6 áticos – ¡cálidos y maravillosos!

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Un ático está mucho más expuesto a la lluvia, al viento, las heladas, etc, que cualquier otra vivienda de un bloque de pisos. Es obvio, está arriba del todo y es el precio que hay que pagar por esas vistas sobre la ciudad y sobre el resto de nuestros vecinos. No obstante, esa mayor exposición no tiene que significar sufrimiento. Un ático se puede aislar por completo de todos esos factores meteorológicos y crear en su interior de manera estable una condiciones ideales de acogida y calidez. Para lograrlo tan solo hay que seguir los consejos que te proporcionamos a continuación.

1. Divertido, pero complejo

Reforma de un ático en el barrio del "Eixample" en Barcelona: Terrazas de estilo  de Room Global
Room Global

Reforma de un ático en el barrio del Eixample en Barcelona

Room Global

No es fácil. El mayor encanto de un ático es  su sentido de cima y de cierto aislamiento dentro del conjunto del edificio, lo cual a veces implica ciertos condicionantes que hacen más difícil su aprovechamiento y la mejor confortabilidad. Sin embargo ese precisamente es el reto. Lograr que una construcción que es el remate de un edificio más amplio, se convierta en una vivienda muy peculiar, única, con una personalidad relacionada con sus propietarios, pero que además sea muy cálido y acogedor. No hay que olvidar que por su propia ubicación en altura, un ático está treméndamente expuesto a los agentes meteorológicos (insolación, vientos, lluvias, etc… ) por lo que todo lo referente a la climatización se convierte en un elemento prioritario a la hora de plantear sus cerramientos, techos e instalaciones.

​2. Hay que ser creativo, pero también práctico

Sala de estar: Salones de estilo moderno de FG ARQUITECTES
FG ARQUITECTES

Sala de estar

FG ARQUITECTES

Diseñar un ático, tanto desde un punto de vista arquitectónico como de su mobiliario, invita a los grandes ventanales, a que el exterior inunde lo interior, para que en todo momento se disfrute de esa situación privilegiada sobre la ciudad. Es el caso de este salón que vemos en un ático barcelonés proyectado por FG Arquitectes. Sin embargo, esa invasión externa se ha de plantear únicamente desde un plano visual y lumínico. Sin duda, la entrada de luz natural gracias a amplios ventanales, a los que llega el sol sin el impedimento de las sombras de edificios cercanos más altos es un verdadero lujo y es un aporte de calidez envidiable. Pero para que esa sensación de calor y confort no se pierda por esas mismas ventanas, hay que plantear muy bien estos cerramientos, tanto en sus partes estructurales como en su vidrios donde es recomendable recurrir los cristales con rotura del puente térmico.

3. ​El invisible poliestireno expandido o corcho blanco

Ático en Valencia: Salones de estilo minimalista de Hernández Arquitectos
Hernández Arquitectos

Ático en Valencia

Hernández Arquitectos

Este corcho habitual en cualquier embalaje, es uno de los mejores y más económicos elementos aislantes que se conocen. Su denominación técnica es EPS, poliestireno expandido,  y su principal cualidad es su versatilidad y lo fácil que es trabajarlo y adaptarlo a cualquier dimensión, de ahí que sus aplicaciones sean innumerables, y también en la construcción. Donde además es muy apreciado por su ligereza y conductividad térmica. Es decir, es un recurso ideal para que se disponga en los tabiques de muchos áticos y sirva de aislante térmico, guardando las condiciones de temperatura entre las habitaciones.

4. ​Las lanas ambientales, básicas para abrigar al ático

Se llaman lanas aislantes o minerales a unos materiales muy flexibles compuestos de fibras inorgánicas. Esas fibras se presentan en forma de finos filamentos de materiales minerales, lo que se convierte en una especie de bufanda que mantiene el aire en estado inmóvil. ¿Qué significa eso? Aislamiento térmico, pero también acústico, e incluso por su carácter mineral también es una buena defensa contra el fuego. En definitiva, las lanas térmicas son un buen material de construcción para el aislamiento de cualquier edificio, y más aún en un ático.

Por otra parte es un material muy ligero que aparece en las cubiertas, las fachadas, los forjados y los suelos, e incluso también se ubica a veces sobre los falsos techos o en los tabiques divisorios. Por lo tanto, sin verse y oculto bajo (o sobre el yeso) cumple una función aislante increíble, especialmente en inviernos, cuando el calor que se genera en un ático podría escaparse al exterior por tantos sitios, y sin embargo las lanas ambientales, sean de vidrio o de roca, impiden esas fugas de temperatura de cualquier salón o dormitorio.

5. Un asunto clave: la impermeabilización

Reforma integral en Enric Granados: Terrazas de estilo  de Global Projects
Global Projects

Reforma integral en Enric Granados

Global Projects

Un poco más arriba hemos hablado del poliestireno expandido, pues ahora vamos a hablar de su primo hermano el poliestireno extruido (XPS), de hecho su ligereza es muy similar, también la facilidad para trabajarlo ya que se compone de los mismos materiales. Sin embargo se diferencian en el proceso que se lleva a cabo para su conformación. En ese proceso se consigue que el extrusionado posea una estructura de burbuja cerrada. ¿Qué significa eso? En realidad es la gran ventaja del XPS, ya que esa estructura hace que sea el único aislante térmico que pueda mojarse sin perder sus propiedades. Por ello, es ideal para colocarse en los suelos, y sobre todo tejados, sean en cubiertas planas, inclinadas o transitables. Da igual, el poliestireno extruido es un material que no puede faltar en un ático si se quiere lograr unas condiciones térmicas idóneas para que sea habitado de un modo confortable.

​6. Materiales para un eco-aislamiento de nuestro ático

Duplex en Barcelona: Terrazas de estilo  de The Pont design
The Pont design

Duplex en Barcelona

The Pont design

Sí. También se pueden usar materiales naturales, sanos en su producción, reciclables y con un ciclo de vida respetuoso con el medio ambiente, y que sin embargo nos proporcionen buenas condiciones aislantes, tanto térmicas como acústicas, a nuestro ático. En el mercado hay elementos basados en el empleo de corcho natural (no el ya citado poliestireno expandido), lino, cáñamo o lana (nada que ver con los procesos de fabricación de la lana de roca o de vidrio, aquí hablamos de lana de oveja). Incluso se están creando paneles aislantes realizados con papel reciclado de periódico. En definitiva, si queremos que nuestro ático sea cálido y acogedor, pero al mismo tiempo podamos estar orgullosos de su carácter ecofriendly, tenemos diferentes opciones para optar por materiales y elementos sostenibles, desde su misma fase de construcción o de reformas, y por supuesto posteriormente a la hora de equiparlo con mobiliario muy ecológico, a veces hecho por nosotros mismos.

¿Te imaginabas que hay tantos materiales aislantes?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!