Un hogar moderno para una familia convencional

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Una familia convencional con dos niños, como la mayoría de familias que encontramos en España, adquirió una vivienda en una zona residencial del extrarradio de Madrid, exactamente en la localidad de Pozuelo de Alarcón. Tras años de vivir en el extranjero, querían regresar a España y construir su nuevo hogar. Sin embargo, su nueva vivienda no tenía que ser tradicional, sino todo lo contrario, adaptarse a los tiempos que corren y al estilo de vida contemporáneo, donde la flexibilidad es una necesidad, más que una ventaja. Para hacer realidad este deseo, contactaron con el estudio Sucursal urbana universo sostenible, quién consiguió materializar un hogar sin prejuicios en sus 180 metros cuadrados de superficie. Lo recorremos estancia a estancia en este libro de ideas. 

La zona de día

En contra de la idea preconcebida que muchos tenemos de que una vivienda para una familia con dos niños debería tener, al menos, una estancia independiente para cada uno de ellos, este piso a las afueras de Madrid se diseñó bajo una idea diferente. Lo importante era construir un hogar, no el máximo número de habitaciones que la superficie permitiera. La comodidad era una premisa, no un plus, por lo que su organización difiere mucho de las convencionales. En este apartamento no encontramos pasillos, sino una distribución fluida que hace que las transiciones entre espacio y espacio sean lo más sencillas posibles. Sin embargo, se ha logrado que cada uno de los diferentes usos se hagan un lugar único y diferenciado. Este hecho es más que destacable en la gran zona de día de la casa, donde cocina, salón y comedor se relacionan de manera abierta. En un espacio donde el blanco marca la norma, una plataforma ligeramente elevada de color oscuro señala el lugar de la cocina. Frente a una geometría cartesiana del espacio, los elementos que lo compartimentan toman la curva como forma de expresión, remarcando una vez más la fluidez con la que funciona esta casa. 

La cocina

La cocina de uso cotidiano se abre al gran espacio mediante una isla, que además de superficie de trabajo, se emplea como comedor auxiliar. Su estética es diferente a la del resto de elementos de la estancia. La plataforma oscura y las superficies de la cocina crean un original contraste con la pulcritud del resto de muros pintados de blanco nuclear. Al fondo, un paño de vidrio de suelo a techo permite que esta zona se ilumine naturalmente y también que los habitantes de este hogar salgan a la terraza, donde se ha proyectado un comedor para el buen tiempo. 

El otro comedor

Unas puertas correderas de vidrio que aparecen y desaparecen independizan, solo físicamente, al salón y la cocina con un sofisticado comedor. Pero no es lo más destacable de este espacio. Una nota discordante aparece en esta fotografía: un atrevido armario de color rojo coral. El resto de la estancia vuelve al blanco de antes, aunque con una forma diferente. Y es que la pared del fondo se reviste con un mosaico de piezas irregulares que se curvan en su recorrido por la pared. Tras el armario, se ha construido una cocina auxiliar de servicio, junto a un dormitorio y un cuarto de baño. En las alturas, un falso techo de solución personalizada remarca las formas sinuosas de la vivienda y esconden un sofisticado sistema de iluminación artificial, cuya luz va tomando diferentes tonalidades. 

El dormitorio principal

El dormitorio principal se encuentra tras la gran zona de día, de manera que el gran cuarto de baño que lo completa pueda compartir instalaciones con la cocina. Su gran superficie permite que se trate de una pieza totalmente equipada, con una gran zona de vestidor que soluciona gran parte del almacenamiento de la vivienda. 

El cuarto de baño

Para ganar funcionalidad en el cuarto de baño del dormitorio principal, se optó por separar sus diferentes usos, de manera que lavabo, bañera e inodoro se construyen de manera independiente para poder ser utilizados simultáneamente por la pareja. Se vuelve a combinar la curva y la recta, así como los tonos claros y los oscuros, buscando un paisaje continuo y homogéneo a lo largo de la vivienda. 

El dormitorio infantil

La gran superficie destinada al dormitorio infantil permitió crear dos áreas diferenciadas para los niños. Por una parte la zona de noche, con dos camas gemelas. Tras un tabique corredero que permite abrir y cerrar el espacio, una área de juegos se extiende, con la posibilidad de que en un futuro, y si cambian las necesidades, se pueda convertir esta zona en una habitación independiente. 

¿Otro recorrido por la vivienda de un emigrante que regresa?

La casa de diseño de una pareja española y emigrante

¿Qué te parece el proyecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!