Un piso lleno de ¡LUZ y de COLOR!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Los arquitectos del despacho Amory Brown se encontraron con el reto maravilloso de reformar una vivienda de los años 30 en Richmond, al sur de Londres. El espacio contaba ya con una ubicación y una arquitectura muy especiales, pero ha sido la intervención de los arquitectos la que ha hecho resurgir toda la belleza del lugar. La estrategia ha sido jugar con los elementos preexistentes y en entender el pasado del lugar. A partir de ahí, el uso del color y la elección del mobiliario son los métodos usados para atraernos y para generar ambientes alegres y muy acogedores.

¡No os lo podéis perder!

Romanticismo y mucha luz

Para que sirva como introducción, os hemos traído la imagen del salón de la casa. Esta habitación rebosa luz y romanticismo. En general, y como vamos a ir viendo en el resto de las estancias, los colores usados son neutros -grises, blancos, crema- pero se combinan con otros colores más vivos, y sobre todo, con estampados y dibujos geométricos que vamos a encontrar en los cojines, sobre todo, y en el pavimento.

Un comedor muy retro

Si pasamos al comedor, la paleta de colores ha cambiado. Aunque seguimos viendo tonos azules en el cuadro y en la cortina, esta estancia ha optado por el color amarillo. Pero un amarillo casi flúor. Algo que combinado con un mobiliario algo retro y futurista a la vez, genera una atmósfera única.

Sorpresa en la cocina

¡Una bodega! Eso es lo que esconde el subsuelo de la cocina. Se accede a ella a través de una escalera que aparece si abrimos un pequeño hueco en el pavimento. Si lo cerramos, nos olvidamos que está ahí abajo. Ya que la cocina en sí es una estancia atractiva, en la que entran ganas de cocinar. Hay mucho espacio de trabajo y almacenaje y una isla central, que sirve tanto para cocinar como de barra de desayunos.

Color en el baño

Los cuartos de baño casi parecen obras de arte. En ellos se ha prestado mucha atención tanto a los materiales, como al color. También las texturas juegan un papel muy importante, como podemos comprobar en estas dos imágenes.

¡Y más color!

En esta otra fotografía de uno de los baños nos damos cuenta de lo importante que ha sido generar ambientes acogedores y muy alegres, para lo cual el color ha sido la principal herramienta.

Dormitorio infantil

Entremos en los dormitorios. La forma de trabajar ha sido una constante en todas las habitaciones. Es decir, se ha usado un mobiliario sencillo y blanco en general, y este mobiliario se ha combinado con mucho color a través de los revestimientos de las paredes y el pavimento, y sobre todo, de los cojines.

Creatividad sin límites

En otro de los dormitorios infantiles vemos cómo se ha diseñado sin miedo por medio del color, de las texturas y de los motivos. En este caso, es el papel de la pared de líneas geométricas naranjas el que marca la diferencia.

La zona de juego

Para completar la zona infantil, la casa cuenta con una habitación destinada al juego de los más pequeños. Hay espacio para todo: una gran alfombra, televisión y una ventana en voladizo, o bay window, que genera un rincón que puede cerrarse mediante unas pesadas cortinas rojas, como si fuera un escenario de teatro.

Si queréis saber más sobre habitaciones de juego infantiles, no os podéis perder el siguiente enlace.

Dormitorio principal

Terminamos el recorrido con una fotografía del dormitorio principal, en el que los colores vivos se han sustituido por tonos ocre, más cálidos y serios. 

¿Qué pensáis sobre el uso del color en los interiores?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!