Cosas que NO debes tener en tu casa si ya tienes más de 30 años

Pide Presupuesto

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Cosas que NO debes tener en tu casa si ya tienes más de 30 años

Natalia Rojas Natalia Rojas
Salones de estilo moderno de Alice Martins Flávio Butti Moderno
Loading admin actions …

Yo también tuve 20 años -como dice la canción- y una casa desordenada y un tanto anárquica. Todos hemos vivido aquella etapa universitaria, fiestera y de soltería donde las prioridades eran otras y nuestro estilo y tendencias eran distintas, pero -aceptémoslo- ¡esa época ya acabo! A continuación, las cosas que debes dejar de lado si ya soplaste tus 30 velitas…  

1. Muebles demasiado grandes o demasiado pequeños para tu espacio

Es normal que cuando abandonamos la casa de nuestros padres, en medio de la juventud, amoblemos nuestra casa con elementos heredados como sofás, sillas y mesas; y es que, como dice el dicho, a caballo regalado no se le mira el diente. Sin embargo, al llegar a la adultez, es momento de adquirir tus propios muebles y -en este orden de ideas- procurar que estos no sean ni muy chicos ni muy grandes para que así tu espacio no se vea ¡ni atestado ni desolado!

2. Muebles multimedia improvisados

Tu televisor merece un lugar digno; así que, ya sabes, dile adiós a las cajas y a las butcas para colocar sobre ellas tu TV. Después de los 30, tú y tu televisor merecen un mueble multimedia que este a la altura y acorde con la situación y con el momento de tu vida. 

3. Tener cuadros sin marco

de CCBRAND Clásico

Cuando se tiene 30 o más, es momento de alejarse de la época adolescente en la que colgar o pegar con cinta y de forma rústica un arrugado poster ¡era lo más cool que podáis hacer! ¿Tenías afiches musicales y de todo tipo en tu habitación?; pues bien, es momento de que los reemplaces por lindos cuadros o fotografías pero -es sí- ¡debidamente enmarcados!

4. Utilizar el tipo de luz inadecuado

de TAHANEA Moderno

Al llegar a cierta etapa de la vida -una en la que ya queremos formar familia o, como mínimo sentar cabeza- resulta importante que tu casa se convierta en un verdadero hogar mediante elementos cálidos y acogedores. Es por esto que, es clave entender que, pro ejemplo, la luz cálida y la luz fría ¡no son lo mismo! No permitas que tu casa, entera, parezca un gran baño e instala luz cálida en salas y habitaciones. 

5. Tener un mal mantenimiento de tapetes y alfombras

Los tapetes y las alfombras pueden llegar a ser elementos hermosos y grandes aliados decorativos de nuestras casas; si embargo, no hay nada peor con una alfombra sucia y mal tenida. Si realmente no cuentas con el tiempo o la disposición para cuidar de tus tapetes, quizás sea buena idea recurrir a la madera o a otro tipo de revestimientos. Todo treintañero, en adelante, ¡debe ser poseedor de una buena aspiradora!

6. Colchones de baja calidad

Wykeham Court by WN Interiors Dormitorios de estilo moderno de homify Moderno
homify

Wykeham Court by WN Interiors

homify

Este punto es importante pues, si no lo sabías, un mal colchón podría terminar por afectar tu columna, tu postura, tu sueño, tu paz y ¡mucho más! Sabemos que los colchones no son necesariamente baratos, pero también sabemos que son una inversión necesaria y sumamente importante. Recuerda que, al llegar a la adultez las responsabilidades son mayores y que, por ende, tu descanso debe ser mejor y que tu dormitorio debe prestarse para ello. 

7. No dejes que reine el desorden

Llega un punto de la vida en el que debemos decirle adiós a todas esas cajas de pizza amontonadas y a tantas medias sucias rondando toda nuestra casa. Una vez cruzas los 30, es importante que en tu vida reine el orden para que, así mismo, reine la prosperidad. Un lugar desordenado no te permitirá crecer en ningún ámbito, ¡creenos! 

8. Dile adiós a los platos plásticos o desechables

Ya fue suficiente de cubiertos, vasos y platos plásticos; eso mejor dejémoselo a las fiestas infantiles, ¿les parece? Tu familia, tu casa, tú, tu comedor y tu cocina seguro merecen una vajilla que esté a la altura de todos ustedes. La universidad y el colegio quedaron atrás y es momento de adaptarse y enfrentar la realidad: ¡ya eres un adulto!

9. Tu casa debe tener más que una estufa, un inodoro y una cama

Modern Living Room with the Asian Touch Salones de estilo moderno de Rosangela Photography Moderno
Rosangela Photography

Modern Living Room with the Asian Touch

Rosangela Photography

Con los años, comenzamos a decorar nuestro hogar en función a nuestro estilo de vida y a nuestros gustos. Puede que un universitario de 20 años no tenga en su casa de soltero libros ni revistas, pero en realidad ¡este ya no es tu caso! Una biblioteca siempre le vendrá bien a tu hogar y -más que nada- a tu mente y tu intelecto. Regla: luego de los 30, tu casa ya no es solo funcional sino además es interesante y estética. 

10. Tu casa -y su diseño- no puede dejar de lado el hecho de que tendrás invitados

Entre más crecemos, más nos agotamos de parrandear hasta las 6 de la mañana en discotecas y empezamos a disfrutar de los planes caseros y entre amigos. Por eso, asegúrate de que tu espacio y tu hogar se preste para invitar a amigos a tomarse unas ricas copas y disfrutar de buena música; verás lo mucho que disfrutarás de la diversión en casa. 

11. Dile ADIÓS a los cajones y estantes vacíos

Optimizar la funcionalidad y el almacenaje de nuestra casa es, de cierta manera, una extraña forma de madurar. Y es que, ¿para qué tener estantes, repisas y cajones vacíos?; ¿cuáles es el punto? Recuerda la norma básica luego de los 30: ¡lo que no sirve que no estorbe!

12. No más de flores artificiales

Ya tienes la edad para poder regar y mantener tus propias maticas. Dicen pro ahí que, quien no es capaz de cuidar una planta no debería tener hijos, ¿lo sabías? Llena tus itinerarios de aire fresco y de buena energía con planta y flores naturales que además te ayuden a controlar el estrés -un factor digno de la adultez-. 

13. Tener sofás sin personalidad ya no es una opción

Ya sea añadiendo cojines forrados de forma particular, colorida, ecléctica o rica en textura; o poniendo una linda tela sobre tu sofá y eligiendo tonalidades distintivas… ¡de cualquier manera tus sofás y muebles deben tener tanta personalidad y carácter como tú mismo!

Entendemos que ha llegado el momento de encaminar nuestro estilo y diseño y de mantener nuestra casa en perfecto estado y, por eso, queremos ayudarlos -si les parece- con unos pequeños truquillos: Como acabar con el moho de las paredes, techos y baños

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain) Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS Rústico

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!