El encanto de vivir en las alturas: un ático de diseño

homify.es homify.es
Google+
Loading admin actions …

Hasta hace poco tiempo los áticos eran espacios no muy demandados, utilizados en muchas ocasiones para encubrir el arranque de las techumbres o para guardar trastos antiguos. Desde hace algunos años, sin embargo, se han convertido en la parte más demandada de los edificios. Los techos abuhardillados, que antes tan incómodos nos parecían, crean ahora espacios románticos y novelescos. Estar en la planta más alta tiene muchas ventajas: hay que soportar el ruido de menos vecinos, las vistas y la iluminación son mejores y podemos aprovechar el potencial decorativo de elementos como la cubierta si decidimos dejarla a la vista. 

Hoy os traemos un ático a las afueras de Madrid. Una vivienda de 200 metros cuadrados que en cinco meses ha mudado pavimentos y revestimientos, carpinterías, fontanería y sanitarios e instalaciones varias. Todo ello gracias a los arquitectos de Diseño y Arquitectura Interior con un precio de 1.000 euros por cada metro cuadrado reformardo. 

Viva las cocinas blancas

Si hay un color que predomina en las cocinas esta temporada, es el blanco. Aunque antiguamente a todos nos daba algo de reparo introducir este color en nuestras cocinas, nos damos cuenta de que no es ni tan sucio ni tan inadecuado para estos espacios como pensábamos. El blanco combinado con el gris metálico de algunos armarios crea una cocina luminosa. La cubierta blanca ayuda a que la luz fluya pero a su vez caldea la estancia. 

Una nota de color para romper el blanco

Nos cambiamos de estancia. En el salón-comedor se repite la escena de la cocina: una cubierta de madera blanca, vigas antiguas sacadas a la luz para crear ambiente y elementos nuevos que consiguen aportar el punto adecuado de modernidad. 

El color llega aquí gracias al estampado de las sillas del comedor y ellas solas consiguen insuflar energía a la homogeneidad. 

Espacios bien aprovechados

La parte sin respaldo del sofá separa el comedor de la zona de estar. Vemos como el reducido espacio ha sido aprovechado al máximo en todos los rincones. Incluso el vidrio de la ventana explota el hueco libre hasta la cubierta. En lo referente al color, el gris se ha dejado a un lado y es el marrón aquí el encargado de romper la uniformidad. 

Un dormitorio de otra época

En el dormitorio el aire romántico pasa de la cubierta al mobiliario. Las tonalidades pastel irradian delicadeza y un toque shabby chic que fue tan comentado la temporada pasada. Entrar al dormitorio es como transportarse a otra época, los detalles pintados en la madera, el aspecto de la lámpara y hasta pequeños detalles como los objetos sobre las mesillas de noche o la colcha de la cama añaden una delicadeza muy especial a este dormitorio.  

Un baño equilibrado

El romanticismo sigue también vigente en el cuarto de baño. Los azulejos por encima de la cenefa crean un efecto muy agradable al colocarlos como si de rombos se tratase y rompen levemente la estética clásica de la estancia. 

La distribución nos demuestra como hasta en los espacios más pequeños es posible incorporar piezas llamativas sin sobrecargar la estancia. La ligereza de la mampara de ducha y la encimera sobre la que descansa el lavabo hacen posible incorporar la preciosa pieza bajo el lavamanos. 

¿Qué te parece la combinación de estilos en este apartamento?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!