Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Cómo se diseña un jardín de estilo mediterráneo?

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

La cultura mediterránea es una de las más influyentes en todo el mundo, y por supuesto nosotros en España somos uno de sus máximos exponentes, y hay muchos de sus aspectos que surgen en nuestras vidas cotidianas de forma natural e inconsciente, o sea, como hechos culturales. También parte de este legado se manifiesta cuando amueblamos o distribuimos los espacios de nuestra vivienda. Sin embargo, en muchas ocasiones no sabemos muy bien porqué les tenemos apego a ciertas fórmulas decorativas o espaciales. Pues bien, aquí vamos a ver como organizamos en muchas ocasiones el conjunto, o partes, o ciertos elementos de nuestros jardines siguiendo ciertos criterios de la riquísima y variada cultura mediterránea.

Columna o pilar

Terrazas de estilo  de TG Studio
TG Studio

Terrace

TG Studio

Cuando se estudia arte o arquitectura, una de las primeras cosas que se aprende es a distinguir entre pilar y columna, en base a su sección angular o circular. Y generalmente se hace con los famosos órdenes de la arquitectura griega. Sí, el dórico, jónico y corintio. Pues bien, en ese lejano origen de casi hace tres milenios hay buscar nuestro apego por las columnas, no solo como elemento sustentante, sino también como elemento decorativo, ya que en muchos jardines aparece de vez en cuando una de estas columnas adornando la zona, a veces incluso no está entera, y falta su basa o su capitel, como si fuera un vestigio de alguna vieja cultura de la civilización mediterránea.

Desde el Mediterráneo Oriental

DUCHA VEGETAL: Jardines de estilo  de PhytoKinetic S.L.
PhytoKinetic S.L.

DUCHA VEGETAL

PhytoKinetic S.L.

Mediterráneo, como tantísimas otras cosas, viene del latín y viene a significar entre tierras. Es decir, este mar desde siempre ha sido un espacio por el que han navegado las culturas del pasado. Aquí han confluido las influencias del sur de Europa, pero también el norte de África o o el oeste de Asia. Es decir, culturas, religiones y tradiciones varias entre las que destaca sin duda la influencia árabe. De ahí el gusto en los jardines de inspiración mediterránea por las fuentes o los cursos de agua, sin duda uno de los elementos para comprender esta cultura y su influencia en occidente.

La piedra en muros y caminos

Jardines de estilo  de Terra
Terra

Jardin de Flores

Terra

La piedra es otro de los elementos emblemáticos de las construcciones mediterráneas históricamente. Aparece en murallas, casas, palacios, etc, Ese gusto por la piedra se sigue manteniendo en la actualidad. Es más,  lo que antaño no era más que el material que más a mano estaba, hoy en día tiene cierto rango de señorío, no solo para construir una fachada, sino también para que aparezca por ciertas zonas de nuestro jardín, tanto en forma de pequeños muretes, como en pavimentos ornamentales o en caminos adoquinados.

Vegetación mediterránea por excelencia

Vivienda en Benicassim. Valencia: Jardines de estilo  de Egue y Seta
Egue y Seta

Vivienda en Benicassim. Valencia

Egue y Seta

Cada clima tiene sus plantas más propicias, al igual que cada suelo permite el desarrollo de unas especies botánicas y no otras. Sin embargo en un espacio tan amplio como las orillas del mar Mediterráneo se van repitiendo una serie de especies que deben aparecer sí o sí en este tipo de jardines. Muchas de estas plantas incluso crecen en otras zonas del planeta adaptándose a otros climas y otros suelos. Hay especies de pequeño porte como las plantas aromáticas como el romero, el tomillo o la lavanda, o flores tan hermosas como el jazmín o los hibiscos. También hay flores más grandes que hasta dan frutos como es el caso del girasol. Y por supuesto hay árboles muy mediterráneos, como las higueras, variados tipos de palmeras o distintos tipos de árboles de cítricos como el limonero o el naranjo. No obstante hay tres plantas que componen la triada carismática del Mediterráneo. Se trata de la vid, el almendro y el olivo. Por cierto, esta última especie dada su longevidad es una de las más apreciadas en los jardines, de ahí que se pueda encontrar en muchos viveros, como en los madrileños de Rucat.

Los típicos azulejos

Patio interior modernista: Terrazas de estilo  de CID DELTA, SA
CID DELTA, SA

Patio interior modernista

CID DELTA, SA

Ya hemos mencionado antes la indeleble influencia árabe en el Mediterráneo. Pues aquí viene un ejemplo de ello que se sigue materializando en muchos de nuestros jardines. En todos aquellos en los que hay azulejos, ya que la propia palabra tiene origen en esta cultura del Próximo Oriente y el norte de África. Se sabe que ya en el Antiguo Egipto hubo artesanos que se dedicaron a trabajar los azulejos. No obstante, el esplendor llegaría durante los siglos de presencia musulmana en España, a lo largo de toda la Edad Media. Prácticamente desde aquí se expandiría por todo el continente europeo y de ahí al mundo. Una tradición que se mantiene viva, que se renueva constantemente con nuevos diseños y la mejora de los materiales, y que sigue apareciendo en los revestimientos de suelo y paredes de las viviendas modernas. Y claro, por supuesto continua apareciendo en las zonas exteriores de las viviendas, en los jardines, ya que una de las ventajas de este material es su resistencia a la intemperie.

Arquitectura encalada

Casas de estilo  de TG Studio
TG Studio

Exterior

TG Studio

El color blanco posiblemente sea el más habitual en la arquitectura popular de los pueblos del Mediterráneo, bien sea en lugares tunecinos, en poblaciones del Libano, en las Islas Griegas o en la costa andaluza. Se vaya donde se vaya a orillas de este mar nos vamos a encontrar su típica arquitectura encalada, donde la cal no solo le da ese tono sino que protege los edificios. En muchas ocasiones va acompañado de tonos añil rodeando puertas o ventanas, pero casi es más común el blanco absoluto en toda una fachada construida con viejos adobes de barro. Además un color que refresca, que refleja la vitalidad de esta luz que ha fascinado a pintores de todas las épocas y orígenes. En definitiva, el blanco de la cal es imprescindible en cualquier construcción o jardín con el que se quiera rendir tributo a las viejas culturas del Mediterráneo, el Mare Nostrum.

¿Se te ocurren otros elementos típicos de la cultura mediterránea aplicable a los jardines?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!