el uso que hagamos de la calefacción y el mantenimiento que realicemos de la instalación será también determinante para su buen funcionamiento. Pero incluso cuando hablamos de estas cuestiones técnicas relacionadas con la generación de calor para alcanzar al temperatura adecuada,  no podemos olvidarnos de la importancia de la decoración. Podemos intervenir sobre la decoración de nuestro hogar para hacer los interiores de la casa más confortables y agradables de cara al invierno. Te mostramos a continuación algunos recursos para que logres esos interiores acogedores que todos necesitamos durante la estación más fría del año.

1- Introducir colores cálidos

VIVIENDA EN EL BARRIO DEL CARMEN (VALENCIA): Salones de estilo  de Cota Cero Interiorismo
Cota Cero Interiorismo

VIVIENDA EN EL BARRIO DEL CARMEN (VALENCIA)

Cota Cero Interiorismo

Un adecuado planteamiento de la decoración nos puede ayudar a mejorar la eficiencia de la calefacción. También podemos mejorar el confort de nuestra vivienda mediante la incorporación de nuevos complementos de decoración, eligiendo los materiales adecuados para vestir los interiores, escogiendo los colores idóneos y, en general, controlando la ambientación. Todos estos factores tienen también su papel a la hora de preservar la temperatura de la vivienda y nos ayudan a generar unas sensaciones que intervienen en el confort térmico de la casa. 

El uso del color es un recurso muy sencillo pero también muy efectivo. Podemos introducir notas de colores cálidos en la decoración invernal y así generar la sensación de temperaturas más altas, creando ambientes más agradables para el invierno.

2- Luz amarillenta

Unas sensaciones similares a las que logramos mediante el uso adecuado del color pueden ser obtenidas a través del tipo de luz que utilicemos. La luz puede ser más cálida o fría, según sea la temperatura de color de las lámparas utilizadas. La temperatura de color podría definirse como la sensación que percibe el ojo humano ante una luz, es decir, que la propia definición del concepto nos habla de aspectos, en cierto modo, psicológicos, de sensaciones. Así, una luz cálida, en el rango de color de los amarillos y anaranjados, nos dará una impresión más acogedora y confortable, muy adecuada para los interiores de la casa en invierno, sobre todo, en los lugares donde descansamos o disfrutamos de ratos de relax.

5- Materiales naturales: wood decorations/plant

Dormitorios de estilo  de Engel & Völkers Bodrum
Engel & Völkers Bodrum

Engel & Völkers Bodrum

Engel & Völkers Bodrum

Los materiales elegidos para los complementos pueden ayudarnos también a regular la temperatura. La armonía que se logra en la combinación de todos los elementos de decoración puede responder a una apuesta estilística estacional. Conviene realizar pequeñas variaciones en la decoración de nuestra casa según la estación del año en que nos encontremos. 

Un estilo asociado al invierno, nos lleva a pensar en elementos de colores neutros, en texturas confortables y materiales cálidos. Incorporar accesorios bien elegidos, jugar con materiales naturales y plantas que aguanten bien el frío, o reorganizar las estancias de la vivienda para crear ambientes más íntimos capaces de retener mejor el calor generado, nos ayudará a crear unos interiores confortables y con estilo.

4- Apuesta por las velas

Amplio comedor para recibir a más de 10 comensales: Comedores de estilo  de Laura Yerpes Estudio de Interiorismo
Laura Yerpes Estudio de Interiorismo

Amplio comedor para recibir a más de 10 comensales

Laura Yerpes Estudio de Interiorismo

Si no podemos contar con una chimenea o similar en nuestra vivienda, al menos, podemos usar velas para ambientar interiores. Estos elementos, funden en uno sólo luz y calor, siendo accesorios ideales para decorar las casas en invierno.

Si además combinamos en los interiores la luz y el color, se multiplicará la impresión que ambos parámetros tienen sobre nosotros y aumentará el efecto con ello logrado.

6- Calidez de los suelos

LOFT CENTRO DE BARCELONA : Salones de estilo  de Home Deco Decoración
Home Deco Decoración

LOFT CENTRO DE BARCELONA

Home Deco Decoración

No todos los materiales tienen la misma capacidad aislante o generan el mismo confort térmico, por tanto, cambiando los pavimentos de la vivienda o interviniendo en los revestimientos de paredes y techos podemos ayudar también a mejorar la temperatura de la casa.

La madera es, sin duda, uno de los materiales más estable térmicamente, por lo que hace muy confortables los interiores domésticos en invierno. Si optamos por colocar madera en las superficies de la casa, en cualquiera de sus variedades, estaremos aportando un aislamiento extra al interior de la vivienda. Parquet, tarimas, tableros OSB o incluso suelos de bambú, nos pueden aportar este confort extra del que hablamos. Pero también podemos encontrar otros materiales que aprovechan los residuos de la madera reciclada, como el DM, que es un tablero de densidad media o el fibro-cemento, que liga las partículas de madera con cemento, con los que, además, se pueden conseguir acabados espectaculares para los suelos y revestimientos de viviendas. Este tipo de soluciones mejoran el aislamiento de la vivienda y, además, son eco-friendly, creando hogares más sostenibles.

3- Chimeneas modernas

salón: Salones de estilo  de Disak Studio

El fuego nos proporciona calor y también esa iluminación adecuada que resulta ideal para los ambientes invernales. Se ha ido reduciendo la presencia de este elemento en las viviendas urbanas desde la segunda mitad del siglo pasado pero, hoy en día, está volviendo a aparecer en casas contemporáneas gracias a las nuevas estufas de leña, más limpias, o de aparatos que utilizan otros tipos decombustibles. En unos casos buscando su poder calorífico y, en otros, sencillamente a modo decorativo, lo que está claro es que el fuego vuelve con fuerza a los hogares y permite crear interiores cálidos, confortables y que transmiten armonía.

7- Los textiles, comodines perfectos

Los textiles del hogar son otro elemento clave del que debemos echar mano a la hora de crear un ambiente adecuado para disfrutar las estancias en invierno. Los accesorios te tela y otros tejidos tienen un fuerte impacto sobre la sensación de confort. Cambiar la ropa de cama y elegir mullidos edredones o almohadas capaces de retener el calor mientras dormimos resulta imprescindible. Pero no debemos ceñirnos sólo al dormitorio, usar en las zonas de estar cojines, mantas, alfombras, etc. fabricados con tejidos naturales y cálidos como puede ser la lana, servirán de comodín perfecto para crear ambientes ideales para el invierno.

¿Tienes ya tu casa preparada para recibir al invierno en el ambiente más acogedor?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!