6 objetos decorativos que encontrarás en casa de tus padres

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Pocas cosas dan más ilusión que tener una casa propia: un espacio que por ahí es pequeño, pero que es de uno, obtenido a costa del esfuerzo y el ahorro.

Y ante los espacios libres, hay un campo fértil para la decoración. Es cuando uno percibe que esos muebles, enseres de cocina, cuadros y sillas que estuvieron toda la vida en la casa paterna, quizás no eran tan anticuados como creíamos.

Entre la necesidad inmediata de contar con muebles y objetos de decoración, y por una tendencia de los últimos años a adoptar artículos con más de dos décadas de vida, no es mala idea negociar con los padres y liberarlos de artículos que quizás no les interesen tanto, y que también les permita una renovación de su mobiliario.

Veamos algunos objetos que podemos encontrar en la casa de los padres, y que quedarían geniales para nuestro nuevo hogar.

1. Sillas y muebles

Si tenemos audacia, podemos plantear una casa donde se combinen diferentes estilos. Y a eso se le suma la necesidad, quizás algo urgente, de poder disponer de sillas y otros muebles para la casa que hemos recibido vacía.

Por ello, dejemos de lado los conceptos preestablecidos en materia de mobiliario, y vamos a animarnos a llevarnos diferentes juegos de sillas, no sólo de nuestros padres, sino que también podemos pedir en préstamo o como regalo a otros parientes, o a amigos que están pensando en mudarse. Y atención a lo que se pueda encontrar en los mercados de pulgas, donde suele haber muebles en excelente estado y por un precio muy accesible. Así, también se puede encontrar un aparador con estética retro, pero que no desentona con el estilo desefandado del salón que también tiene sus elementos modernos.

2. Un viejo aparador

Los aparadores son sumamente prácticos para cualquier hogar: aunque uno tenga pocos enseres, de a poco, comenzará a ser rellenado con vasos, copas, platos, y objetos de decoración. 

Si tienes la buena suerte de encontrar un aparador o encimera como el de la imagen, aprovecha a limpiarlo, y pintarlo en un color claro, que pueda combinar con la decoración de la casa.

Por lo general, estos muebles fabricados a mediados del siglo XX son de excelente factura, resistentes, concebidos para durar varios años. Así que aprovecha su calidad para usarlo en tu casa.

3. Sillones Luis XV o similares

Salones de estilo moderno de Anne`S Shabby Chic
Anne`S Shabby Chic

Chippendale Sessel

Anne`S Shabby Chic

Las sillas y sillones son los objetos que más cuesta desprenderse en una casa. Es que hasta que no haya un juego de reemplazo, nadie los va a donar o guardar en un trastero.

Entonces, podemos dar la oportunidad a nuestros padres a que renueven sus muebles, y nos llevamos para casa este impactante juego de sillones Luis XV, que le pueden dar un fantástico aire retro a nuestra decoración hogareña. 

Lo sugerido en estos casos es revisar el estado del tapizado, y de ser necesario, llevarlo a algún especialista para que le coloque una nueva cobertura, y de paso, que se revisen que la estructura de madera no tenga rastros de termitas u otras alimañas que se alimentan de madera.

4. Mobiliario de jardín antiguo

Seguramente, el destino de esta silla de jardín era terminar apilada en un trastero, o arrojada sin más preocupación en un contenedor.

Si creemos que puede ser un poco incómoda para sentarse en el salón, se trata de cambiar la funcionalidad: que la silla sirva como aparador para macetas.

Lo sugerido sería poder lijarla y quitarle el óxido del asiento y las patas, y volver a pintarla de verde u otro color intenso que haga juego con la decoración. Pero si estamos cortos de tiempo -o ganas-, es suficiente con colocar una maceta grande, y ubicarla en algún rincón.

5. Espejos antiguos

Los espejos son uno de los objetos más prácticos de la decoración: su presencia siempre es agradecida, porque queda bien en cualquier ambiente.

Podemos darle a nuestro salón un estilo ecléctico, combinando una butaca moderna con viejos cofres y algunos objetos de decoración de diverso estilo y añadir en algún lugar discreto un espejo retro. Si el vidrio del espejo no tiene rayaduras, no hace falta más que limpiarlo un poco, y como mucho, volver a pintar el marco que lo rodea. Eso sí, con el toque estético que puede aportar, es una lástima no poder aprovecharlo.

6. Una televisión vieja para reciclar

CAJA TONTA (ESTANTERIA): Estudio de estilo  de GRUPO ARTS and CRAFTS
GRUPO ARTS and CRAFTS

CAJA TONTA (ESTANTERIA)

GRUPO ARTS and CRAFTS

El no va más del reciclaje, toda una metáfora de la cultura de masas: la estructura de una televisión de los años 80 reconvertida en una particular biblioteca.

En esta genial idea del Grupo Arts and Crafts, se ha quitado toda la estructura electrónica del aparato de TV, y se ha rellenado el interior de la carcasa con paneles de madera. También se han quitado los salientes de los bordes, para que no haya ningún pequeño objeto que podría dañar las manos. Y luego, sin más protocolo, se han colocado los libros en el interior. 

Una idea rompedora, para gente que le gusta poner su toque de personalidad en la decoración de la casa.

¿Qué te parecen estas ideas de reciclaje y adaptación de muebles y objetos de decoración? ¿Cuál te llevarías a tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!